Dos detenidos confiesan cómo robaron el coche de la religiosa

Un mecánico y un vendedor de vehículos “chutos” confirmaron que tenían un informante en la UAC y que negociaron la venta del vehículo robado.
jueves, 8 de septiembre de 2016 · 00:00
Sergio Mendoza  / La Paz

Dos de los seis detenidos por el robo, rapto y  abuso sexual a una religiosa en Carmen Pampa (Nor Yungas) confesaron su participación en el hecho y dieron algunos detalles de lo que ocurrió aquella noche. Confirmaron que tenían un informante dentro de la universidad donde trabajaba la víctima y que a las pocas horas ya había un comprador para ver la camioneta que robaron.

Entre las 19:00 y las 20:00 del 30 de agosto, una religiosa que trabajó por años en la Unidad Académica Campesina (UAC) fue interceptada por un grupo de delincuentes que le quitaron la camioneta Toyota, la subieron a una vagoneta Caldina y fue vejada por uno de ellos.

 La  Policía y la Fiscalía detuvieron a seis personas, que ahora están en prisión con detención preventiva: los estudiantes de la UAC Limbert N.M., Elvis M.M. y William M.P. Un estudiante de la UPEA en Caranavi, Juan R.N, y dos pobladores de esa zona, Wylliams R.C. y Benjamín G.S.

 Estos dos últimos confesaron el robo. Wylliams R.C., que es mecánico, contó que a Caranavi llegó Benjamín G.S., un comerciante de carros sin papeles ("chutos”), y le dijo que tenía un vehículo que vender. El primero alquiló una vagoneta Caldina y  fueron a Coroico, donde se encontraron con Juan R.N. y otros dos jóvenes (al parecer estudiantes de la UAC). 

"Éramos cinco personas y había alguien que le informaba al Benjo (Benjamín). Le decía a qué hora va a salir (la hermana). Luego el Benjo sacó dos gorras de l a FELCN y las dio a los ocupantes de atrás”, declaró Wylliams. 

Su cómplice coincidió en que se encontraron con tres personas en Coroico y viajaron a Carmen Pampa, pero sostuvo que el informante se contactaba con Wylliams R.C., no con él. "En el trayecto hablamos del robo de una camioneta que era de la UAC, esta información era dada por un informante que estaba dentro de la universidad, con las llamadas que recibía Wylliams sabíamos lo que hacía la camioneta”.  

Benjamín G.S. relató que bloqueó el paso de la camioneta con el Caldina y todos descendieron. Se presentaron como agentes antinarcóticos, subieron a la víctima a la vagoneta y él sólo condujo el coche robado rumbo a Caranavi, escoltado por la vagoneta, donde iban sus cómplices. 

Cuando llegaron a su destino -aseguró- no  estaban ni los estudiantes ni la víctima. "(Wylliams y Juan) me dijeron que la botaron (en el camino)”.

 Benjamín añadió que el mecánico  le dijo al día siguiente: "Vayan con Juan hasta Mapiri, alguien está saliendo para recoger la camioneta. Estaba negociado para la venta, creo que quedaron en 4.000 dólares”.

Al respecto, el mecánico añadió que cuando llegaron a Caranavi dejó la camioneta en manos del chutero, "ya que consiguieron un comprador, iban a Mapiri”. Fue en ese trayecto que la Policía interceptó a Juan R.N. y Benjamín G.S.

En las declaraciones no se aclara quién cometió la violación. Es este aspecto el que intenta resolver la Fiscalía con las pericias de ADN a partir de muestras que se tomaron a todos los imputados y a la víctima. 

Los tres estudiantes de la UAC declararon que en el momento en que ocurrió el hecho se encontraban dentro del internado. 

Sólo uno de ellos, Limber N.M., dijo que habló con su expareja el 31 de agosto por celular. "Inventé que yo hice agarrar a la hermana con una llamada a unos narcos y después ella se asustó y me colgó la llamada”.

 

Comunarios molestos 19 días antes del hecho

 

Mediante un voto resolutivo, los comunarios de Carmen Pampa expresaron su molestia contra la Iglesia Católica por un conflicto de tierras. Esto ocurrió 19 días antes de que se produjera la agresión a una religiosa que trabaja para una universidad católica. 

 La Diócesis de Coroico advirtió que ese acto criminal pudo ser una especie de represalia para lograr hacerse con terrenos que pertenecen a la Unidad Académica Campesina (UAC), dependiente de la Universidad Católica Boliviana (UCB). 

Ante una respuesta negativa de parte de la Diócesis de Coroico para que los comunarios procedan con el saneamiento de tierras que consideran como suyas, éstos manifestaron: "En caso de persistir la soberbia y prepotencia del Obispo de la Diócesis nos veremos obligados a tomar medidas de hecho que el caso amerite; por lo tanto, nos declaramos en estado de emergencia ante cualquier situación y/o intromisión a nuestra comunidad”. 

Estas "advertencias” son investigadas por el Ministerio Público para establecer cuál fue el verdadero móvil del ataque a la religiosa. Para ello es necesario establecer si hay algún vínculo entre los detenidos y los dirigentes campesinos. Sin embargo, por ahora, la hipótesis por la que más se inclina la Fiscalía es el robo del carro como principal objetivo de los ilícitos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

127
10

Comentarios