Ampliarán denuncia contra Blanco y Boyán

sábado, 05 de enero de 2019 · 00:00

ANF  / La Paz

El diputado Rafael Quispe ratificará su solicitud para ampliar su denuncia en contra de los exfiscales Edwin Blanco y Susana Boyán por la sentencia en contra de Jhiery Fernández.

Ambos fiscales estuvieron a cargo de las investigaciones en el caso del bebé Alexander. Incluso Boyán apeló la sentencia para que el tribunal de justicia suba de 20 a 30 años la  condena contra el médico Jhiery Fernández.

“Primero sólo fue contra (la exjueza Patricia) Pacajes, luego ampliamos contra Roberto Mérida y Gladys Guerrero. ¿Quiénes eran los fiscales? Boyán y Blanco;  hemos pedido la ampliación de la denuncia, nos han rechazado, nos dijeron que no estábamos a derecho”, declaró a ANF el diputado Quispe.

Explicó que los fiscales apelaron la sentencia del tribunal para que suba de 20 a 30 años la pena de cárcel. “Blanco y Boyán eran fiscales y pidieron 30 años y ahí hay un delito”, sostuvo Quispe.

El parlamentario anunció que presentará el memorial este lunes  con nuevos elementos de prueba.

Fernández estuvo detenido en la cárcel de San Pedro sin evidencias científicas  hasta que la exjueza Pacajes confesó que ella y sus colegas sentenciaron a un inocente sólo por dar razón a una forense supuestamente vinculada al ex-Fiscal General.

“Corresponde ampliarles, pero como antes se socapaban todo,  rechazaron el pedido bajo el argumento de no estar a derecho”, comentó el diputado.

En noviembre, el decano del Consejo de la Magistratura, Omar Michel, informó que los jueces del Tribunal Décimo de Sentencia de La Paz, Guerrero y Mérida, fueron destituidos por dañar la imagen del Órgano Judicial.

Blanco, hombre de confianza del exfiscal general, Ramiro Guerrero, fue removido de su cargo de fiscal departamental de La Paz, a un puesto de menor jerarquía. Después de  un día de ejercicio decidió renunciar; un hecho similar sucedió con Boyán.

Quispe espera que el actual fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, y el fiscal departamental de La Paz cumplan su misión de investigar y acusar a los responsables de una sentencia contra un inocente.