Bolivia en lista negra de tráfico de personas tras 4 años en observación

El informe de Tráfico de Personas 2018 del Departamento de EEUU señala a Bolivia como un país de tránsito y destino de inmigrantes víctimas de trata sexual.
lunes, 02 de julio de 2018 · 00:04

Página Siete  / La Paz

Después de permanecer durante cuatro años “en observación”, Bolivia ingresó esta gestión  en la “lista negra” de tráfico de personas,  según el informe del Departamento de Estado de Estados Unidos. El presidente  Evo Morales descalificó y rechazó “enérgicamente” el documento.   

De los 22 países incluidos en la “lista negra” del  informe anual sobre Trata de Personas (TIP)  de EEUU, el otro país latinoamericano  incluido es Venezuela, que ya estaba en esta categoría.

Cuatro años “en observación”
 
Bolivia volvió a la nómina de naciones  cuyos gobiernos no avanzan en el intento de alcanzar los mínimos estándares en la lucha contra el tráfico de personas, después de cuatro años. Desde 2014  estuvo en la lista de países “en observación”.   

El informe establece una lista que clasifica el trabajo de los países respecto al tráfico de personas. El Nivel 1 corresponde a las naciones que cumplen con las normas mínimas de Estados Unidos; el Nivel 2, aquellas que están haciendo esfuerzos significativos para lograrlo; Nivel 3,  Lista de Observación, para aquellos que merecen un escrutinio especial; y Nivel 4, para los países que no cumplen plenamente con las normas mínimas de Estados Unidos y no  hacen esfuerzos significativos para lograrlo. 


Hasta el año pasado Bolivia se encontraba en el Nivel 3 - Lista   de Observación, es decir era parte de  los países que, según EEUU,  presentaban  aumento en el número de víctimas de trata de personas y que no ha logrado presentar evidencia de esfuerzos para combatir la trata de personas, entre otros.

En su acápite de “enjuiciamiento” el TIP 2017 establecía: “el Gobierno (boliviano) no informó los esfuerzos de enjuiciamiento y existe falta de datos completos sobre investigaciones, procesamientos y las condenas, lo que hizo que los esfuerzos generales de aplicación de la ley (263) contra la trata de personas sea difícil de evaluar”.

Este año, Bolivia pasó a Nivel 4  y con ello  forma parte de los 22 países de la lista “negra”. Fuera de los dos latinoamericanos,  los otros son: Bielorrusia, Belize, Birmania, Burundi, China, Comoras, República Democrática del Congo, República del Congo, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Irán, Corea del Norte, Laos, Mauritania, Papúa Nueva Guinea, Rusia, Sudán del Sur, Siria y Turkmenistán.
  
País “de tránsito”

El reporte 2018 asegura que el gobierno de Evo Morales “no reúne los mínimos estándares para la eliminación del tráfico y no demostró que esté haciendo esfuerzos progresivos” en comparación con el año previo. 

“Las autoridades bolivianas -agrega el documento-  no reportaron que estén investigando, persiguiendo penalmente o condenando crímenes de tráfico de personas, ni que estén identificando víctimas y enviándolas a servicios de ayuda”.

El documento agrega  que los funcionarios bolivianos que trabajan en este tema carecen de los recursos  o de la formación “para investigar, perseguir y condenar este tipo de crímenes”. 

El informe estadounidense señala a Bolivia como país de tránsito y destino de inmigrantes de África, Chile y el Caribe: “algunos de los cuales se convierten en víctimas de trabajo forzado y tráfico sexual”. 

Los bolivianos de zonas rurales y pobres, especialmente indígenas, así como jóvenes LGBTI, “son particularmente vulnerables al tráfico sexual y laboral”, según el informe.

“Mujeres y niñas bolivianas se hallan envueltas en tráfico sexual dentro de Bolivia y en países vecinos como Argentina, Brasil, Panamá, Perú y Chile. Dentro del país, hombres, mujeres y niños bolivianos son forzados a desempeñar trabajos domésticos, mineros, ganaderos y agrícolas”, indica el documento.

Bolivia rechaza el informe

El presidente Evo Morales  descalificó y rechazó “enérgicamente” el informe de Tráfico de Personas  de  Estados Unidos y el sitial que en él ocupa Bolivia. 

“EEUU no tiene la autoridad moral ni legal para certificar o descertificar a ningún Estado soberano. Bolivia rechaza enérgicamente el intento de ese país de pretender mellar nuestro compromiso en contra de la trata y tráfico de personas”, escribió el mandatario en su cueta Twitter. Policías  de la División de Trata no quisieron referirse al tema. 

La  calificación

  • NIVEL 1:  Países cuyos gobiernos cumplen en su totalidad los estándares del acta sobre tráfico de personas. 
  • NIVEL 2:  Países que no cumplen en su totalidad los estándares pero realizan esfuerzos para cumplirlos. 
  • NIVEL 3:  Países  en observación que no cumplen en su totalidad los estándares
  •  NIVEL 4:  Países cuyos gobiernos no cumplen  los estándares mínimos del acta de tráfico de personas.

 Cada día se reportan tres personas desaparecidas

De acuerdo a los últimos datos oficiales en Bolivia, entre 2012 y 2016   hubo 2.591 denuncias por  los delitos de trata y tráfico. De ellas, el Órgano Judicial emitió 44 sentencias con privación de libertad  contra los acusados.

El delito de  trata de personas sucede  cuando mediante engaños los delincuentes captan  a hombres, mujeres o niños y después les obligan a realizar trabajos forzados o son víctimas de explotación sexual. Las cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU) evidencian que el 30%  de las víctimas  son niños y un 70%  mujeres y niñas en el mundo.

De acuerdo a estadísticas policiales, en el departamento de  La Paz cada día se reportan tres personas desaparecidas y una no es hallada. La poca información sobre los desaparecidos, el requisito de un  requerimiento fiscal para obtener extractos de llamadas y la falta de recursos logísticos son los principales escollos en la búsqueda. A esto se suma   un vacío legal para tratar estos casos.

     Para la legislación boliviana  la desaparición  como tal no es un delito, la tipificación penal se encuentra en la  desaparición forzada. En tanto ello no se demuestre, es sólo un reporte de  ausencia. 
 
 El 31 de julio de 2012  se  promulgó  la Ley 263  contra la Trata y Tráfico de Personas. El objeto de la norma es combatir la trata y tráfico de personas, y delitos conexos, garantizar los derechos fundamentales de las víctimas a través de la consolidación de medidas y mecanismos de prevención, protección, atención, persecución y sanción penal de estos delitos. Se creó un Consejo Nacional de la Lucha Contra la Trata y Tráfico  que tiene oficinas en todos los departamentos.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

79
24

Otras Noticias