“Me dijo que él le iba a dar una vida digna a mi hija y la mató”

Después de enterrar a su bebé, el padre de la pequeña seguirá en Cochabamba para ver que el caso contra los dos acusados avance en el Ministerio Público.
miércoles, 24 de mayo de 2017 · 03:00
Daniela Romero / La Paz

A sus 22 años Juan Carlos Mendoza debe afrontar no sólo el dolor de haber perdido de la manera más cruel a su hija de un año y nueve meses, sino el proceso penal contra los dos principales acusados de haberla violado y matado, hasta que haya una condena. 
 
"Lo único que pido es la ayuda de toda la población boliviana  para que haya justicia para mi hija”, dice con la voz quebrada. Juan Carlos enterró a su hija el lunes y desde ayer no se mueve de la Fiscalía de Cochabamba para hacer el seguimiento y cerciorarse de que el caso avance.
 
¿Cómo se enteró que su hija había muerto?
 
La amiga de la madre de mi hija me llamó, me dijo que como yo era el padre tenía que saberlo, que mi hijita se había muerto. Ese momento yo estaba viajando, tuve que hacer trasbordo en Oruro y luego recién llegué a Cochabamba. No sabía nada.
 
¿Por qué su expareja decidió irse de su casa? ¿Qué ocurrió?
 
Porque teníamos problemas como cualquier pareja y después ella tomó la decisión. A un principio no sabía dónde estaba, dónde se había ido, pregunté con amigos, con sus amigos, nadie sabía nada. Alguien me dijo después que se había ido a Cochabamba. Cuando hablé con ella le dije que regrese, le pedí que volviéramos a vivir juntos por nuestra hija, que ella necesitaba que nosotros estemos juntos, pero no quiso.
 
¿Usted conocía a la actual pareja de la madre de su hija?
 
No, no lo conozco, recién lo vi en la audiencia (cautelar), recién lo miré a los ojos, él no dijo nada, no habló, pero no le dejé de mirar. Él mató a mi hija, sólo quiero justicia. 
 
Ahí me enteré que ella (su expareja) declaró en la audiencia que el tipo con el que vivía era violento desde antes y así le dejó a mi hija a su cargo. No puedo creer lo que ha pasado, que la hayan matado de la manera más cruel, lo que le han hecho no tiene nombre.
 
¿Hace cuánto tiempo no veía a su hija?
 
Ya era medio año, desde que su madre se fue de mi casa, ya no la volví a ver. Siempre preguntaba a sus amigos cómo estaba mi hijita porque ella no me decía nada.
 
 ¿Usted supo que la madre de su hija tenía otra pareja desde que se fue?
 
Yo sospechaba que ella estaba con otro, pero ella no me decía nada. Después me enteré que vivía con otra persona. Una vez  dijo que el tipo  le había dicho que le iba a dar una vida digna a mi hija y ahora mire, la ha matado, le ha hecho tanto daño.
 
Usted vive en Sucre, ¿hasta cuándo se quedará en Cochabamba?
 
Voy a seguir hasta que se haga justicia, hay un abogado que me está acompañando estos días, pero me gustaría tener la ayuda de otros abogados que me colaboren y no dejen que estos dos señores salgan de la cárcel. Estaré aquí unos   10 días para  ver cómo avanza el caso, no voy a parar hasta que  se haga justicia 
 
¿Cómo enfrentará esta etapa procesal contra los dos principales acusados del crimen? 
 
En este momento no tengo el suficiente dinero, pero voy a seguir adelante porque la muerte de mi hija no se va a quedar así. Ella  misma me va a dar  fuerzas para que yo siga de pie, sin su madre, sin ella, pero lo que pido con todo mi corazón a la gente boliviana es que me colabore con lo que pueda.
 
La madre de la bebé se entrega y es aprehendida por la Fiscalía

Elena F.P. fue detenida la tarde de ayer después de que  se entregara voluntariamente a la Policía. La madre de la bebé que fue violada y asesinada desapareció el día que la pequeña perdió la vida. 

 El Ministerio Público abrió un proceso contra Elena F.P. por complicidad en infanticidio. Según su primera declaración, antes de desaparecer, su hija se quedó a cargo del padrastro Brandon T.C., de 22 años, porque ella fue a trabajar.

Tanto Brandon T.C. como su padre, Eulogio T.E., de 56 años, fueron remitidos a la cárcel con detención preventiva, después de ser imputados por el delito de infanticidio, cuya pena máxima es de 30 años.

Sin embargo, surgieron contradicciones en los exámenes practicados para conocer si la pequeña fue víctima de violación sexual. En primera instancia, cuando la niña fue llevada por los principales acusados al hospital Harry Williams, un examen médico que se le hizo en ese momento determinó que hubo una violación sexual.

Pero el resultado de la autopsia señala lo contrario. La Fiscalía se basó en que este examen descartó violación sexual para imputar a los dos principales sospechosos del crimen de la bebé sólo por infanticidio.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

111
205

Otras Noticias