Anapol: Mendoza designó de forma ilegal a su mano derecha

La defensa de Wálter Lizeca sostiene que el excomandante de la Policía delegó de forma irregular a su mano derecha y asesor, coronel Richard Olivares, a la CMI.
miércoles, 23 de enero de 2019 · 02:04

Carlos Quisbert/ La Paz

 El exinspector general de la Policía, Wálter Lizeca, afirmó que el excomandante de esa institución Alfonso Mendoza designó de forma ilegal a su mano derecha y asesor personal Richard Olivares, como delegado ante la Comisión de Máxima Instancia (CMI), para supervisar el  proceso de admisión a la Academia Nacional de Policías (Anapol).

Roger Ugarte, el abogado de Lizeca, informó  a Página Siete que su cliente   hizo esta revelación ante   la comisión de fiscales que investiga las denuncias de corrupción en el proceso de admisión a los institutos de formación policial.   
  
   “El Comandante General (Mendoza) emitió un memorando para designar de forma directa  al coronel Olivares en representación del Comando de la Policía, para que éste   forme parte de la CMI,   desconociendo y sobrepasando la autoridad que tenía el general Lizeca como Inspector General, las razones no las conocemos. Es irregular y es ilegal, de acuerdo con   los reglamentos y funciones de la Policía”, señaló Ugarte.

Pese a esa irregularidad, Lizeca no apeló ni objetó la decisión de Mendoza, su abogado afirma que no lo hizo porque se enteró  de esa determinación cuando la CMI ya estaba conformada. 

         En la declaración que Lizeca hizo el pasado 18 de enero  también dijo que se “informó” a Mendoza de al menos cuatro irregularidades que  observó  durante el proceso de selección de postulantes a la Anapol.

“Él (Lizeca) sí ha conocido irregularidades dentro del proceso de evaluación a los postulantes, pero ninguna de esas observaciones tiene  relación a los hechos de corrupción que ahora se investigan”, dijo Ugarte.

El abogado asegura que la Fiscalía “incriminó” a   Lizeca a raíz de un “chisme”, que asegura fue desmentido en la audiencia del día domingo. Uno de los implicados comentó que el general dijo,  sobre otro oficial, que “sería una piedra en el zapato” en el control del proceso de admisión a la Anapol, “esto ha sido desmentido en la audiencia, y la jueza ha dictado una resolución ilegal, porque no hay indicios contra el general Lizeca”, afirmó.

    Este medio trató de comunicarse con el general Mendoza pero no atendió las llamadas.

La Fiscalía sostiene que además de no cumplir con sus deberes, Lizeca y otros dos altos oficiales avalaron la contratación de dos empresas para los  exámenes teóricos, cuyos dueños también están presos.

 

19
277