Encarcelan a un adolescente que violó a su sobrina de 2 años

Un juez ordenó enviar al acusado a un centro especial y liberó a su hermano mayor porque no se encontraron evidencias de su participación en el abuso sexual.
sábado, 6 de mayo de 2017 · 00:00
Página Siete  / La Paz

Herland M.R., de 15 años, fue enviado a un centro especial con detención preventiva después de que el juez considerara que hay suficientes indicios de que violó a su sobrina de dos años. Su hermano Nelson, de 16, aprehendido también por el mismo caso, fue liberado, ya que no se le encontró culpa alguna.

El jueves pasado, los dos adolescentes  fueron detenidos por la Policía después de que se descubriera que la bebé, que quedó a su cuidado, había sido abusada sexualmente en una vivienda de la localidad de Muruamaya, en la provincia Ingavi.

En la audiencia de medidas cautelares realizada ayer el fiscal de Viacha, Alexis Vilela, explicó que la madre de la víctima declaró haber dejado a su hija en su casa a cargo de sus dos primos, mientras ella iba a cuidar su ganado. "La madre refirió que al retornar vio que la menor tenía sangre en los genitales, por lo que la trasladó al centro de salud, donde se evidenció un desgarro vaginal y anal”.

Se exhibieron resultados de algunas pericias, así como testimonios, que apuntan a que Herland M. R. es el autor del crimen. Sin embargo, no se evidenció la participación de su hermano menor, que fue puesto en libertad por orden del juez.

El delito que se le atribuyó al adolescente es el de violación a niño, niña o adolescente, el cual tiene una pena de entre 20 a 25 años, de acuerdo al Código Penal. Mientras la investigación avance, deberá estar recluido en el Centro de Terapia Varones de la ciudad de La Paz.

Sonia, de 26 años, se encontraba ayer fuera del quirófano del Hospital del Niño, donde se le practicaba una cirugía reconstructiva a su hija. Ella recuerda que el  pasado miércoles, cuando regresó a su domicilio, encontró a la bebé dormida. Unas horas después  cuando la revisó, vio que su ropa estaba ensangrentada, al igual que las mantas en las que estaba envuelta. 

  "Pensé que le habían pegado. Le llevé al centro médico y me dijeron que era abuso sexual”, comentó a este medio. Ahora espera que la pequeña se recupere de las lesiones que le causaron.

El director del Hospital del Niño, Alfredo Mendoza, explicó que es difícil predecir la evolución física que la paciente tenga después de la operación de reconstrucción de sus órganos genitales, aunque a pesar de todo ella se encuentra estable. 

"Pienso que las secuelas serán sobre todo de tipo psicológico, pese a su corta edad. Es en eso en lo que hay que trabajar, en el sentido que todos los niños que sufren violencia tienen que seguir un programa que desafortunadamente no existe en el país”, añadió el médico.  

Al tratarse de una bebé de dos años, todo el tratamiento queda cubierto por un seguro. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
67