Incendio de ocho horas mandó al hospital a seis bomberos

La Policía trabajó desde las 2:00 hasta las 10:00 de ayer para extinguir el fuego en un edificio que funcionaba como depósito de juguetes cerca de la Uyustus.
sábado, 20 de agosto de 2016 · 00:00
Sergio Mendoza  / La Paz

Hasta la tarde de ayer se desconocía con precisión cuál fue la causa del incendio que comenzó a eso de la 1:30 en un depósito cerca de la Uyustus y se prolongó hasta las 10:00. Pero incluso cuando el fuego se había extinguido, las ambulancias continuaban saliendo con bomberos mareados en sus carrocerías.

 "Seis policías han sido evacuados por problemas respiratorios, han inhalado humo”, indicó el comandante general de la Policía, René Salazar, en su último informe a las 13:10.

 Poco antes dos adolescentes observaban desde una terraza la infraestructura de cinco pisos ubicada entre  el Callejón Incachaca y la calle Munaypata, desecha por el fuego y los picotazos de los bomberos que rompieron paredes y ventanas.

 "A eso de las 2:30 hubieran podido apagar porque no era mucho el fuego, pero la manguera de los bomberos estaba rota y ellos pedían refuerzos”, contó Rodrigo Venegas. "Incluso la gente echó cerveza y leche, porque así apagaron un anterior incendio”, le interrumpió su amigo, Jorge Rojas.

  Ese incendio del que hablaban ocurrió el 27 de diciembre de 2014, y fue en un depósito de peluches, al lado del depósito de juguetes que se quemó ayer. 

Ayer por la mañana se movilizó personal de PAC, Tránsito, UTOP, Bomberos, Paramédicos, Alcaldía de La Paz, YPFB, EPSAS y SABSA. 

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, llegó al lugar de los hechos a  las 8:15 con su traje plomo y camisa celeste que desentonaban con los uniformes de los bomberos oscurecidos por el humo. Él se ubicó al lado de la cisterna de SABSA que lanzaba potentes chorros de agua al edificio que ardía. El general Salazar buscó un lugar con más visión para impartir algunas órdenes,  una terraza aledaña.

Sólo había un hidrante cercano, entre la Incachaca y la plaza Garita de Lima, a una cuadra del incendio. Los bomberos atacaron las llamas por dos bandos: desde la Incachaca, donde las mangueras se alimentaban del hidrante  y las cisternas que la Alcaldía usa para regar los jardines municipales, y desde la Munaypata donde los vecinos formaron filas para pasarse baldes con agua que vaciaban en los tanques, uno tras otro, lo más rápido que podían. Y es que allí no podían entrar cisternas, una construcción que ocupaba mitad de la calle lo impedía.

  Los que ingresaron al edificio se llevaron la peor parte. Desde afuera se adivinaba que adentro el humo lo oscurecía todo. Ellos entraban para apagar el fuego, pero también para abrir hoyos en las paredes y así escapen los gases tóxicos que desprendían los plásticos derretidos. Las ambulancias debían abrirse paso por la Incachaca para llevar a  los uniformados, que se esforzaban por respirar, al Hospital La Paz.
Se contó más de ocho viajes de ambulancias, pero Salazar reiteró que sólo seis bomberos fueron evacuados y ya no corrían peligro.  

 A las 10:00 un contingente de 300 cadetes de la Policía llegaron para armar un cordón de seguridad. Habían descubierto a personas que querían llevarse lo poco que se había salvado del edificio.

Sebastián Cocarico, un hombre relleno y con la cara llena de hollín, lamentó que su casa, contigua a la infraestructura que se quemó, haya sido afectada. Parado en el adoquín veía cómo sacaban la mercadería que se endureció después de que el calor la deformó.
 
Discordia por falta de hidrantes

El 12 de mayo de este año la Asociación de Artesanos Comerciantes Minoristas  General "Uyustus Alto” envió una carta a EPSAS para que instalen hidrantes en la calle donde tienen sus puestos y así prevenir futuras desgracias. 

En diciembre de 2014 se registró un incendio en un depósito  a una cuadra de la Uyustus. En enero de este año ocurrió otro incendio que destruyó puestos de los comerciantes. Ayer en el mismo sector se produjo uno aún mayor, ya que llevó ocho horas extinguirlo.   

En todos los casos fueron obstáculos el difícil acceso para los carros de los Bomberos y la falta de hidrantes para abastecer sus tanques. 

 La Asociación de Artesanos y Comerciantes reclamó porque no se atendió su petición y ayer se enfrentaron a otra desgracia. El gerente de Operaciones de EPSAS, Iván Sarmiento, indicó que hay lugares próximos a la Uyustus donde sí pueden instalarse hidrantes, pero falta coordinación con la Alcaldía.

Mientras que el subalcalde de la Max Paredes, Gonzalo Ticona,  dijo que hay coordinación y que la instalación ya sólo depende de EPSAS.
 
La humareda incrementó el nivel de contaminación
 
Página Siete / La Paz

 El incendio en un edificio de cinco pisos en la calle Incachaca de la zona Uyustus provocó un aumento considerable de la contaminación en el aire paceño, informó la jefa de la Unidad de Control Ambiental de la Alcaldía, Amanda Villca.

"De acuerdo a una evaluación de la Red de Monitoreo de la Calidad de Aire de la Alcaldía, en la caseta automática que está ubicada al frente del Palacio Consistorial, se ha detectado un incremento en el material particulado desde un promedio de 78 microgramos por metro cúbico, a un promedio de 125 microgramos por metro cúbico, desde las 08:00 hasta las 10:00”, señaló.

El incendio se inició a la 1:30 y luego de más de ocho horas de trabajo fue controlado por bomberos.  La Alcaldía desplegó siete camiones cisternas, 50 obreros ediles y guardias municipales para coadyuvar en las tareas.

El hecho produjo una intensa humareda que se veía a varios kilómetros del lugar.

Villca explicó que los datos reflejan un incremento importante de contaminación. "Se tomaron datos meteorológicos, no se tiene fuertes vientos, por lo que no se tendría un rápida dispersión de los contaminantes que se generaron a raíz del incendio”.

Explicó que estas partículas generan inflamación de las vías respiratorias, sobre todo de niños y  personas con alguna afección. "Se recomienda a la población que esté por estos lugares que usen barbijos para evitar el ingreso de este material particulado al sistema respiratorio”.

Precisó que se tiene dos estaciones de monitoreo más cercanas al incendio que están en la avenida Mariscal Santa Cruz.

 De diferentes zonas de La Paz se sintió el olor a quemado y tabién la humareda se expandió a diferentes lugares. Desde las redes sociales los ciudadanos publicaban fotos de la magnitud del incendio, incluso hubo filmaciones desde el teleférico.

Se suspendieron las clases

El Director Distrital de Educación La Paz 1, René Mamani, realizó la inspección respectiva debido al incendio producido en la calle Incachaca en la Ciudad de La Paz, luego de la cual se determinó la suspensión de actividades escolares en cuatro unidades educativas.

Los estudiantes de los colegios Holanda (turno mañan), Mercedes Fiengo de Ayala, Eduardo Abaroa 3 y 16 de Julio.

La suspensión se realizó para preservar la salud de los menores debido a la concentración de humo que había en el lugar.

Asimismo, el incendio ocurrido provocó que las comerciantes de las calles aledañas a la Incachaca se perjudiquen en sus ventas por el movimiento de los bomberos y de otros voluntarios que ayudaban a controlarlo.

 
 
 
 
 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
2

Comentarios

Otras Noticias