Denuncian que niño desaparecido fue sacrificado en una mina

'Para sacar más oro, con la wawa lo pagan a la mina', comentó el padre del niño de ocho años.
viernes, 09 de noviembre de 2018 · 15:06

Página Siete Digital /La Paz

Los padres del niño Jhoel Deyvert Condori Aliaga, de ocho años de edad, reportado como desaparecido desde el pasado 14 de septiembre en el municipio de Aucapata en La Paz, denunciaron hoy que según testimonios de comunarios, su hijo fue sacrificado vivo por mineros de la cooperativa Santa Bárbara en Cosmipata.

"Dice que lo han metido a un auto llorando a mi hijito y le han dirigido a la mina, en la mina el viernes mismo, en la tarde mismo, me lo han sacrificado así vivo mismo (...). Los comunarios nos confirman que a mi hijo se lo han llevado, lo han atendido bien, le han puesto con serpentina y le han llevado a la mina y le han sacrificado", contó la madre, Sonia Aliaga.

Jhoel fue visto por última vez cerca a la plaza de la localidad de cantón Pusillani, en la provincia Muñecas, tercera sección de Aucapata; ese día él vestía una gorra camuflada, una chopa azul y pantalón beige.

Los padres basan esta hipótesis en una nota escrita que les hicieron llegar, en el que se lee lo siguiente: "El niño perdido de don Norberto Condori Chambi los mineros lo han traído para hacer wajtacha o ritual en la mina y enterraron el viernes 21 de septiembre por la noche".

Los afligidos padres comentaron que su hijo no sería el primer niño sacrificado, que los mineros ya ofrendaron a otros niños antes. "Para sacar más oro, con la wawa lo pagan a la mina (...). No se puede perder así por así mi hijo, cómo es posible, va a ser enterrado vivo mismo en la mina, por favor pido justicia", expresó el padre de Jhoel, Nolberto Condori.

Al respecto la jefa de la División de Trata y Tráfico de Personas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz, Gaby Coca, informó a ATB que se está coordinando con la Fiscalía para convocar a los dirigente de la mina Santa Bárbara a que brinden las declaraciones informativas respectivas, así como los operativos de verificación de los lugares que ya están identificados.

Efectivos policiales, junto a bomberos, funcionarios de la división de trata y tráfico y canes ya realizaron una primera incursión a la zona, pero lamentablemente por un accidente ya no se pudo realizar una segunda inspección.

En agosto de este año, se alertó del hallazgo del cadáver de un bebé que supuestamente fue ofrendado en la localidad de Sabaya en el departamento de Oruro, donde efectivos policiales encontraron el pequeño cadáver rodeado de hojas de coca y cubierto de piedras.

19
603