Fuertes vientos dañan terminal aérea de Guayaramerín

Informes periodísticos dan cuenta de que el daño material es cuantioso.
domingo, 21 de agosto de 2016 · 00:00
ANF  /  La Paz

Postes caídos, cercos de madera tumbados, árboles arrancados desde sus raíces, viviendas afectadas e incluso la nueva terminal aeroportuaria destruida, es el saldo que dejaron los vientos huracanados en Guayaramerín, departamento del Beni.
 
Los fuertes vientos, acompañados de una torrencial lluvia y descargas eléctricas, se empezaron a registrar desde las 18:00, aproximadamente, del pasado viernes, y se prolongaron durante al menos una hora con 20 minutos. 
 
Según el reporte del periodista Dorian Arias, en medio del fenómeno natural, las personas "huyeron despavoridas” por todo lado en busca de un refugio, aunque hasta el momento no se informó sobre ningún daño personal.
 
Sin embargo, los daños materiales son cuantiosos. De manera preliminar se dio a conocer que al menos ocho postes de energía eléctrica, que conectaban con el aeropuerto, se encuentran caídos a lo largo de la carretera.
 
La terminar destrozada
Entre tanto, la construcción de la terminal aeroportuaria de Guayaramerín, que ni siquiera estaba siendo entregada para su uso oficial, también quedó totalmente destruida.
 
"Gran parte del techo quedó disperso a unos 100 metros a la redonda, hasta la pared está por caerse, está hundido, aquí todo quedó en escombros. Esta infraestructura ahora destruida no fue entregada por observaciones en su construcción”, reportó.
 
De acuerdo a la información periodística, ni el viejo tinglado de la sala de espera se salvó del fenómeno natural y menos el tajibo que daba sombra para la entrega de equipajes.    
 
También algunas viviendas particulares corrieron la misma suerte.
 
Según reportes de periódicos del oriente,  Guayaramerín tiene más de 40.000 habitantes. Sus principales actividades económicas son  la extracción de la castaña, la producción de palmito, además de la ganadería. 
 
Es una localidad que está  situada en la Amazonia, frente a la población Guajará-Mirim, de Brasil. 

Comentarios