Caen dos kallawayas por muerte de la empresaria Nelly Negrete

La investigación de la Policía apunta a que el crimen se cometió para evadir una deuda de 200 mil bolivianos que Negrete debía cobrar por la venta de madera.
miércoles, 27 de julio de 2016 · 00:00
Sergio Mendoza  / La Paz

Dos kallawayas y un menor de edad fueron aprehendidos el lunes por complicidad en el crimen de la empresaria Nelly Negrete, ocurrido el 20 de julio. La investigación de la Policía apunta a que ellos facilitaron las condiciones para que una pareja cometa el crimen y así evada una deuda de 200 mil bolivianos.

"Se aprehendió a tres personas más que participaron en el estrangulamiento de la persona. Se los agarró en Pucarani. Ellos son kallawayas. En el lugar, en este momento estamos en pleno proceso de investigación y determinaremos cómo ocurrieron las cosas”, informó ayer el director nacional de la FELCC, Juan Jaldín.

 Negrete, de 58 años, se dedicaba a la venta de madera a diferentes barracas. El 20 de julio salió de su domicilio en la ciudad de La Paz y fue a El Alto para cobrar una deuda de aproximadamente 200 mil bolivianos a una pareja: Genaro Q. H., de 30 años, y Yola C. Q., de 21, administradores de una barraca. 

A eso de las 11:00 se contactó por última vez con su única hija, a quien le dijo que pronto volvería, que estaba con la pareja en una población del altiplano. Pero no regresó y la familia denunció su desaparición a la Policía. 

 Al parecer Genaro Q. y Yola C. lo tenían todo planeado. Después de encontrarse con Negrete en El Alto la llevaron a un domicilio en la comunidad Chipamaya (Pucarani). Allí vivían los kallawayas (curanderos que usan plantas medicinales) Pablo G.U., de 68 años; su esposa Catalina A. P, de 53, y el hijo de ella, de 17 años.

El abogado de la familia de la víctima, Juan Carlos Camacho, dijo que ellos eran conocidos de la pareja, que les compraban madera y que facilitaron el crimen.

 En esa casa la empresaria fue estrangulada con una cuerda para colgar ropa. El cuerpo ya sin vida fue trasladado a la localidad de Pillapi, a 15 minutos de Tiwanaku. Lo metieron en un saquillo de yute y lo arrojaron a un pozo de agua.

 Para el fin de semana pasado la Policía ya había aprehendido a Genaro Q. y Yola C. Se los imputó por el presunto secuestro de Negrete y se halló contradicciones en sus declaraciones. El sábado ella fue enviada con detención preventiva a la cárcel de mujeres de Obrajes y él al penal de San Pedro.

La Policía dio con los otros implicados debido a que el menor de edad activó el celular de la fallecida. El código IMEI del aparato fue detectado en la red y los investigadores rápidamente se trasladaron a  Chipamaya. 

Allí lo interrogaron y él confesó que había escuchado a su madre y a su padrastro planificar el hecho con la primera pareja. Se interrogó a los kallawayas y éstos condujeron a la Policía al lugar donde estaba el cadáver.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, descartó que se trate de sicarios. "No matan a una persona con una cuerda; presumiblemente se trate de un clan familiar”, sostuvo.

El abogado Camacho explicó que ahora el caso es por asesinato, que tiene una pena de 30 años de cárcel sin derecho a indulto, y que el crimen se cometió para evadir la deuda de 200 mil bolivianos.

 En la autopsia realizada ayer, se evidenció que la causa de la muerte fue la asfixia por estrangulamiento.

La fallecida era además tía del senador de Unidad Demócrata, Yerko Núñez, quien expresó su dolor por lo ocurrido y pidió que se haga justicia.
 
No es la primera vez
  • Violencia  En octubre de 2014 un hombre y una mujer, yerno y suegra, fueron asesinados dentro de su vehículo en la ciudad de El Alto. En el mismo coche se halló con vida a la hija del primero, una bebé de un año. Ambos debían cobrar una deuda de 30.000 dólares a los  supuestos autores del crimen. 
  • Datos  Negrete tenía 58 años, nació en Rurrenabaque, Beni. Se dedicaba al negocio de la madera desde hace 15 años. Traía la materia prima desde el oriente boliviano para distribuirla en diferentes barracas de la ciudad alteña, a clientes que solían contraer deudas  con ella.

40
7

Comentarios