Afirman que policías pasivos hacen inteligencia para tres autoridades

Los ministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; de Gobierno, Carlos Romero; y el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, tienen oficiales que trabajan muy cerca de ellos.
domingo, 13 de octubre de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

Al menos cinco policías en servicio pasivo, entre excomandantes y exjefes de unidades clave, trabajan muy cerca de tres autoridades del Gobierno, a quienes colaboran civilmente con el servicio de inteligencia.

Así lo confirmaron a Página Siete uniformados en servicio activo que conocen de cerca lo que sucede con los ministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; de Gobierno, Carlos Romero, y con el viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga.

“Han formado sus propios grupos de inteligencia. Si bien antes el Ministerio de Gobierno, por ejemplo, tenía su propia oficina de Inteligencia, ahora hasta  Quiroga tiene a su disposición un grupo de inteligencia a la cabeza de un policía que trabajó como director nacional de esa especialidad”, indicó un oficial que prefirió el anonimato.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz.
Fotos: ABI

En el Ministerio de Gobierno funciona el Centro de Inteligencia y Generación de Información (Cigein), el cual cobró relevancia en 2011 cuando se conoció que el exgeneral René Sanabria, quien comandaba esta unidad especializada, fue capturado en Panamá con droga.

“Ahora ese puesto está a cargo del exviceministro (de esa cartera) y además fue jefe policial, estamos hablando de H. E. Él, junto con los excomandantes J. S. y V. M., forma parte del grupo de inteligencia que hace seguimientos y está muy cerca del Ministro, pero nadie los ve”, informó la fuente policial.

Lo mismo ocurre con el viceministro de Régimen Interior. Con él  trabaja el exdirector de Inteligencia F. T. “Inteligencia del Viceministerio de Régimen Interior está moviéndose fuerte, el coronel F. T. quien se encuentra en la reserva está trabajando con ellos”, contó otro oficial de la Policía que ocupa un cargo en el Comando de la Policía.

Este grupo de inteligencia es particular porque, según la fuente consultada, los integrantes –entre policías y civiles– hacen seguimientos a periodistas, a efectivos de la institución del orden y a políticos.

El viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga.

“Ellos son los llamados a seguir a los periodistas, trabajan duro y de cerca con el viceministro Quiroga. No se hacen ver, pero el que está a cargo, el coronel F. T., sabe de los movimientos de la gente que está en una especie de ‘lista negra’. Se dice que ellos son los que trabajan más en estos tiempos”, informó el oficial a Página Siete.

Confesó que los policías se sienten perseguidos por este grupo que identifica a los uniformados que tienen cualquier tipo de contacto con gente conocida en la política y medios de comunicación.

“Nuestra única opción es tener la confianza de contar con nuestros representantes en el servicio pasivo, quienes nos escuchan, nosotros no podemos decir nada”, señaló el policía.

Finalmente, según otras fuentes policiales, el ministro Quintana tiene a su disposición a un excomandante, identificado con las iniciales  E. T., quien trabaja con la autoridad en trabajos de inteligencia.

“No es muy seguro si este excomandante trabaja solo o si tiene gente de su confianza, pero él sí está designado en este trabajo. Estos exjefes policiales ya visten de civil, como cualquier ciudadano, pero su trabajo es importante para el Gobierno”, contó un oficial activo de la institución del orden.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

En diciembre del año pasado se reveló, mediante un informe del Centro Especial de Investigación Policial (CEIP), el  seguimiento que se hizo para dar con quienes supuestamente filtraron el audio que develó que la Policía Boliviana espía a políticos y periodistas que emiten comentarios y publicaciones en contra del Gobierno.

Bajo el título “Caso: Publicaciones conspiradoras en redes sociales”, el informe explicaba en detalle qué tipo de seguimiento se hizo para dar con una especie de red, entre policías y civiles, que hizo viral el audio en el que se escucha al  entonces comandante  Faustino Mendoza  y al jefe de la Unidad de Monitoreo, Freddy Huallpara.

Antes de este, el primer caso de espionaje se dio a conocer en 2008, cuando el entonces director nacional de Inteligencia, José Luis Centellas, fue investigado incluso en el Parlamento.

7
191