Cae banda que asesinó a cuatro personas implicadas en un volteo

El Gobierno informó que el asesinato fue por una venganza, las víctimas no compartieron el dinero de un secuestro y fueron carbonizadas.
domingo, 14 de agosto de 2016 · 00:00
Pamela Pomacahua  / La Paz

La Policía aprehendió a seis personas responsables del asesinato de cuatro ciudadanos que luego aparecieron carbonizados en un camino vecinal de Cañada Rosales, carretera a Camiri, en   Santa Cruz, el 4 de julio.

 Se trataría de un ajuste de cuentas, entre los mismos integrantes de la banda criminal.

Pablo Figueroa Moreira,  Edwin Betancourt Sauciri, Freddy Ramírez Martínez y Juan Pablo Sejas Chiri, son las personas que aparecieron carbonizadas en un vehículo. 

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que luego  de diferentes operativos y allanamientos se  encontró  a los responsables y se  aprehendió a Santiago C. R., Samuel L. M., Carlos Q. D., Froilán V. H., Pedro S. S., Eduardo C. V. y un  menor de 15 años apodado El Ranga.

Las 10 personas identificadas son parte de una banda criminal que operaba en el departamento de Santa Cruz. 
La punta del ovillo para dar con estas personas fue cuando se identificó a Samir Leandro San Martin, de nacionalidad chilena, que fue sorprendido prestando un arma de fuego a Edwin Betancur Sauciri.

Otra pista para  la Policía fue  un volteo de un caso de secuestro y extorsión el 27 de mayo en la localidad El Torno que tuvo como víctima a Gerónimo Salina Rivera que fue  trasladado a una construcción precaria de uno de los integrantes de la organización.

Del secuestro participaron al menos ocho personas, quienes vestidos con uniformes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) contactaron  a  la víctima y   la subieron por la fuerza a un vehículo y luego de colocarle una bolsa en la cabeza, la trasladaron hasta una propiedad cercana al lugar.

Los integrantes de la banda criminal se comunicaron con la esposa de esta persona a la que inicialmente le pidieron que cancele un millón de dólares para dejar en libertad a su pareja.  En ese entonces, la señora pagó 100 mil dólares.

Las cuatro personas  carbonizadas, días antes, nuevamente se contactaron  con la esposa y le pidieron otros 100 mil dólares y  caso contrario amenazaron con tomar represalias.  La familia no tuvo otra opción que cancelar. 

Los cuatro secuestradores, después de  cobrar   el monto económico,  no lo compartieron  con el resto de la banda criminal. 

"Los miembros de la organización cobraron vendetta, los trasladaron (a los cuatro) al mismo lugar donde estaba secuestrada la víctima. Ahí los torturaron, les dieron varios golpes destrozándoles el cráneo.  Los ‘ajusticiaron’ a tiros y  luego procedieron a incinerarlos y depositarlos y  los dejaron en una  camioneta en la Cañada Rosales  ”, informó el Ministro de Gobierno.
  
Agentes del Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) desarticularon la presunta banda de volteadores y secuestradores. Un juez determinará su situación legal.   

4
1

Comentarios