Hipótesis y vacíos del caso Varinia (Parte I)

A seis meses de la desaparición, y posterior fallecimiento, de Varinia Buitrago Hurtado, Página Siete reúne en dos entregas los hechos relevantes del caso a partir de entrevistas y lo que la prensa refleja. La familia de la víctima sostiene que se trató de un feminicidio. En cambio la defensa de K.C.H. asegura que ella no cometió el crimen. Ambas posiciones se dan en el marco de una etapa preparatoria caracterizada por irregularidades.
jueves, 21 de julio de 2016 · 00:00
Alejandra Pau / La Paz

 Mañana se cumplen seis meses del hallazgo del cuerpo de  Varinia Buitrago Hurtado (de 21 años) en el río Choqueyapu. Su expareja K.C.H. (de 21 años) guarda reclusión en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes imputada por feminicidio. Los padres de la víctima sostienen que ella fue la autora; no obstante, la defensa asegura que su representada no cometió el crimen. 

Página Siete repasa hoy los momentos relevantes  hasta la fecha y mañana publicará el desarrollo de las entrevistas.  

  Una vez  finalizada la etapa preparatoria, que se cumple a los seis meses,  le corresponde al Ministerio Público tipificar el delito. Sin embargo, en la audiencia de cesación de detención preventiva, realizada el 19 de julio, se informó que se ampliará la investigación a la prima de K.C.H., lo que implicaría  otros seis meses de investigación, según informó la defensa de la imputada.     

De iniciarse un juicio, las  partes deberán  fundamentar sus hipótesis a base de las pruebas obtenidas. Sin embargo,  los vacíos y la falta de celeridad en la etapa preparatoria, según han manifestado los actores del proceso,  han ocasionado que las partes no sean notificadas con los resultados de diferentes investigaciones, pericias, informes, etc. 

De momento, las partes han establecido sus posiciones. El artículo 252 bis del Código Penal establece una pena de 30 años de cárcel sin derecho a indulto a quien mate a una mujer en ciertas circunstancias.    
 
Buitrago y K.C.H. tuvieron una relación amorosa de alrededor de dos años y concluyó entre uno a dos meses antes de la desaparición de la estudiante de psicología. 

Familiares y amigos de ambas coinciden en que se trataba de una relación conflictiva que llegó hasta la violencia física; sin embargo, sus posiciones están enfrentadas al momento de señalar cuál de ellas era posesiva y dominante.  

K.C.H., según la familia Buitrago Hurtado, fue la última persona en ver con vida a la víctima en un mirador de la avenida Kantutani el 20 de enero, aunque también se afirmó -mientras la joven estuvo desaparecida- que la última vez que la  vieron fue cerca a la Curva de Holguín. La ubicación fue el inicio de una etapa preparatoria llena de  contradicciones. 

 

Familia Buitrago: Se trata de un feminicidio 

Los padres de Varinia Buitrago sostienen la hipótesis de que ella fue víctima de  un feminicidio, crimen que atribuyen  a la imputada K.C.H. "Si ella no lo llevó a cabo, creo que puede ser la autora intelectual. Si es inocente, ¿por qué se acoge al silencio?”, cuestiona la madre de la fallecida, Éricka Hurtado. 

 Para probar su pretensión, la parte acusadora cuenta con un  audio de WhatsApp  que Buitrago    envió a un amigo, además de    declaraciones de otros amigos de la víctima que señalaron que K.C.H. era "celópata, posesiva y violenta con Varinia”, sostiene Hurtado. 

Añade que, a inicios de enero, su hija le contó que se encontró con K.C.H. y que discutieron a tal punto que se agredieron físicamente. Después del fallecimiento,   según comenta,    halló una carta  de Buitrago  dirigida a la imputada en la que   describe varias agresiones de las que fue víctima. 

   Otra evidencia, para la familia Buitrago, es que  K.C.H. fue la última persona que vio a Varinia con vida por el intercambio de llamadas  y mensajes entre ambas el día de su desaparición. Registro que consta en un informe, según Hurtado.    

 La familia espera corroborar -al ser notificada con el resultado de la necropsia-  que Buitrago tenía un golpe de puño en el rostro que habría sido provocado por la mano izquierda de  una mujer. La información fue proporcionada a sus padres por  el perito de parte.     

La prueba de que la prima de K.C.H.  está involucrada, según la madre de la víctima,  es que  ella intercambió  mensajes de WhatsApp con otras dos personas en las que comenta que Buitrago  había sido "ahorcada”, y que tenía signos de violencia en el cuello, el sábado en la noche. La familia de la fallecida se pregunta cómo tenía esos datos  si  esa información todavía no se había hecho pública.

El hecho de que hayan muestras biológicas masculinas en el cuerpo de Buitrago, según su madre,  serían el indicio de que K.C.H. recibió ayuda de un hombre o que la sospechosa se enteró de que la víctima empezó a salir con un chico. Esa podría ser la  razón para que  cometiera el crimen. "Sus declaraciones son contradictorias. Qué casualidad que la viera antes de su desaparición, en un lugar cercano a   donde se encontró su cuerpo”, argumenta Hurtado.
 
Es feminicidio

Parte acusadora Los padres de Varinia, Éricka Hurtado y Jaime Buitrago,   consideran que se trató de un feminicidio cometido por la principal sospechosa  K.C.H., ya sea porque ejecutó el delito o fue la autora intelectual. De las nueve circunstancias en las que corresponde aplicar este delito, hay al menos dos: estuvieron ligadas por una relación de afectividad e intimidad y la fallecida fue  víctima de violencia física. "Encontré una carta de despedida de mi hija para K.C.H., en la que cuenta cómo  ella había agredido físicamente a mi hija, información que compañeros y amigos  de mi hija ratifican”, explica Hurtado.
 
Código Penal

 

El artículo 252 bis (feminicidio) estipula que se sancionará con la pena de presidio de treinta años sin derecho a indulto a quien mate a una mujer por odio, desprecio o subestimación a su condición de mujer.


1.- El autor sea, o haya sido cónyuge o conviviente de la víctima, esté o haya estado ligado a ésta por una análoga relación de afectividad o intimidad, aun sin convivencia.

2.- Por haberse negado la víctima a establecer con el autor una relación de pareja, enamoramiento, afectividad, o intimidad.

3.- Por estar la víctima en situación de embarazo.

4.- La víctima que se encuentre en una situación o relación de subordinación o dependencia respecto del autor, o tenga con éste una relación de amistad, laboral o de compañerismo.

5.- La víctima se encuentre en una situación de vulnerabilidad.

6.- Cuando con anterioridad al hecho de la muerte, la mujer haya sido víctima de violencia física, psicológica, sexual o económica cometida por el mismo agresor.

7.- Cuando el hecho haya sido precedido por un delito contra la libertad individual o la libertad sexual.

8.- Cuando la muerte sea conexa al delito de trata y tráfico de personas.

9.- Cuando la muerte sea resultado de ritos, desafíos grupales o prácticas culturales.
 
 No es feminicidio

Defensa La defensa de K.C.H. sostiene que ella no cometió feminicidio. La abogada Yandira Urquidi afirma que se puede tratar de un feminicidio, un homicidio, asesinato u otro tipo de crimen que resultó en el deceso de Varinia Buitrago, pero que no fue cometido por la que se considera, hasta el momento, como principal sospechosa. "No existe ninguna prueba fehaciente de que K.C.H. cometió feminicidio (...). Con el hallazgo del semen, ya no se trata de un crimen cometido de una mujer a otra mujer, sino de un hombre a una mujer. La relación sexual fue consentida y la última persona que la vio con vida fue un hombre”.

La defensa:  Los indicios biológicos  apuntan a un hombre 

La defensa de K.C.H. sostiene que ella no cometió feminicidio y que no fue la última persona en ver con vida a Varinia Buitrago. De momento, para demostrar su hipótesis, cuentan con el acta de colección de indicios biológicos del Instituto de Investigaciones Forenses, a base de las muestras tomadas en la autopsia de ley, que determina en el análisis seminológico que hay espermatozoides y Antígeno Prostático Específico (PSA) en el cuerpo de la fallecida. 

Durante la necropsia, según el perito de parte, se desestimó la posibilidad de una violación. 
Hasta el momento  no se ha notificado a la defensa con los resultados del procedimiento, realizado el 14 de marzo.  

La defensa solicitó que se obtenga un perfil de ADN de las muestras biológicas halladas para compararlas con los varones que han formado parte de la investigación. "Para todos los memoriales que presentamos se obtuvo respuesta, pero  no se han  impreso los requerimientos para  realizar las pruebas. Hasta el día de hoy no hay nada”, asevera la abogada Yandira Urquidi. 

La segunda prueba es el certificado forense en el cual K.C.H. "no presenta lesiones -rasguños, moretones- de ningún tipo”, añade. Para los abogados, si ella hubiera agredido a Buitrago, la víctima, al defenderse, habría causado alguna lesión.   

La defensa apela además a las contradicciones de Jaime Buitrago, padre de la víctima, que figuran en sus declaraciones sobre datos específicos  referidos al momento de  la desaparición hasta el hallazgo del cuerpo. 

A eso se añade la petición formulada por la parte acusadora, para  que se compruebe si K.C.H. estuvo internada en el psiquiátrico de la zona de  Miraflores, lo que, según explica Urquidi, no pudo comprobarse porque es falso.    
Los abogados aseguran que consiguieron estos datos al consultar el cuaderno de investigaciones, no porque hayan sido notificados. 

Según Urquidi,  la información obtenida de la pericia realizada a los celulares de K.C.H. y sus dos primas no tiene relevancia para el caso en cuestión. 

 

7
3

Comentarios

Otras Noticias