El seguro de LaMia no se aplica por tres fallas de la aerolínea

Bisa Seguros señaló que la empresa aérea no pagó una prima, no avisó que iría a Colombia (país excluido del contrato) y que el piloto incurrió en errores.
miércoles, 31 de mayo de 2017 · 00:00
Sergio Mendoza  / La Paz

El seguro para pasajeros que tenía LaMia no cubre el accidente ocurrido el 28 de noviembre de 2016 en el que fallecieron 71 personas por tres fallas que se le atribuyen a la aerolínea: Colombia estaba excluido como país de destino, el piloto cometió errores (no fue un hecho fortuito) y hubo falta de pagos.

"Entre los elementos del rechazo se destaca la exclusión de Colombia (como destino), el capitán del vuelo incumplió normas internacionales de navegación aérea y además había un retraso en el pago de la prima”, informó ayer el vicepresidente ejecutivo de Bisa Seguros y Reaseguros SA, Alejandro MacLean.

 Añadió: "Es responsabilidad absoluta de la línea aérea y el comandante de la nave cumplir con las condiciones establecidas en la póliza de seguros”.

 El avión de LaMia partió de Santa Cruz  (Bolivia) rumbo a Río Negro (Colombia) con el equipo de fútbol Chapecoense. Se estrelló antes de aterrizar por falta de combustible. Siete tripulantes y 64 pasajeros fallecieron.

Ayer, el secretario general de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Marcelo Maldonado, explicó que el seguro de LaMia por un valor de 25 millones de dólares tenía una vigencia de un año, del 10 de abril de 2016 al 10 de abril de 2017. Estaba vigente cuando ocurrió el accidente, pero aún así no se aplica por los tres motivos antes señalados. Eso en el caso de los pasajeros porque el seguro para la tripulación sí se está pagando, aseguró MacLean. 

Pese a  que el seguro para pasajeros fue rechazado, él manifestó que se habilitó un fondo para pagar las indemnizaciones a las familias de los que fallecieron o resultaron heridos. "Se tomó una decisión más allá de lo que establece la norma y la ley. No es un fondo de caridad, pero hay que destacar que ninguna de las víctimas tiene la culpa del accidente y merecen ser indemnizados”.

MacLean advirtió que la exclusión a Colombia podía levantarse si   LaMia informaba que pretendía volar a ese país, cosa que no se hizo. 

Bisa Seguros tampoco notificó a la DGAC sobre la falta de pagos de LaMia desde inicios de octubre de 2016, más de un mes antes del accidente. "Hubo incumplimientos de seguros en otros casos, pero la empresa aseguradora nos notifica y en ese momento se suspende la operación (de vuelo). En este caso nadie nos notificó”, explicó el director ejecutivo de la DGAC, Erick Vargas. 

No se precisó si el fondo que se habilitó cubrirá  la misma cantidad de dinero por asuntos de "confidencialidad, pero llegará a lo necesario para responder a las necesidades de las víctimas en el marco de las normas internacionales”, enfatizó MacLean.

 En cuanto a los tripulantes,  se pagaron ya los gastos médicos de los dos sobrevivientes y, hasta ahora, las indemnizaciones para cinco de los siete fallecidos.

 

 Colombia tiene hasta noviembre para presentar el informe final

Aún se espera que Aeronáutica Civil de Colombia emita su informe final de lo que ocurrió aquel 28 de noviembre cuando un avión cayó antes de aterrizar y dejó el saldo de 71 personas muertas. Este debe hacerse en el plazo de un año desde que ocurrió el accidente. 

"Tienen un año desde la fecha en que fue el siniestro, es decir hasta el 28 de noviembre de este año. Con seguridad están agilizando el trabajo y nosotros colaboramos en la investigación, sin ocultar ni guardar ningún documento”, informó ayer el director ejecutivo de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Erick Vargas. 

 El informe preliminar colombiano que salió en diciembre del año pasado determinó que el avión chocó contra un cerro antes de llegar a la pista por la falta de combustible. Antes de despegar de Santa Cruz de la Sierra se cargó lo justo para llegar a Río Negro, cuando según las normas internacionales la aeronave debía contar con combustible para una hora y treinta minutos más de lo que duraría el viaje. 

 Tampoco se hizo una parada en Cobija (Pando), como se había previsto en un principio. El piloto comunicó a la torre de control que había una "falla eléctrica total y de combustible” dos minutos antes de estrellarse.

 Por otro lado, personal de la torre de control desvió al avión que pretendía aterrizar debido a que otros también pedían permiso para llegar a la pista. Esto ocasionó que se consumiera más combustible aún. 

Vargas añadió que una vez que se cuente con el informe final se contará con mayores elementos para asumir las acciones que sean necesarias. Aclaró que investigadores de su dirección colaboran desde Bolivia con los de Aeronáutica Civil en Colombia y de ser necesario irán a ese país.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

64
30