Creen que asesinato de familia en Brasil fue por robo de $us 40.000

Jesús Condori, Irma Morante y Gian, el hijo de ambos, fueron asesinados y mutilados en su casa en Sao Paulo; el principal sospechoso es el cuñado de la fallecida.
jueves, 10 de enero de 2019 · 02:04

Página Siete / La Paz

La investigación sobre el macabro hallazgo de una familia boliviana asesinada y mutilada en Brasil tiene un único sospechoso: Gustavo Vargas, el cuñado de la mujer fallecida de quien se presume que terminó con la vida de sus familiares por robar 40.000 dólares.

  Los cuerpos de Jesús Reynaldo Condori Sanizo, de 39 años, su esposa Irma Morante Sanizo, de 38, y su hijo Gian Abner de 8 años, continúan en una morgue del  estado Itaquaquecetuba en Sao Paulo (Brasil).

  Sergio Morante, el hermano de la fallecida, informó que la familia intenta realizar los trámites de repatriación, aunque ve que será difícil hacer el trámite.

 “Los mataron por dinero, mi hermana tenía guardados 40.000 dólares en su ropero, parece que el cuñado sabía y por eso los mató. Él ahora está desaparecido”, informó Morante.

Vargas es marido de la hermana mayor de los Morante. Ambos viven también en Brasil, pero él trabajaba en el taller de costura de la pareja asesinada.

Los cuerpos fueron descubiertos por efectivos de la Policía Militar de Sao Paulo el martes en la casa de la familia, lugar donde  se había trasladado hace pocos días. Los tres, padre, madre e hijo tenían cercenados los cuerpos, cada uno estaba en un saquillo de plástico y a su vez en una maleta de viaje.

 “Mi hermana y mi cuñado se fueron hace 23 años a vivir a Brasil, porque querían salir adelante con su familia. Pusieron un taller de costura y se dedicaron a eso todos estos años. Allá nació mi sobrino, él era brasileño”, contó Sergio en un contacto telefónico.

La familia Condori Morante se fue a Brasil hace 23 años.

Durante los últimos años Vargas trabajó para la pareja, como era el cuñado de la fallecida había cierto grado de confianza. “Nunca imaginé que él pueda haberlos matado, lo conocíamos pero tampoco se mostraba como alguien violento o malo, se llevaba bien con mi hermana, su esposa, pero uno nunca sabe cómo es la gente”, reflexionó el hermano.

Si bien no había una comunicación fluida con su hermana, Sergio Morante contó que desde el 23 de diciembre que ya no se supo nada más de la familia. Ninguno de los dos, ni Jesús ni Irma respondían las llamadas que les hacían desde Bolivia.

“Pero esos días nos llegaron mensajes de mi hermana deseándonos un feliz año nuevo, cuando intentamos llamarla ya no respondía ninguna llamada de ningún teléfono. Entonces nos dimos cuenta que no era ella la que enviaba los mensajes”, recordó el hermano.

Presume que quien mandó los mensajes fue el cuñado sospechoso del triple crimen. Cuando se conoció sobre el hallazgo de los cuerpos en Brasil, Vargas se dio a la fuga. “Él desapareció el lunes, ya no se supo más de él. Mi hermana mayor tampoco sabe dónde está ni se puede comunicar con él”, informó Morante.

Gustavo Vargas es el principal sospechoso del crimen.

Ese día, los familiares en Bolivia recién se enteraron que sus seres queridos habían sido encontrados sin vida. “El hermano de Jesús nos llamó para avisarnos que los habían encontrado muertos”.

Desde La Paz, la jefa de la División Trata y Tráfico de Personas, Gaby Coca, informó que se coordina con sus pares de Brasil para buscar a Vargas en ambos países. “Estamos tras la búsqueda del señor Gustavo Vargas que es el presunto autor del triple asesinato”, señaló ayer.

Se presume que el principal acusado cruzó la frontera hacia Bolivia, aunque no hay aún la certeza de que así sea. La Policía moviliza a diferentes unidades para dar con él en caso de que se encuentre en territorio boliviano. Brasil colabora con el rastrillaje en varios estados.

  

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

5
130