Jornadas judiciales lograron la liberación de 425 reclusos

El TDJ busca retomar visitas a las cárceles para despoblarlas; en 2010 se cortó la práctica que consistía en escuchar a los reos, revisar casos y otorgar libertad a algunos.
martes, 24 de octubre de 2017 · 01:00
Sergio Mendoza  / La Paz
 
El Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de La Paz pretende retomar las visitas a las cárceles que fueron cortadas cuando salió la Ley del Órgano Judicial 025, en 2010. El propósito es vaciar los centros penitenciarios de la excesiva cantidad de privados de libertad, en su mayoría sin sentencia.
 
Por eso en septiembre se iniciaron  las jornadas judiciales de descongestionamiento, que concluyeron el mismo mes. Éstas son visitas de los jueces a las prisiones para atender casos de reclusos sin sentencia y hallar rápidas soluciones. 
 
Fue así que en La Paz se emitieron 425 mandamientos de libertad producto de esas jornadas, además de 323 condenas para procesados que aún tenían detención preventiva.
 
"Presentamos una iniciativa legislativa al Ministerio de Justicia y al Tribunal Supremo de Justicia para que se pueda restablecer las visitas generales a las cárceles, que se hacían dos veces al año. En las salas plenas que hacíamos allí se escuchaba a los reclusos, se corregía las irregularidades en sus procesos y si correspondía se disponía la libertad de la persona”, explicó ayer el presidente del TDJ, Juan Lanchipa.
 
El hacinamiento en los centros penitenciarios es drástico. En Bolivia hay unos 17.220 privados de libertad, casi un 80% sin condena. Sólo en La Paz la cantidad de reos se elevó en 73%  de julio de 2016 a mayo de 2017. 
 
El vocal de sala penal William Alave indicó que alcanzar esos 748 mandamientos fue un éxito ya que en las jornadas judiciales de años atrás en promedio se lograban 500. Sin embargo, no se precisó en qué medida esto alivia el hacinamiento en las prisiones pobladas por miles de personas.
 
Los mismos presos -según Alave- pidieron que se realice estas jornadas judiciales no sólo una vez al año, sino  al menos tres, y que a la vez se retomen las  visitas generales a las cárceles. "Esto es una iniciativa y un pedido de la población penitenciaria. Con la Sala Plena allí hasta se puede decidir la libertad del detenido si   así lo amerita la situación”, dijo el vocal.
 
Estas visitas fueron cortadas con la Ley 025, cuando se promulgó en 2010, y se abrogó en su totalidad la Ley de Organización Judicial 1455, que salió en 1993. 
 
El artículo 103 de esa norma otorgaba como una atribución de la Sala Plena del TDJ "presidir las visitas generales a los establecimientos penitenciarios, y dictar las providencias para las que está facultada”. 
 
Esas visitas generales, según esa norma ya abrogada, debían realizarse hasta tres veces al año. Pero la 1455 también señalaba que los jueces penales debían hacer visitas semanales a las cárceles, lo cual ya no figura en la Ley 025.
 
Apuntes  para tener en cuenta 
 
Sala Plena  Es la máxima instancia del Órgano Judicial a nivel departamental. Está compuesta por nueve magistrados, incluido su presidente. 
 
Normas  La Ley 026 abrogó la Ley 1455, que data de 1993. De esta forma se anularon las visitas generales que hacían los magistrados a las cárceles para escuchar a los reclusos y darles soluciones inmediatas.
 
Agilidad  Un objetivo de esas visitas era "disponer la inmediata libertad de los que se hallasen indebidamente detenidos y procesar a los autores de esas detenciones”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

65
2