La UNODC registra 1.109 ha de cocales en el Polígono 7

Respecto al año 2016, los cultivos de coca en esta zona colonizada del TIPNIS disminuyeron en 10%, de 1.233 a 1.109 hectáreas.
jueves, 23 de agosto de 2018 · 00:04

Página Siete / La Paz

Dentro de las áreas saneadas de los parques naturales Isiboro Sécure y Carrasco, el Polígono 7 alberga la mayor superficie cultivada de coca, pues alcanza las 1.109 hectáreas, según el informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). El martes, el Gobierno aseguró que en esa zona colonizada había hasta 400 hectáreas.

El documento del organismo internacional muestra que los cultivos de coca en el Polígono 7, ubicado en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), disminuyeron en comparación del año 2016, cuando se registraron 1.233 hectáreas. Hubo un decremento del 10% para 2017.

Asimismo, la otra área saneada es Línea Roja, situada en el parque Carrasco, que en 2017 reportó 613 hectáreas de coca, un 5% menos que el año anterior, cuando había 642 hectáreas.

Estas dos áreas saneadas forman parte del registro de cultivos que hizo la UNODC en el trópico de Cochabamba, lo que significa que los cultivos en estas zonas son legales.

Según la Ley General de la Coca, en Cochabamba los cultivos de la hoja ancestral no deben exceder las 7.700 hectáreas, lo que permitió a los productores del Polígono 7 a acceder a catos (cada uno tiene una superficie de 1.600 metros cuadrados).

El registro de los cocales en el Polígono 7 cobra fuerza después de que el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, asegurara el martes que en este sector los cultivos no sobrepasaban las 400 hectáreas.

“En esta área del Polígono 7, evidentemente han sido beneficiados con el cato de la hoja de coca. En todo este sector estamos hablando de 370 a 400 hectáreas, porque en las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba no debe sobrepasar las 7.700 hectáreas, lo que establece la nueva ley de la hoja de coca”, informó en conferencia de prensa.

El fin de semana, colonos evitaron el ingreso de la Comisión que envió el Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza al Polígono 7. Los habitantes de esta zona impidieron durante seis horas que la comitiva ingresara y saliera de la zona porque –según ellos– no pidieron permiso.

El presidente del Consejo Indígena del Sur (Conisur), Jacinto Noza, aseguró el fin de semana que “no se esconde nada dentro del TIPNIS”.

No obstante, el viceministro Cáceres informó que dentro del Polígono 7 se encontraron pozas de maceración para fabricar cocaína.

“En el Polígono 7 evidentemente se han encontrado pozas de maceración, en las poblaciones de Ichoa, como también en las comunidades indígenas. También se han destruido dos laboratorios”, explicó la autoridad. Explicó que las pozas se hallaron en las localidades de Ichoa, Aroma y Tacopaya.

En una visita que realizó Página Siete en 2017 evidenció cultivos de coca en el Polígono 7. Los indígenas que habitan esa región sostienen que los colonos les pagan entre 2,50 y 3 bolivianos por cada libra de coca cosechada.

Como cualquier otra región cocalera del país, en el Polígono 7 del TIPNIS se formaron también sindicatos: Isiboro, Patiño, Puerto Patiño, Primero de Mayo, Bolívar, Aroma, Icoya, Paraíso, Moleto e Ichoa. Éstos se conformaron a la par de las comunidades indígenas Limo, Santísima Trinidad, San José de la Angosta, Fátima de Moleto, El Carmen, 3 de Mayo, Puerto Pancho y Puerto Beni, entre otras.

Cáceres manifestó el martes que los lugares donde se encontraron coca y pozas de maceración son de propiedad indígena.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
104