Hallan contradicciones entre el hijo de Aid y la novia de Luque

Ambos jóvenes ya prestaron su testimonio. Ella dijo que su pareja fue atacada por Khalil; él contó que Ghilmar agredió a su padre.
viernes, 22 de julio de 2016 · 00:00
Página Siete  / La Paz

 El Ministerio Público encontró contradicciones entre las declaraciones de los únicos sobrevivientes de una riña ocurrida el 7 de julio en la plaza Abaroa. Khalil Aid, de 18 años, y María René, de 29, difieren al momento de señalar quién inició la pelea que causó la muerte de dos personas.

 "Coinciden en que hubo un maltrato del enamorado; pero no coincide  lo que declaró la señorita con lo que declaró el joven en relación a cómo se inició el incidente. Khalil dijo que el agresor fue  Ghilmar (Luque), que él comenzó las agresiones contra su padre (Kemel Aid)  y la señorita indica que fue el joven quien empezó a agredir a su pareja”, informó ayer el fiscal Franz Contreras.  

El 7 de julio, a eso de las 20:30, Kemel y su hijo salieron de su departamento para ayudar a María René, quien discutía con su pareja, Luque, de 23 años. Lo que queda claro -dijo Contreras- es que hubo contacto físico entre los tres varones y que todos cayeron al sector de los baños, quedando gravemente heridos. Posteriormente fallecieron Kemel y Ghilmar en distintos hospitales. 

 La joven fue valorada por un forense al día siguiente y no se hallaron signos de lesiones físicas en su cuerpo. Khalil contó -según el fiscal- que sólo vio cómo su enamorado "la jaloneaba”. 

 Ante las contradicciones se convocará de nuevo a María René para que amplíe su declaración. Se pedirá también que los policías que trasladaron a los heridos amplíen su informe.

 También se revisa si alguna cámara de vigilancia grabó lo ocurrido. Una vez que se cuente con estos elementos, más las declaraciones de todos los testigos que puedan hallarse, se procederá a realizar una reconstrucción de los hechos. 

Comprueban que Ghilmar murió

Al menos dos informes oficiales certifican que Ghilmar Luque  murió. Después de su entierro, se desataron rumores de que sus allegados querían protegerlo y por eso simularon  su deceso.

  Sin embargo, la Fiscalía recibió un reporte de la Clínica Fides de El Alto en el que se señala que Luque fue atendido en este centro médico desde el 11 de julio hasta el 13, cuando murió al amanecer. 

Los días anteriores había sido internado en el Hospital de Clínicas, donde el personal informó que se encontraba con un traumatismo encéfalo craneano severo y en estado de coma.

Además, ya salieron los resultados de la prueba dactiloscópica realizada por el Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Universidad Policial . 

Se extrajo huellas dactilares del cadáver sepultado en el Cementerio General y se comparó con  los registros que tiene el Servicio General de Identificación Personal de Luque. La coincidencia es plena.

La Fiscalía analizará si en el transcurso del proceso es necesario realizar una necropsia del cuerpo de Luque. Mientras tanto la investigación continúa por homicidio en riña.
2
18

Comentarios

Otras Noticias