El Vice promete 144 viviendas en los 190 años de la Policía

El Gobierno garantizó 21,8 millones de bolivianos para departamentos en Pando y Beni. Además de 105 millones de dólares para un sistema tecnológico.
sábado, 25 de junio de 2016 · 00:00
Sergio Mendoza  / La Paz

 Pasaron 190 años desde que el segundo presidente de Bolivia,  Antonio José de Sucre, creara a través de una ley una institución encargada de la defensa de la sociedad y la conservación del orden público. Ayer, 24 de junio, la Policía celebró un nuevo aniversario con la ilusión de dar grandes saltos en tecnología, pero también en el bienestar de sus efectivos. 

Es así que durante su discurso en la Anapol, el  vicepresidente Álvaro García Linera confirmó la entrega de recursos para la construcción de departamentos institucionales: 46 en Beni y 96 en Pando, los cuales serán  ocupados por policías y sus familias que sean destinados a estas regiones del país.

"Evo me mandó un cheque que es parte de los compromisos que hizo días atrás con el Comando de la Policía para mejorar la vida de nuestros oficiales en sus distintos destinos. A veces viajan de occidente a oriente, dejando a su familia, teniendo que tomar alquileres para poder vivir allí”, explicó García. 

 Con esto se espera mejorar las condiciones en las que se encuentran decenas de uniformados que son enviados a lugares donde no tienen dónde quedarse, situación que generó en muchas ocasiones malestar, principalmente en los bajos rangos. 

El comandante general de la Policía, Édgar Téllez, explicó que los montos comprometidos por el Gobierno ascienden a 5.639.111 bolivianos en Beni y 16.233.823 bolivianos para las obras en Pando.

 Además, a través del Consejo de Vivienda Policial (Covipol)  se prevé construir aún más viviendas  en Pando y Beni con recursos de la propia Policía.  Según Téllez, en los próximos cinco años se espera construir 1.480 viviendas en todo el país. "Se está transparentando la administración de la Covipol en beneficio de todas y todos nuestros camaradas”.

 El general añadió que, además, hay otros avances en busca del bienestar de la Policía, como la construcción de un hospital de segundo nivel en Sopocachi (29 millones de bolivianos) y la refacción de policonsultorios. 
También se espera la licitación para el nuevo Comando General, para el que se dispone aproximadamente 49 millones de bolivianos, dijo Téllez.

 A su turno, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, detalló la mejora en los salarios, el incremento en la cantidad de efectivos policiales (en 2006 había un policía por cada 368 habitantes, en 2015 uno por cada 297) y la mejora en equipamientos como carros y motocicletas.

Ayer, por ejemplo, la Policía recibió cinco retenes móviles, vehículos de alto tonelaje y gran tamaño que pueden albergar a un grupo de uniformados y desplazarse a distintos lugares.  También 23 motocicletas Kawasaki.

La inversión más grande
 
Romero espera que a mediados del próximo año se concrete uno de los avances más importantes en la historia de la Policía Boliviana: el BOL-110, un sistema de vigilancia y monitoreo integrado que reunirá la información de cámaras, dispositivos GPS  y otros artefactos en una sola base, como un enorme cerebro.

"Comprende cámaras en calles y vehículos del transporte público, rastreo satelital, comunicaciones, tecnología en cárceles. Un sistema que permitirá tener un comando nacional de monitoreo integrado con comandos departamentales”, explicó el ministro. 

Para esto se invertirá 105 millones de dólares que provienen de créditos chinos. "Es la inversión más importante que se hizo en la historia para la Policía”, acotó Romero.

Para García la visión debe estar en que la Policía Boliviana se transforme en la mejor del continente. Aunque advirtió que poco servirán las mejoras tecnológicas, de equipamiento e infraestructura si es que este avance no es acompañado por tres pilares: disciplina, la profesionalización y especialización en las diferentes tareas policiales, y, por último, la transparencia.
 
Urge actualizar la ley orgánica

El Comando General de la Policía trabaja en la modificación de  su ley orgánica. La actual fue aprobada el 8 de abril de 1985, durante el Gobierno de Hernán Siles Zuazo, y ya no se acomoda a la coyuntura del país.

   "Tenemos una ley un tanto desactualizada, que no está conforme a la macroestructura orgánica de la Policía. Además, consideramos que fue concebida por gobiernos neoliberales, entonces necesitamos un nuevo documento que nos regule”, explicó ayer el comandante general de la institución del orden, Édgar Téllez. 

 Se avanza en la elaboración de un proyecto de ley considerando experiencias de otros países. Una vez listo, será remitido a través del conducto regular a la Asamblea Legislativa.

 Téllez espera que la visión de los policías sea respetada en esta nueva norma. También consideró que el proyecto es parte de una reforma que incluye no sólo nueva legislación, sino también equipos, tecnología y trabajo.
 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
3

Comentarios

Otras Noticias