Fiscalía presume que bebé fue víctima de violación en la cárcel

El resultado de una prueba revela que las manchas encontradas en una chompa y en una frazada son de sangre humana y además hay antígeno prostático.
jueves, 26 de mayo de 2016 · 00:00
Sergio Mendoza y Daniela Romero / La Paz
 
El Ministerio Público sospecha que la bebé que desapareció en la cárcel de San Pedro fue víctima de violación, luego de obtener los resultados de una pericia que se hizo basada en la sangre hallada en una frazada y en la chompa del padre que es recluso.
 
"Se ha logrado determinar que esa sangre es humana y que hay antígeno prostático. Con probabilidad  la niña ha muerto en esa celda y con probabilidad ha sido víctima de abuso sexual”, informó ayer el fiscal departamental de La Paz, Edwin Blanco.
 
El antígeno prostático es una proteína producida por las células de la próstata. PSA son sus siglas en inglés.
 
La pequeña de cuatro meses desapareció el 28 de marzo, vivía con su padre en la sección de Los  Álamos; su entonces pareja también pasaba algunas noches con él. El recluso, Iván Quispe, cumple una condena por violación.
 
La Fiscalía colectó la chompa del preso y una frazada de su celda. Ambas prendas tenían manchas que luego se confirmó que eran de sangre humana.
 
Blanco explicó que la comisión de fiscales, a cargo de  Ximena Morales, espera el resultado de la prueba de genética forense, el cual puede confirmar la hipótesis que se maneja.
 
Si bien el Ministerio Público presume que la bebé fue víctima de violación, también hay la probabilidad de que tanto la sangre como el PSA pertenezcan a otra persona, toda vez que se conoce que esa celda era prestada a parejas.
 
La primera versión que le dio Quispe a su pareja, Claudia, fue que la bebé fue entregada a sus abuelos paternos y enviada a los Yungas. La madre de la pequeña le creyó, días después de que regresó al penal,  y dejó    que pasara un mes para volver a preguntarle dónde estaba su hija.
 
Entonces la segunda versión fue que la había entregado a una pareja en el mismo penal, fue cuando Claudia decidió denunciar el hecho a la Policía y al Ministerio Público.
 
Al respecto, el fiscal Blanco dijo que de alguna manera el recluso "ha tratado de mentir porque se ha demostrado que hay sangre humana”.
 
La investigación que lleva adelante la comisión de fiscales es por los delitos de trata de personas, impedimento al ejercicio de funciones y asociación delictuosa. El principal sospechoso es el padre de la bebé, sin embargo se investiga si otros presos pueden estar implicados.
 
Hasta la fecha no se conoce nada sobre la bebé, está desaparecida desde hace casi dos meses. 
La madre contó el martes que su expareja le llama constantemente para insistirle  que vaya al penal porque allí le dará más datos sobre su hija.
 
Dos fiscales de la comisión llegaron a los Yungas para tomar la declaración de uno de los abuelos de la pequeña, pero aún no se conoce nada de ella. Blanco espera la prueba genética.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1

Comentarios