Policía desaloja a fabriles de su sede a fuerza de presión

Nadie explicó por qué la Policía ingresó a la sede de la organización.
miércoles, 30 de agosto de 2017 · 03:00
La Policía desalojó a uno de los dos grupos  que se atribuyen la dirigencia de la Federación de Fabriles de La Paz de su sede. El operativo se realizó para evitar peleas entre ambos sectores; sin embargo, el oficial a cargo no dio declaraciones sobre las instrucciones que recibió.

El contingente policial llegó a las 15:30 al quinto piso del edificio fabril, ubicado  frente a la iglesia de San Francisco. Unos pocos policías se quedaron en la puerta principal del edificio y no dejaron  ingresar a ningún afiliado al sector. En el auditorio de los fabriles se llevaba adelante el primer ampliado de la organización dirigido  por Dionicio Poma.

 Los trabajadores, sorprendidos, cerraron las puertas y la reforzaron con las decenas de sillas que tenía el auditorio.

Otros trabajadores se quedaron en las puertas discutiendo con los uniformados y llegaron a los empujones. Los policías emplearon gas pimienta para hacerlos retroceder por las angostas gradas.
 
Los dirigentes se resistieron y los policías los hicieron descender utilizando sus escudos.

Después, los policías forzaron la puerta e ingresaron al auditorio fabril y luego de discutir con los dirigentes los hicieron descender por las gradas. "!Fuerza compañeros, que la lucha es dura, pero venceremos¡”, gritaron mientras bajaban por las gradas en fila hasta llegar a la calle.

El conflicto se originó porque dos dirigencias alegan ser los legítimos representantes del sector. El bloque orgánico denuncia que uno de los dirigentes tiene afinidad con el Gobierno.

Dionicio Poma fue electo como secretario ejecutivo el fin de semana y sucede a Wilson Mamani, quien concluyó su gestión en marzo pasado. El dirigente denunció a la otra facción de ser afín al partido de Gobierno Movimiento Al Socialismo (MAS).

El segundo grupo está dirigido por Segundo Quispe, quien alega ser electo en el mismo cargo hace dos meses en la Conferencia Departamental de Trabajadores Fabriles. Esta elección fue impugnada porque no hubo consenso.

Poma, en las puertas del edificio anunció que iniciarán una "vigilia permanente” y dijo que los fabriles están en un "estado de emergencia”, y "continúarán las manifestaciones”.

Consultado si volvería a retomar la sede fabril dijo: "soy el nuevo ejecutivo y vamos a tomar las decisiones que corresponden, debemos asumirlas. No fui chuto (ilegal) y el Gobierno a mí no me eligió, no soy masista, soy un trabajador”.


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

64
45