Aprehenden al dueño de Katanas y cierran definitivamente el local

El administrador del local nocturno, Gustavo Fernández, también fue detenido; personal de la comuna llegó al lugar a precintar y a proceder a la clausura.
viernes, 16 de septiembre de 2016 · 00:00
Página Siete / La Paz

 La Fiscalía aprehendió ayer al dueño del club nocturno Katanas, Marco Cámara, y lo investigará por los delitos de trata y tráfico de personas. Mientras era trasladado a la FELCC, desde la Alcaldía se informó que el local será clausurado de forma definitiva.

 Junto con el propietario fue detenido el administrador del club, Gustavo Fernández. 
El fiscal general, Ramiro Guerrero, explicó que la fiscal del caso, Mónica De la Riva, reunió suficientes indicios para proceder a la aprehensión como el flujo migratorio frecuente de ambas personas, testimonios y documentos. "Se va a proceder a las imputaciones correspondientes por el delito de trata y tráfico de personas”, señaló la autoridad.

La hija de Cámara, Nohemí, fue quien denunció a su padre por trata y tráfico. Al respecto Guerrero aseguró que la Dirección Especializada de Víctimas y Testigos brindará a la denunciante las garantías necesarias por su seguridad.

La tarde de ayer, la Fiscalía imputó a Cámara por trata y organización criminal.
Según la pesquisa, los investigados traían jóvenes desde Brasil, Paraguay y Venezuela. Una vez en Bolivia les quitaban sus documentos con el pretexto de actualizarlos, pero no les devolvían y les obligaban a trabajar en Katanas para que puedan pagar esos trámites.

 Según Nohemí Cámara,  "Fernández viajaba a varios países vecinos para buscar mujeres jóvenes dispuestas a trabajar en el club nocturno, de las cuales enviaba fotos de ellas y sus documentos a Cámara para que viabilice la inmigración a Bolivia. Una vez en el país, las mujeres eran despojadas de sus documentos y obligadas a tener relaciones sexuales bajo amenaza de deportación”, señala un comunicado de la Fiscalía General.

Sobre el funcionamiento del local nocturno, el director jurídico de la Alcaldía paceña, Fernando Velásquez, informó que en las últimas horas se decidió rechazar la solicitud de la licencia de funcionamiento, por lo que se clausuró el local de forma definitiva.

 Explicó que Cámara estaba en el proceso de renovar la licencia  para Katanas, pues ya había caducado. En ese proceso, según Velásquez, la hija del dueño presentó documentación en esta semana que  desvincula cualquier relación contractual con el negocio de su padre, por lo que la comuna decidió cerrar el club nocturno definitivamente.  
 

El abogado pidió a Nohemí Cámara que se acerque a la unidad de Transparencia para dar información sobre  funcionarios ediles que presuntamente están implicados en sobornos.

Katanas ha sido clausurado en años anteriores, pero se reabrió después de trámites realizados por el propietario y los administradores. La Alcaldía aseguró que esta vez es definitiva.
 
Cámara: "Quieren dañar al Gobierno”
  
Al salir de la Fiscalía, Marco Cámara, el dueño del club nocturno Katanas, denunció que detrás de la denuncia de su hija está "la mano negra” de los hermanos Córdova, quienes quieren dañar al Gobierno.

Denunció que Ernesto Córdova es investigado por trata y tráfico y que debido a que Cámara lo denunció, él actuó en venganza y utilizó a su hija Nohemí. "Quieren mellar al Gobierno, quieren dañarlo”, afirmó sin dar más explicación.

Explicó que sus viajes a Cuba fueron para llevar arroz y papel higiénico y no para traer jóvenes para que trabajen en su local.

Juan Carlos Córdova, hermano de Ernesto, llegó hasta la Fiscalía ayer. Aseguró que la denuncia de Noemí es verdad. "Yo era su exempleado y en su momento voy a contar todo”.

La comuna pide que la Fiscalía ayude con bares de los Córdova

 

El Gobierno Municipal de La Paz pidió al Ministerio Público que colabore en los operativos para clausurar el local nocturno La Diosa, cuyo propietario es Ernesto Córdova, dueño del famoso bar de remate El Caballito.

 "Lo que debemos pedir es una articulación coordinada sobre todo con el Ministerio Público, porque en muchos casos hemos ido a realizar las clausuras y estos locales, valiéndose de un  conjunto de abogados inician procesos legales contra nuestros funcionarios y hacen un conjunto de chicanas que nos vemos  obligados a atenderlas”, afirmó el director jurídico de la Alcaldía, Fernando Velásquez.

Sin ir lejos, informó que un subalcalde fue denunciado por los administradores de La Diosa después de realizar un operativo en enero de este año, en el que el entonces fiscal departamental de La Paz, Marcelo Rollano, fue sorprendido dentro de un club paralelo llamano Café con piernas, del mismo propietario, según las autoridades. 

"Nosotros permanentemente realizamos los operativos a estos locales. Esperamos que en esto tengamos una articulación más fluida porque sentimos que estamos luchando y tenemos encima procesos penales”, dijo Velásquez ayer en una conferencia.

 Sobre el local de remate El Caballito, el director jurídico aseguró que a nivel administrativo el bar cuenta con una clausura definitiva. Este lugar fue clausurado y reabierto más de una decena de veces. En una oportunidad el dueño dijo que se volvería un jardín infantil. Está ubicado a una cuadra de la Plaza Villarroel.

 

45
8

Otras Noticias