El edecán de Illanes fue obligado a comer tierra y dormir con un cadáver

El teniente Yuri Linares contó que el día en que el viceministro fue asesinado a manos de los mineros, él fue golpeado con los guardatojos de los bloqueadores, recibió pedradas y sufrió humillaciones.
domingo, 27 de octubre de 2019 · 00:04

Pamela Pomacahua  / La Paz

Al recordar lo acontecido el 26 de agosto de 2016  en Panduro, Yuri Linares, el edecán del fallecido viceministro de Régimen Interior  Rodolfo Illanes  cerró los ojos, suspiró y contó que ese día fue torturado y humillado. Los mineros que dieron muerte a la autoridad no escucharon sus ruegos ni tuvieron compasión; le hicieron comer ají de fideo con tierra y le obligaron a recostarse al lado del cadáver del hombre al que cuidaba.

El teniente hizo esas revelaciones durante el juicio que se lleva a cabo por la muerte de Illanes, al que tuvo acceso  Página Siete. Linares es uno de los testigos que presentó el Ministerio Público para identificar a los autores materiales del asesinato del viceministro  el  26 de agosto de 2016.

A la fecha, son 13 mineros y un abogado  quienes están acusados y se encuentran en juicio; tres obreros fueron declarados en rebeldía, pero la sentencia se dictará también contra ellos.

El crimen y la tortura

El 25 de agosto de 2016, el edecán se encontraba de servicio y las 8:00 el viceministro Illanes le ordenó que se prepare porque se dirigirían a la localidad de Panduro, donde los   mineros -desde hacía días- bloqueaban la carretera La Paz-Oruro. Los obreros exigían la liberación de 10 de sus compañeros y que no se modifique la Ley de Cooperativas.

El oficial de la Policía, Rodolfo Illanes y el chofer Rubén Quispe llegaron al lugar del conflicto a las 10:00. El viceministro le dijo a Linares que se quede en la camioneta porque estaba vestido con su uniforme de combate y que él iría con el conductor al encuentro de los mineros.

El reloj marcaba las 10:30, el edecán esperaba en el motorizado el regreso de Illanes, pero aparecieron los mineros. Siete cooperativistas lo sacaron del vehículo blanco a rastras y lo llevaron a empujones hasta un cerro. Mientras caminaba, otro minero le tiró una piedra, agresión con la que se inició su martirio.

El edecán contó que el sufrimiento de ese día se extendió por al menos siete horas, porque fue llevado hasta las faldas del cerro, donde, en una explanada, cada minero que participaba del bloqueo se le acercó para golpearle y arrojarle tierra.

“Cuando me bajaron del cerro, los mineros trajeron un ataúd y me pusieron a lado de un cadáver, pensaban que yo estaba muerto”, contó Linares al Tribunal Tercero de Sentencia de El Alto, donde se llevó a cabo la audiencia de juicio oral contra los 14 acusados en el caso.

El teniente continuó con el relato y recordó que el minero Ángel Aparaya le exigió que bese el cadáver, cuya identidad no pudo precisar durante la agresión.

El edecán respondió que no había hecho nada, pero recibió más golpes con los guardatojos (cascos) de los mineros. “Tuve que acceder y atiné a levantar la cabeza, dije: ‘Mil disculpas si he ofendido’, luego perdí el conocimiento”, manifestó.

Después, los mineros dejaron a Linares a cargo de cuatro cooperativistas y uno de ellos le dijo que coma. “Una persona de la tercera edad me cuidaba; en ese lugar había una señora vendiendo ají de fideo y el minero me dijo que coma. Pero otro cooperativista vino y le puso tierra a la comida y me hizo comer. No puedo reconocerlo porque yo estaba con la cabeza hacia abajo, por los golpes que recibí”, contó el oficial  en audiencia del juicio.

Enfermo

Ese 25 de agosto, Illanes estaba vestido con jeans, chompa azul y chamarra color crema. El oficial rogó a los cooperativistas que lo dejen ir donde estaba la autoridad de Estado, porque estaba enferma. “El viceministro estaba resfriado, estaba tomando medicamentos, les he pedido que me lleven donde él porque estaba mal”, recordó Linares.

El uniformado es víctima y testigo de este caso. Al igual que Illanes, fue retenido, agredido y torturado en la localidad de Panduro.

“Hasta ahora no puedo imaginar que exista entre nosotros gente que actúe de esa forma, que torture; si a mí me trataron así, no sé cómo trataron al viceministro”, manifestó.

En la audiencia de juicio oral, Linares reconoció a sus agresores. Uno de ellos es el minero Josué Caricari. Además, Rubén Quenta Trujillo le golpeó en la cabeza con su guardatojo cuando se levantó de una cuneta en la carretera La Paz-Oruro, y Aparaya le dijo que bese el cadáver.

Linares fue encontrado herido en la población de Belén. Los mineros asesinaron a Illanes en la localidad de Panduro, su cadáver estaba envuelto con una frazada y abandonado en el sector de Vilaque, en plena carretera.

El custodio del viceministro fallecido rememoró que cuando los mineros lo bajaron de la camioneta, le quitaron su arma, los chalecos antibalas y le arrebataron todo lo que guardaba en el interior del vehículo. Asimismo, a él le robaron sus pertenencias, para luego dar muerte a Illanes.

Autores materiales 

  • Identificados  Los mineros Josué Caricari,  Ángel Aparaya, Miguel Ferrel Camacho, Marcelo Totola Cruz y Federico Esc óbar Cruz son los autores materiales del asesinato del viceministro de Régimen Interior Rodolfo Illanes, reveló  el expresidente de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin), Carlos Mamani, en una audiencia del juicio oral.
  • Prófugos Los mineros Ferrel, Totola y Escóbar fueron  declarados en rebeldía.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Más de
1
95