Matan a otra mujer; feminicidios suben a 12 en Cochabamba

Marlene Guarayo fue estrangulada junto a su hija de un año y seis meses.
sábado, 13 de agosto de 2016 · 00:00
Opinión / Cochabamba

 AMarlene Guarayo Rojas no le alcanzaba lo que ganaba como costurera para mantener a su hija de 18 meses. Por ello le insistió al padre de la niña  que le dé asistencia familiar, sin saber que esa exigencia les costaría sus vidas. 

Marlene, de 22 años, se convirtió en la víctima número 12 del índice de feminicidios ocurridos en Cochabamba este año.  Su niña, Alicia Rodríguez Guarayo, es la cuarta víctima del delito de infanticidio en la Llajta.

El doble crimen ocurrió el 10 de agosto en el municipio de Vacas, en el Valle Alto, pero la trágica historia de la familia comenzó  hace más de dos años cuando Marlene conoció a Guido y se enamoró de él. 

La pareja convivió  un tiempo y Marlene quedó embarazada. Las peleas entre ambos subieron de tono y los estallidos de violencia de Guido atemorizaron a la joven costurera, que prefirió separarse de él.  Uno de los motivos de conflicto fue que él dudaba de ser el padre biológico de la niña y, según el comandante del Valle Alto,   Alberto Antezana, incluso había exigido una prueba de ADN para comprobarlo. 

Los resultados de la prueba confirmaron la paternidad de Guido y ante las exigencias de Marlene de fijar un monto como asistencia familiar, el ahora detenido la citó el miércoles en una serranía conocida como Pedregal, en Vacas, para acordar una suma. 

Marlene acudió con su hija a la cita, pero allí el hombre la asfixió con una chalina y luego  estranguló con sus manos a la pequeña Alicia. Abandonó los cuerpos  en el mismo lugar, una al lado de la otra, y se dio a la fuga. 

Los comunarios descubrieron los cadáveres, dieron aviso a la Policía y aguardaron a que Guido llegara a su casa en busca de ropa y dinero. Lo hizo ayer en la madrugada y los policías lo aprehendieron. Los  habitantes querían quemarlo vivo y los agentes tuvieron que trasladarlo a celdas de la FELCC de Punata. 

El director de la FELCV,  Alejandro Pozo, dijo que esa unidad  se encargará de investigar los dos crímenes. Hubo 12 infanticidios; uno de la lista no figura en el registro policial, sucedió en Bulo Bulo  y fue atendido por otra unidad policial.

Comentarios

Otras Noticias