Auditoría: denuncian a DGAC por nombramientos ilegales

Cuestionan que asesores extranjeros cobren $us 15.000 y que un abogado, una asistente contable y un operador de sistemas sean subjefes regionales.
sábado, 19 de octubre de 2019 · 02:12

Carlos Quisbert  / La Paz

Mientras la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) afronta una auditoría internacional, se denunció que el director de esa institución, Celier Arispe, realizó designaciones ilegales. Una nota enviada al Ministerio de Obras Públicas señala que un abogado, una asistente de contabilidad y un operador de sistemas  fueron nombrados como subjefes regionales en tres aeropuertos diferentes.

La denuncia  sostiene que Arispe contrató a tres asesores extranjeros, “consciente de que no contaba con los conocimientos mínimos para asumir” la auditoría que la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) realiza  a la DGAC en estos días.

“Dejó de lado al personal de la entidad, quienes en realidad son los que deben responder todas las preguntas (de la auditoría) y defender sus respuestas. Lo grave es que cada consultor recibe la renumeración de 15.000 dólares mensuales. Esto constituye otro factor de designaciones indebidas, pero, además, conducta antieconómica y daño económico al Estado”, señala la carta enviada a Obras Públicas el 9 de octubre por Ana María Quenta.

Sobre las denuncias, la DGAC se limitó a responder que para la contratación de su personal cumple con varias leyes y con el Decreto Supremo  28478. “Enmarcados en los protocolos de las normas y convenios internacionales suscritos por el Estado boliviano, a través de la OACI (…) Para encarar el Programa Universal de Auditoría Usoap a la Seguridad Operacional al Estado boliviano, se cuenta aproximadamente con 40 especialistas bolivianos para las diferentes áreas”, señala parte de un breve comunicado enviado a Página Siete.

La denuncia de Quenta sobre los tres subjefes regionales señala que el primero, “un licenciado en Derecho”, cumple funciones en el aeropuerto de Alcantarí, en Sucre. En el segundo caso, un “operador de sistemas” ocupa el mismo cargo en el aeropuerto de Puerto Suárez, de Santa Cruz.

En el aeropuerto de Santa Ana de Yacuma se nombró “a  la técnico en contabilidad, de nombre S. A. O. Donde tampoco cumplen los requisitos (…) Este tipo de nombramientos perjudicará en la auditoría, pues se pone en riesgo la seguridad operacional”, cuestiona Quenta.

La OACI inició la auditoría el  14 de octubre con  el fin de analizar los sistemas de vigilancia de la seguridad operacional en Bolivia. Para esta evaluación arribaron al país ocho auditores de la organización internacional procedentes de  Canadá, Argentina, México, Costa Rica y República Dominicana. 

Los funcionarios de la DGAC deben responder  a 946 preguntas de protocolo. Se preven,  además, visitas a las líneas aéreas,  talleres de mantenimiento (OMA’s) escuelas de aviación, centros de competencia lingüísticas y centros médicos relacionados al tema.

Suman tres denuncias penales contra funcionarios de la DGAC

 De acuerdo a documentos presentados ante la Fiscalía, en octubre hubo tres nuevas denuncias penales  contra funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC). Entre los delitos que se investigan figuran  falsedad ideológica y material, prevaricato y  uso indebido de bienes del Estado.

En el primer caso, el Ministerio de Obras Públicas denunció  al jefe administrativo financiero de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Enrique Botelo, por  uso del vehículo de la institución para el  transporte de sus familiares.

Una segunda denuncia  fue presentada por Welmir Flores  contra el inspector de la DGAC de Santa Cruz, Gustavo Nogales Hanoverl. Flores aseguró que el acusado utilizó sus datos y falsificó su firma para denunciar a  la empresa Heliamérica.

“Presumimos que la denuncia que Nogales armó dentro de la DGAC iba a ser resuelta por él mismo y así tenía la posibilidad de pedir dinero o algún beneficio a Heliamérica. Entiendo que las aeronaves de esa empresa dejaron de operar porque Heliamérica fue suspendida a raíz de esa denuncia falsa”, señaló Flores.

La tercera denuncia fue presentada por el exsubjefe de operaciones de la DGAC en el aeropuerto de Santa Ana de Yacuma, Nelson Carpio. Argumenta que fue  despedido,  pese a que una resolución del Ministerio de Obras Públicas  señala que el proceso administrativo en su contra tenía varias irregularidades. 

Carpio fue echado de su cargo  por supuestas faltas a su fuente de trabajo, “cargos inventados”, según el exfuncionario.

En junio  se conoció un informe del  Ministerio de Obras Públicas que revelaba que en  la gestión del director de la Dirección General de  Aeronáutica Civil (DGAC), Celier Aparicio, se presentaron  15 procesos. Esos casos -presentados entre abril de 2018 a marzo de este año- van desde corrupción hasta discriminación. 

Se reveló también que en algunos casos esa institución se negó a dar información a Transparencia. Por otro lado, se conoce que  Arispe  afronta 18  procesos penales y civiles, según registros judiciales.

 

38
3