Cae Tardelli y la Policía asegura que es el líder de los asaltantes

Como benefactor ganó la confianza de los pobladores de Santa Ana, éstos lo protegieron desorientando a la Policía, que está tras la captura de tres personas más.
domingo, 9 de abril de 2017 · 01:00
Página Siete  / La Paz

El brasileño Mariano Tardelli  fue detenido ayer e identificado por la Policía como el cabecilla,  líder,  reclutador y organizador de la banda que asaltó el 30 de marzo  un vehículo de la empresa  de transporte de valores Brinks, llevándose 21,3 millones de dólares.

Tardelli fue detenido a las 11:00 en la zona de Santa Ana de Chiquitos. La estrategia fue retirar policías para que los delincuentes piensen que abandonaban la zona; se expusieron y fueron capturados,  informó el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en una conferencia de prensa.

"Estaban acorralados (...) sabíamos que estaban ahí y que era cuestión de horas”, dijo la autoridad. El brasileño tenía una herida de  bala en el hombro derecho, no se informó si era una herida anterior o producto de su captura.

La red Unitel informó, citando fuentes policiales,   que Tardelli fue capturado cuando bajaba de un tren con el objetivo de refugiarse en la hacienda El Naranjo (entre Santa Ana y Roboré).

El  director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, Gonzalo Medina,  dijo que Tardelli  fue detenido en "inmediaciones de la zona”, después de varios operativos de seguimiento "resultó cercado y detenido”.

Al margen de Tardelli, la Policía detuvo también a Luis Miguel Monteiro (de nacionalidad peruana, alias el Carrera), Natali Cuéllar (pareja del brasileño) y Jhovanna Cuéllar, tía de la novia, éstas estaban encargadas de  proporcionar suministro de medicamentos, alimentos y ropa para que la organización delictiva pueda huir de Bolivia. 

"La organización está integrada por personas de distintas nacionalidades”, dijo al citar que hay otras personas de nacionalidad boliviana que están  ligadas directamente con la organización, la fuga y encubrimiento de la banda que asaltó a Brinks.

Las autoridades anunciaron que en las próximas horas otros tres miembros más estaban a punto de ser detenidos.

Un narco  "quebrado” y padrino

El Ministro de Gobierno afirmó que el móvil del asalto fue el hecho de que Tardelli se dedicaba al narcotráfico, pero operativos de la fuerza antidroga por Santa Ana lo llevaron a fracasar en esa actividad, por tanto, estaba "quebrado” y por eso fue que decidió organizar el robo a mano armada al vehículo de Brinks.

Para cumplir su objetivo, Tardelli, cuya hacienda era sólo una fachada de producción ganadera para encubrir sus actividades como  narcotraficante, comprometió de alguna manera el apoyo en su favor de  la  población de Santa Ana porque actuaba como un benefactor de la misma.

"(Tardelli) Daba vaquillas, trajes deportivos, ayuda, les daba trabajo a los comunarios. Su camuflaje era la ganadería, se dedicaba al narcotráfico. la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN)  hizo dos operativos (por esa región) y estaba quebrado. Por eso hizo el asalto a Brinks”, declaró Romero.

 Aseguró que  los  pobladores de la zona obstaculizaron los operativos de seguimiento y eventual captura de los asaltantes, ya que les proporcionaban información sobre la actividad policial, condenando al fracaso algunas operaciones. El Ministro aseguró que las personas que colaboraron a los delincuentes serán procesadas.

En la conferencia de ayer, fueron presentados cuatro hombres más, que son los supuestos cómplices de la banda de asaltantes. Sin embargo, no hay brasileños detenidos como autores directos del atraco al coche de Brinks. 

El Gobierno confirma la presencia del cártel PCC

 

"Estos brasileños son emisarios del Primer Comando Capital (PCC)”, confirmó  ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero, al presentar a parte de la banda de delincuentes que asaltó un vehículo blindado de la empresa de transporte de valores Brinks. 

"La investigación inicial señala vínculos con el PCC”, reiteró y añadió que el asalto a Brinks muestra el mismo modus operandi de esa organización brasileña  en atracos cometidos en territorio  brasileño, especialmente en la   zona de Mato Grosso, donde la temida organización criminal cometió  varios asaltos a bancos y entidades.

El 21  febrero hubo un procedimiento similar. Ese día  un grupo comando del PCC de al menos 20 miembros asaltó  con armas de guerra una oficina de Brinks en Pernambuco,  robaron 20 millones de dólares.

"Son personas buscadas por la justicia brasileña, que se han enfrentado a la Policía brasileña y que han mandado a sus emisarios para perpetrar este delito en Bolivia”, dijo de nuevo. Sin embargo, luego sostuvo que las investigaciones posteriores  corroborarán  o no el dato inicial.

Ataque a Palmasola

Las autoridades informaron que la banda que asaltó Brinks en Santa Cruz ya tenía pensado un segundo "golpe”, consistente en atacar el penal de Palmasola para liberar a dos brasileños (integrantes jerárquicos del  PCC),  presos por el robo  a la joyería Imperio sucedido en octubre de 2016. 

El  director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Gonzalo Medina, informó que uno de los brasileños era encargado de aprovisionar con insumos necesarios para que  los miembros de la banda huyan y fuguen de Bolivia.

 

 

 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

167
74