Alcaldía recomienda demoler el edificio que ardió el viernes

El municipio sugirió a los dueños de la edificación empezar a apuntalar el inmueble con mallas metálicas y contratar una empresa para levantar los escombros.
domingo, 21 de agosto de 2016 · 00:00
Anahí Cazas  / La Paz 

Después de una inspección,  la Unidad de Gestión  Integral de Riesgos de la Alcaldía de La Paz recomendó demoler el edificio incendiado que funcionaba como depósito de juguetes cerca de la Uyustus.  Una de las principales razones es que el fuego  dañó   las columnas estructurales del  inmueble  de cinco plantas, ubicado en la calle Incachaca.
 
  "La estructura del sector  destinado a depósito (del edificio) ha sufrido daños por  el  calor que se ha emanado, de más o menos de 600 grados centígrados”, dijo ayer  el secretario Municipal de Gestión Integral de Riesgos (SMGIR), Vladimir Toro.
 
El viernes,  un edificio de cinco pisos ubicado en la calle Incachaca, en la zona 14 de Septiembre, en inmediaciones del mercado Uyustus, resultó severamente afectado por un incendio de magnitud que se prolongó por casi  ocho  horas.
 
 El fuego que se originó a las 1:30 del viernes pasado consumió durante ocho horas   un depósito de juguetes que pertenece a la importadora Casa Azul.
 
 Según el funcionario, la construcción del edificio no tenía un trabajo adecuado. "Hay vigas ‘bandeadas’ y ‘flexadas’ y columnas con serios problemas; hemos visto columnas con fierros expuestos y otras que no están cubiertas con hormigón; en otras áreas el hormigón se está disgregando tras haber sido expuesto a altas temperaturas durante 12 horas de fuego. En resumen, se comprobó que los elementos están muy deteriorados y por eso estamos recomendando la demolición del edificio”, dijo.
 
Toro sostuvo que se sugirió a los dueños del edificio realizar una demolición controlada. "Recuperar esa estructura es imposible”, añadió.
 
"La conclusión de fondo es que (la estructura) se tiene que demoler y el ingeniero contratado por los propietarios del inmueble para que acompañe a la SMGIR en la inspección está de acuerdo con nuestra recomendación”, aseguró Toro.
 
  Ayer, Página Siete intentó comunicarse con  Gonzalo Pino, representante legal de los dueños del  edificio Casa Azul, paro conocer la postura de los propietarios sobre la demolición, sin éxito. Sin embargo, en la mañana,   dio gracias a los vecinos,   bomberos y comerciantes que ayudaron  para apagar el fuego. "Hasta mañana (hoy) o el  lunes, ya tendremos cuantificadas las pérdidas”,  sostuvo.     
 
Para este proceso de  demolición,  los técnicos de la Alcaldía recomendaron a los propietarios del inmueble que contraten a una empresa especializada en demoliciones, pues la edificación incendiada es muy grande, ya que cuenta con dos sótanos y cinco plantas.
 
 El jefe edil  precisó además que antes de retirar los escombros se tendrán que realizar trabajos previos de apuntalamiento con estructuras metálicas "porque hay material saturado y mucha sobrecarga”. "Tienen que comenzar de inmediato. Se debe realizar un plan de trabajo. Nosotros haremos un trabajo de acompañamiento”, dijo.
 
Mientras los técnicos de la Alcaldía y los policías de la Unidad de Bomberos realizaban ayer  el protocolo de verificación,  varios de los  comerciantes de las tiendas aledañas del edificio intentaron abrir sus puestos. Sin embargo,  un grupo de funcionarios ediles  les pedía  cerrar sus tiendas. 
 
 Por esa razón,  el  secretario de Gestión Integral de Riesgos  pidió a los comerciantes del área colaboración, apoyo y sobre todo tolerancia porque en los siguientes días se tendrá que extraer grandes cantidades de escombros, además de ingresar con materiales para apuntalar estructuras. 
 
Recomendaciones
  • Pedido  El director departamental de Bomberos, capitán Jorge Ramírez, dijo que ya a principios del año  se recomendó a los  vendedores y los propietarios de  los inmuebles que alquilan estos espacios como depósitos tomar recaudos para evitar incendios. 
  • Sugerencia Ramírez dijo que todos estos depósitos y tiendas deberían tener  detectores de humo y  rociadores. "Se debería instalar  bocas de incendio, que es muy diferente a un hidrante. Los hidrantes son  para abastecer a  los vehículos contra incendios”, dijo.

 
Dieron de alta a los seis bomberos internados
El director departamental de Bomberos, capitán Jorge Ramírez, informó que los seis bomberos  evacuados por problemas respiratorios a causa de inhalar el humo tóxico, producto del incendio, fueron ayer  dados de alto. Según la autoridad, los efectivos ya se incorporaron a sus funciones.
 
El viernes pasado, la Policía trabajó desde las 2:00 hasta las 10:00  para extinguir el fuego en un edificio que funcionaba como depósito de juguetes cerca de la Uyustus.
 
Los  uniformados fueron  trasladados al  Hospital La Paz en ambulancias. "Mis compañeros ya están mejor. Algunos ya se incorporaron y vinieron ayudarnos a revisar el lugar”, contó ayer  uno de los bomberos, quien  prefirió guardar su nombre. Dijo que él se quedó toda la noche a cuidar el edificio incendiado  para evitar que la gente ingrese.
 
Otro de sus compañeros contó que los que ingresaron al edificio se llevaron la peor parte.  Ellos entraban para apagar el fuego, pero también para abrir hoyos en las paredes. "Los gases tóxicos provocaron en ellos problemas respiratorios”, indicó.
 

Comentarios