Arrestan y luego liberan a un sospechoso del caso Zarlet

Luego de cuatro años de búsqueda, la Policía arrestó a un segundo sospechoso de la desaparición de Zarlet Clavijo. El imputado recibió medidas sustitutivas.
lunes, 23 de mayo de 2016 · 00:00
Página Siete  / La Paz 

La tarde del jueves 19 de mayo,  Marcela Martínez  logró atrapar, junto a efectivos de la Policía,  a uno de los sospechosos de la desaparición   de su hija Zarlet Clavijo, de quien se desconoce su paradero  desde junio de 2012. El individuo fue arrestado e imputado por los cargos de extorsión y amenazas y se le aplicaron   medidas sustitutivas, informó Martínez.  
 
La información fue confirmada a Página Siete por el fiscal a cargo del caso, Lucio Celis, que indicó  que "el jueves se aprehendió al individuo y que  dentro del plazo que corresponde este fue imputado. Mayores datos podré dar a partir del  lunes (hoy)”.  
 
Han pasado cuatro años desde la desaparición de Zarlet. Desde entonces  Martínez lleva adelante  una campaña principalmente por  las  redes sociales  en busca de la joven. "Ni bien empecé a difundir su desaparición, comencé a  recibir llamadas  en las que me advertían que deje  de buscar a mi hija”.
 
Las llamadas entraban a su celular  por lo general en la madrugada y desde un número desconocido.  "Cuando sacaba el detalle  en la telefónica esas llamadas   no se registraban. Tuve que hablar con el gerente de  Viva. Comencé a fotografiar y grabar las comunicaciones para mostrarles”, dijo. 
 
Luego de interponer un requerimiento fiscal, desde la telefónica   lograron identificar  los números.  Sin embargo, atrapar al sospechoso se convirtió en una tarea de "nunca acabar”, pues pasaron cuatro años para dar recién con su paradero.
 
Zarlet desapareció el  4 de junio de 2012. La joven  había salido  de la oficina de su madre, ubicada en la avenida 16 de Julio, rumbo a su domicilio. Desde entonces no se volvió a saber de ella. Ese mismo año, pese a la insistencia de Martínez, el caso  fue paralizado, luego de que las autoridades consideraran que la joven habría huido.
 
El caso fue   reabierto en junio de 2015. Sin embargo, el pasado jueves, día en que se dio con el sospechoso, la fiscal asignada al caso, Frida Choque,  notificó a  Martínez con el cierre del proceso, pues no se habrían cumplido los plazos.  Página Siete consultó con la fiscal Choque sobre los motivos del cierre de este proceso y ésta señaló que no hablaría del tema. "Como el caso está a punto de cerrarse, el sospechoso fue imputado únicamente por los delitos de extorsión y amenazas, y no así por trata y tráfico”, dijo Martínez. 
 
El sospechoso cayó por un error
 
Una vez determinados los números desde los cuales Martínez recibía llamadas,  la telefónica  indagó en la identidad de  los titulares de las líneas. "Un IMEI  está registrado a nombre del detenido”, señaló la madre de Zarlet. 
 
Asimismo, se informó que el celular desde donde el sospechoso se comunicaba con   Martínez sólo era utilizado durante las madrugadas. "Lo usaba para llamarme a mí y a otros tres números  más. Durante el día estaba apagado. Sin embargo, hace poco el sujeto usó ese celular para llamar a su hija y lo hizo durante el día, fue de esa forma que se dio con el lugar desde donde salió la llamada”, explicó Martínez. 
 
El individuo, identificado como Lucio L.P., fue  aprendido el jueves por la tarde mediante una acción directa de la Policía. "Estábamos  cerca de su casa, ubicada en Ciudad Satélite, en El Alto. La última llamada que me hizo fue ese mismo día a las dos de la madrugada”, comentó. 
 
La audiencia de medidas cautelares se realizó  el sábado a las 18:00 en el Juzgado Tercero de Instrucción en lo Penal. Sin embargo, la jueza del caso determinó medidas sustitutivas.      
 
Según Martínez, el imputado no quiso declarar. "Tenía tres abogados y  en la audiencia sólo se limitó a decir  que había perdido el celular, pero  eso es falso. No  se lo ha detenido sólo porque uno de los  IMEI está a su nombre, sino porque en la triangulación se pudo confirmar que la llamada a su hija salió desde esa casa”.
 
Un cocalero  fue  imputado en 2012
  • Antecedentes  El 16 de noviembre de 2012  fue capturado el cocalero Juan Cruz Maquera cuando pretendía cobrar  15.000 dólares a la familia de la joven para gestionar su liberación de los tratantes que la tenían cautiva.
  • Proceso  En declaraciones a la prensa, Marcela Martínez recuerda que Cruz -el único aprehendido en este caso- no fue procesado por la desaparición de su hija, sino por uso indebido de bienes del Estado, debido a que cuando recogió el dinero que les exigió usaba un vehículo oficial.
  • Dinero   El individuo obtuvo de la familia  10.000 dólares primero y el 16 de noviembre iba a obtener el resto.  Para Martínez, Cruz Maquera, entonces dirigente cocalero, es el principal sospechoso, ya que él se habría comunicado con Zarlet cuando le exigió el dinero.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

150
102

Comentarios