“No fui premiado, el premio es haber trabajado por la gente”

La flamante autoridad de La Paz apunta a que el funcionario dé a la gente una atención oportuna y que con la suplencia de jueces no haya retardación.
martes, 11 de abril de 2017 · 01:00
Daniela Romero / La Paz

Desde 2006,  Williams Dávila tuvo el reto de brindar una justicia oportuna al mundo litigante. Desde que fue juez de Instrucción en lo Penal hasta su cargo como fiscal departamental de La Paz, en 2010, tuvo que fallar en favor de lo que él considera justo.

Hoy es el representante del Consejo de la Magistratura del departamento, afirma que no es "monedita de oro” para caer bien a todos, que su único objetivo es que el funcionario judicial  sirva a la gente con    prontitud, pero que no se sirva de ella. A sus críticos les dice que no fue premiado.

  ¿Cuándo asumió el cargo como representante del Consejo de la Magistratura y cuáles son los objetivos que se planteó para su gestión?

Estamos aquí desde el 24 de marzo, realizamos un trabajo de evaluación, hemos ido a inspeccionar algunos edificios, estamos con los juzgados en materia penal y civil en la ciudad en El Alto, en las oficinas de Derechos Reales, en el REJAP (Registro Judicial de Antecedentes Penales) para terminar con las filas y dar buena atención.

Uno de los retos es colaborar para que exista un  buen servicio, de que el funcionario judicial sirva a la ciudadanía y ya no se sirva de la sociedad. Vamos a hacer un trabajo de concientización de todos los servidores judiciales y administrativos para que se mejore la justicia.

¿Qué temas pendientes le ha dejado su antecesor? Estaban en proceso casos de corrupción y disciplinarios contra jueces y otros funcionarios.

Los procesos siguen adelante, tenemos unidades especializadas, el área legal sigue los casos penales. Mi antecesor no estuvo mucho tiempo,  por lo que  hemos continuado con el trabajo, vamos a seguir con el trabajo de control y fiscalización en todos los ámbitos.

¿Cuántos jueces están procesados actualmente en La Paz?

El número exacto no lo tengo, pero la mayor parte de los jueces tiene denuncias,  todos esos casos hay que verificar, así como los que hay contra otros funcionarios. Hay tres jueces disciplinarios que están a cargo de eso.

¿Cómo se trabaja cuando los jueces procesados son suspendidos? ¿Hay suficientes suplentes?

Ya hay resoluciones (de suspensión), pero nos preocupa, es traumático en el mundo litigante que se suspenda a un juez y el suplente no continúe con el proceso, pero de todas maneras la ley establece esas medidas. A los jueces no se los puede destituir, sino suspenderlos sin goce de haberes mientras dure la investigación. 

Posiblemente una cantidad de jueces sea apartada de sus cargos, ¿hay los ítems necesarios para que otros se hagan cargo?

Estamos tratando de que el suplente tome su cargo de inmediato. La suplencia se la declara al siguiente número, entonces inmediatamente se hace una suspensión y se hace cargo al que le corresponde. Hay hasta ahora los suficientes. El juez tiene que seguir con el proceso, pese a que se le carga el trabajo, pero tiene que seguir con el proceso.

¿En qué situación está la infraestructura en general? ¿Qué proyectos hay para eso?

Hay políticas de gestión que las vamos a hacer, pero lo que nos falta son medios económicos.

¿Cuánto dinero se necesita?

Esto se verá en las políticas que haga el Consejo. 

¿Cómo ha sido la selección de los nuevos representantes distritales del Consejo de la Magistratura? ¿Cómo llegó usted  al cargo?

Nosotros mandamos los currículos respectivos a Sucre y desde ahí las autoridades ven las hojas de vida. En mi caso los del Consejo me han invitado para que pueda colaborarles en esta gestión que no es mucho tiempo.

 ¿Qué opina de las críticas que surgieron tras su nombramiento en torno al fallo que dio sobre Leopoldo Fernández  cuando era juez? Algunos críticos afirman que es un premio que usted recibió. 

¿Un premio? No creo que sea un premio estar en este cargo, este es un trabajo completamente vasto, que va en contra de los funcionarios, uno se hace hasta enemigo de los propios jueces. No creo que sea un premio, aquí el premio fue trabajar a favor de la gente, de la ciudadanía.

 Creo que cuando uno está como juez atiende varios casos, no solamente he atendido el caso de Leopoldo, he atendido muchos más. De repente les interesa más el caso de Leopoldo, pero yo he metido a la cárcel a muchos asesinos y de eso no me preguntan.

De la gente tengo mucho apoyo, en las redes tengo apoyo. Uno no es monedita de oro, pero no hay que irse a una cuestión política. No soy de ningún partido político, por eso tengo mi certificado de que nunca he sido de ningún partido político. Yo vine aquí para servir al pueblo , la paceñidad me conoce y a nivel nacional también.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

116
75