¿Cómo debería ser el nuevo Defensor? Independiente y con trayectoria en DDHH

Dos exdefensores y una expresidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia coinciden en que el principal rasgo de la futura autoridad debe ser no tener relación alguna con la política partidaria.
domingo, 8 de mayo de 2016 · 00:00
Gabriel Díez Lacunza  / La Paz

"Por el contexto, en principio, debería ser una persona de absoluta credibilidad en el marco de la independencia político partidaria”, sostiene la expresidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, Yolanda Herrera. Hace referencia a  uno de los rasgos que -a  su parecer-  debería tener la o el próximo Defensor del Pueblo.

Con  esta apreciación coinciden  dos exdefensores del pueblo, quienes consideran que la persona seleccionada por la Asamblea Legislativa  debe ser alguien "íntegro”  y no tener  relación alguna con la  política partidaria, entre otras características.

En la actualidad, se lleva adelante en el legislativo  un proceso de selección con el que se busca elegir a la próxima autoridad para ese puesto.  El 13 de mayo se cumple la gestión del actual Defensor, Rolando Villena.
El viernes pasado, de los 38 postulantes  que participaron en la fase de evaluación de méritos, realizada por la Comisión Mixta de Constitución, 24  calificaron para la selección final, la cual se realizará en una  sesión del pleno de la Asamblea, según ABI.

Para Waldo Albarracín,  rector de la Universidad Mayor de San Andrés y quien fue Defensor entre los años 2004 y 2008, es muy importante que se cumpla con la característica de la independencia política. "No es suficiente no ser militante”, afirma.
En esta línea, la exdefensora en suplencia legal (2008-2010), Rielma Mencias, considera que este factor  es "clave para el puesto”. Explica que el alejamiento  de cualquier fuente de poder generará confianza en la ciudadanía al momento de acudir a esta institución.

La Defensoría del Pueblo se creó  en 1998 con el fin de velar por aquellas personas que consideren que sus derechos  son vulnerados por el Estado; además, se encarga de realizar investigaciones y de dar orientación en casos de defensa de derechos humanos, según datos del sitio web de esa institución.

En los 18 años de vigencia, cinco personas se hicieron cargo de la institución; tres como titulares. La periodista Ana María Romero de Campero fue la primera en ocupar el puesto  (1998 y 2003). Luego asumió el cargo Carmen Beatriz Ruiz (por suplencia legal, entre 2003-2004). El segundo defensor titular fue Albarracín y lo sucedió Mencias. Rolando Villena es el tercer defensor del Pueblo titular.


Las tres personas consultadas  manifiestan que la integridad personal y profesional son otros rasgos   importantes que debe tener la persona que finalmente sea elegida. Para Mencias, el nuevo Defensor debe demostrar  coherencia  entre lo   que dice, piensa y hace.

"Que tenga un perfil profesional mínimo, por lo menos en áreas sociales. Se requiere profesionalismo”, afirma Herrera. "No debe tener cualquier profesión. Hay profesiones vinculadas a la naturaleza del cargo: derecho, ciencias políticas, trabajo social o sociología”, comenta  Albarracín.

Entre los requisitos establecidos por la Asamblea Legislativa, a través del documento de Convocatoria, está el de "contar con probada integridad personal y ética”. El cumplimiento de este requisito es, a criterio de los entrevistados, otra de las características fundamentales que deberá tener el  elegido.

"Mensajero de la paz”

Para Albarracín y Herrera, la o el próximo Defensor del  Pueblo deberá contar con una  trayectoria "importante” en la defensa de los Derechos Humanos,  ya que el puesto así lo requiere.
Mencias considera que este factor  será "importante” y "útil”  al momento de cumplir con su labor en defensa de las personas que acudan a la Defensoría. "Tiene que ser un mensajero de la paz” resume Herrera.

 

Los  requisitos establecidos que deben cumplir  los postulantes

Entre los requisitos que se establecieron para las y los postulantes al cargo de Defensor del Pueblo, los primeros están relacionados en contar con nacionalidad boliviana, haber cumplido 30 años al momento de la designación y tener trayectoria en la defensa de los Derechos Humanos; además, el haber cumplido con los deberes militares en el caso de los varones.
El punto 8 de la convocatoria establece: "No tener parentesco hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad con el Presidente y el Vicepresidente del Estado Plurinacional, Senadoras y Senadores y Diputadas y Diputados de la ALP”.
Otro de los requisitos vinculados al tema político partidario está referido al "no haber sido dirigente de organizaciones políticas, candidata o candidato a cargos en los últimos cinco años”.
En el punto 11 del documento de requisitos se establece que debe ser una persona con probada integridad personal y ética. Se especifica también que la o el postulante debe hablar al menos dos idiomas oficiales.
A ello se suma que no tengan pliego de cargo ejecutoriado ni sentencia condenatoria ejecutoriada.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Comentarios