Envían a la cárcel a dueño del club nocturno Katanas acusado de trata y organización criminal

Marco Cámara fue acusado por su hija de reclutar jóvenes extranjeras para que trabajen como damas de compañía, luego les quitaba sus documentos.
domingo, 18 de septiembre de 2016 · 15:49

Página Siete Digital / La Paz

El propietario del club nocturno Katanas, Marco Cámara, fue enviado este domingo a la cárcel de San Pedro de La Paz con detención preventiva, por la presunta comisión de los delitos de trata de personas y organización criminal, denunciados por su hija, Noemí Cámara.

"El Ministerio Público ha logrado determinar la verdad material en base a la prueba documental debidamente obtenida que evidencia la comisión de los delitos por los que es imputado el dueño del club nocturno, quien deberá guardar detención preventiva”, señaló el Fiscal Departamental de La Paz, Edwin Blanco Soria.

La defensa de Cámara, la abogada Mónica Ramírez, en declaraciones a la red Erbol, dijo que la decisión fue apelada sin éxito. "Hemos apelado a esta decisión que consideramos que es completamente injusta y (el juez) no ha considerado el derecho a la vida y a la salud de mi defendido, porque se está afectando a un antecedente clínico de hipertensión, tiene que tener controles estrictos médicos y cardiológicos”, añadió.

El propietario del centro nocturno fue aprehendido el jueves por orden de la Fiscalía, a denuncia de su hija. El propietario del club convencía a jóvenes extranjeras para hacerlas trabajar como damas de compañía, y luego les quita sus documentos. Ramírez negó la acusación y aseveró que, de ser ciertos los cargos, habría varias muchachas denunciando a Cámara, pero no existe ningún certificado psicológico y forense que confirme este hecho.

 Audiencia en hospital

La audiencia de medidas cautelares fue instalada en el Hospital Metodista donde fue internado Cámara, el viernes, tras su traslado a celdas judiciales. En el marco de la fundamentación de la imputación, la Fiscalía sostuvo que la denunciante refirió que su padre enviaba al administrador del club, Gustavo Fernández, a países vecinos para reclutar mujeres jóvenes dispuestas a trabajar en Bolivia como supuestas modelos. Una vez captadas, Cámara viabilizaba la inmigración de las mujeres para posteriormente despojarlas de sus documentos y obligadas a tener relaciones sexuales con clientes del club nocturno, bajo amenaza de deportación.

De acuerdo con el cuaderno de investigaciones, las mujeres eran llevadas durante el día a la casa de Cámara en la zona Llojeta, y en la noche eran trasladadas al local Katanas, donde presuntamente eran explotadas sexualmente.

En esa dirección, el Ministerio Público sustentó la imputación en base a informes que registran los altos ingresos económicos provenientes del negocio de Cámara y la documentación de mujeres extranjeras hallada en el club nocturno, entre otros indicios que fueron secuestrados en allanamiento.

Ante lo expuesto por el Ministerio Público en la audiencia, la autoridad jurisdiccional determinó aplicar la medida extrema de la detención preventiva, tras establecer la comisión de los hechos por parte de imputado y evidenciar los riesgos procesales de fuga, por falta de un arraigo social, además del peligro de obstaculización, entre otros.

El viernes pasado, el administrador del Katanas, Gustavo Fernández, fue enviado a la cárcel de Patacamaya por los mismos cargos que Cámara.

 

 

 

 

 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

124
51

Comentarios

Otras Noticias