Pericia: Andrea fue arrollada por no respetar normas de tránsito

Una segunda actuación ratifica lo que dijo el IDIF: que la joven se acercó al carro en movimiento, perdió el equilibrio, cayó y fue parcialmente arrollada.
martes, 06 de septiembre de 2016 · 00:00
Sergio Mendoza  / La Paz

El informe de una pericia en accidentología concluye que Andrea Aramayo fue arrollada parcialmente por la vagoneta de William Kushner debido a que ella no observó las normas de tránsito. El documento lo elaboró un experto contratado por la madre de la víctima, Helen Álvarez, quien descalificó el trabajo al considerarlo incompleto. 

"Se determina que el accidente de tránsito tipo arrollamiento parcial, con relación al peatón Andrea Aramayo, se establece causa basal o directa la inobservancia de las normas de circulación, atribuidas a la protagonista-peatón, que circulaba por la calzada calle Pedro Salazar, por un lugar donde no se encuentra la señalización horizontal ‘paso de peatones’”, determinó el criminalista Franklin Vargas.

Aramayo falleció el 19 de agosto de 2015 por un traumatismo encéfalo craneano. Esa madrugada discutió con Kushner, su expareja, en el pub Mongo’s, en Sopocachi. Él salió del local, subió a su carro y aceleró. Ella lo persiguió y después  su cuerpo fue hallado sobre el asfalto con múltiples lesiones.

La Fiscalía imputó a Kushner por feminicidio, luego lo acusó (paso para ir a juicio) por homicidio en accidente de tránsito. Pero la parte querellante emitió su acusación (de parte) por feminicidio, lo cual fue aceptado por el tribunal que lleva el juicio.

El Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) realizó una pericia de accidentología vial en la que determinó que "el hecho fatal se originó básicamente debido a la aproximación de la víctima, acompañando por un corto espacio al rodado en movimiento y al haber perdido su equilibrio y caído sobre la calzada, siendo parcialmente arrollada por parte de la rueda posterior izquierda del vehículo”.

El informe de Vargas es similar. Según éste lo que ocurrió fue que Aramayo se acercó "al motorizado en movimiento, pierde el equilibrio resbalando con su pie derecho”. Intentó detenerse y la llanta trasera izquierda hizo contacto con su pierna derecha "para caer sobre la calzada golpeando la cabeza en su parte posterior izquierda”.

Después la misma rueda arrolló la pierna izquierda, el codo, el antebrazo y la mano del mismo lado "para luego estampar su trilla en el lado derecho del rostro”.

Álvarez sostuvo anteriormente que la pericia está incompleta porque el criminalista no accedió a todos los elementos que necesitaba para elaborarlo.

La abogada del acusado, Audalia Zurita, dijo que ambos informes respaldan la posición de la defensa. "Él no es responsable de la muerte de Aramayo, ya que  las maniobras que realizó jamás tuvieron como objetivo tomar contacto con ella y la causa de la muerte fue el golpe de la cabeza contra el asfalto”.

La abogada de Álvarez, Paola Barriga, anunció que en el juicio se objetará la pericia de Vargas para que no se considere como prueba ya que tiene datos errados. "Es indignante saber que él ha presentado ese informe ya que la mamá, al momento de evidenciar que esos datos eran erróneos a todo el relato que se establecía con base en la autopsia, desechó ese documento”.

La jurista añadió que al parecer el informe del IDIF y del criminalista son una copia exacta, y que hubo la susceptibilidad de que el experto estaba parcializado con la parte contraria.
 
No hay imágenes del momento preciso del hecho

 

En inmediaciones del lugar en el que Andrea Aramayo fue arrollada había al menos cuatro cámaras de vigilancia, pero no hay ninguna grabación del momento preciso en el que se produjo el contacto entre el motorizado y la víctima. 

El hecho se dio en la calle Pedro Salazar, pocos metros hacia abajo de la intersección con la calle Hermanos Manchego, en Sopocachi. La investigación descubrió que hacia ese sitio apuntaban al menos cuatro cámaras. 

  Una era la del pub Mongo’s, otra la de un prostíbulo (ambas localizadas en la Hermanos Manchego), la tercera era la de la agencia del Banco Mercantil que se encontraba en la esquina de la Pedro Salazar y plaza Isabel La Católica, la cuarta pertenecía a la Alcaldía de La Paz y giraba en la intersección de la avenida 6 de Agosto y Pedro Salazar.

  El abogado de Kushner, Ernesto Vásquez, informó que el área de visión de tres cámaras (la del banco, la del prostíbulo y la de la discoteca) no alcanzaron el sitio preciso del accidente. La única que pudo hacerlo fue la de la Alcaldía; pero las imágenes se borraron. 

La abogada de la parte querellante, Paola Barriga, sostuvo que la pérdida de esa filmación perjudica a su cliente y que se deben determinar responsabilidades del personal encargado del monitoreo, es decir la Policía. 

La defensa del acusado aseguró que en realidad el perjudicado es Kushner, porque las imágenes hubieran ratificado lo expresado en los informes de accidentología vial del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) y el criminalista Franklin Vargas. 

La abogada del sindicado, Audalia Zurita, también dijo que la Policía debió guardar las imágenes si es que en realidad cumplía su labor de monitoreo.

 

176
48

Comentarios