Asaltantes vigilaban con drones la llegada policial antes del tiroteo

Al menos nueve delincuentes se atrincheraron en una estancia en Santa Ana de Chiquitos. El Ministro de Gobierno afirmó que usaban tecnología militar.
sábado, 1 de abril de 2017 · 00:07
Página Siete / La Paz

 Atrincherados en una estancia, entre las poblaciones cruceñas de Aguas Calientes y Santa Ana de Chiquitos, los asaltantes al vehículo de Brinks vigilaban la llegada de la Policía mediante dos drones y francotiradores.

Después del atraco ocurrido la mañana del jueves en Roboré, los delincuentes se escondieron en una propiedad alejada del camino. Desde ahí activaron los drones y pusieron francotiradores en espera de la llegada policial.

  Un policía que participó en el operativo contó  en su reporte que los atracadores sabían a dónde iban a disparar. "Lo que llamó la atención es que todos estaban en una estancia y cuando llegó la Policía habían drones, dos drones, que sobrevolaban el lugar y comenzaron a abrir fuego desde diferentes partes hacia donde estaban los policías. Directamente dispararon a quemaropa”.

El grupo armado asaltó el jueves un vehículo de la empresa de transporte de valores Brinks, acribilló el coche, redujeron a cuatro personas y se llevaron 1,3 millones de dólares, dinero que pertenecía al Banco Mercantil Santa Cruz y que iba a la sucursal de Puerto Quijarro.

  El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, Gonzalo Medina, afirmó que los asaltantes usaron los drones para vigilar el perímetro cercano del lugar donde se escondían.

 Asimismo, el jefe policial informó que los delincuentes hicieron un forado en el lugar con dirección al monte para escapar ante cualquier contingencia que se les presente.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, contó desde Santa Cruz que según los últimos informes policiales, los atracadores usaron tecnología militar, usaron armas de alta potencia con un alcance aproximado de 3.000 metros, de calibre 50 y cuyos proyectiles tienen un diámetro de 12 centímetros. Por eso, se evitó un operativo aéreo con el  helicóptero Super Puma por seguridad de los uniformados, aunque no está descartado para después. 

Es más, había francotiradores en zonas altas, cerca de la estancia, desde donde también dispararon contra los policías. 

Cuando la Policía logró ingresar a la propiedad donde se escondían los delincuentes encontraron algunas armas largas, vidrios rotos y maderas. 

   La mañana del atraco, los delincuentes, que estaban encapuchados y con camuflados, dispararon al vehículo y además lanzaron una granada de guerra por debajo del motorizado.

 
 
 
 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

63
24