Antes de salir del país, Montenegro acusó al MAS de sostener un “narcogobierno”

sábado, 30 de noviembre de 2019 · 01:00

Pamela Pomacahua  / La Paz

La extradición a Brasil del acusado de narcotráfico Pedro Montenegro Paz se cumplió ayer. Antes de salir de Bolivia dejó una carta notariada en la que acusa al Movimiento Al Socialismo (MAS) de haber tenido un “narcogobierno”.

“El Gobierno del MAS atropelló mis derechos humanos y, más aún, cobardemente persiguió a mi sagrada familia, sólo por una rivalidad personal y de carrera del coronel Maximiliano Dávila, quien no descansó de destruir todo lo que tenía a su alcance (...) creando una cortina de humo y poniéndose al servicio de un narcogobierno”, señala la carta entregada a las 12:23 del pasado martes 26 de noviembre.

Dávila era el director nacional de la fuerza antidroga y fue apartado de su cargo por el gobierno transitorio de Jeanine Añez.

El Gobierno de Brasil solicitó en tres ocasiones la extradición de Montenegro, en los últimos cuatro años. El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó ayer que Brasil había pedido a 14 personas buscadas por la Policía de ese país, uno de ellos era el acusado de narcotráfico.

En junio de este año, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) informó que los documentos que entregó la Fiscalía tuvieron observaciones, por eso no se ejecutó la extradición. Montenegro tenía una orden de captura desde 2015 por el delito de tráfico de drogas, luego que se descubriera su vinculación con una red criminal que enviaba cocaína a Europa.

En otra parte de la carta, Montenegro criticó al gobierno de  Morales y al de  Añez  de manosear la justicia. “Ahora, con este Gobierno transitorio, me encuentro delante de una estrategia política de gabinete (lavarse las manos de la mejor manera) quienes resuelven copiar y mejorar el estilo que dejaron los anteriores dictadores, nuevamente volviendo a manosear la justicia, vulnerando todos los principios procesales, criterios y jurisprudencia, ya antes plasmada y ratificadas por la Fiscalía General”.

En la misiva, Montenegro no menciona nada sobre sus vínculos con droga, pero habla de errores. “Es así que hoy en día, dando la cara, afrontando mis errores con dignidad y valor, me encuentro fortalecido en Dios nuestro creador”.

El acusado pidió que cesen todas las arbitrariedades porque ninguno sabía sobre su situación legal en Brasil y que todo fue montado por el coronel Dávila.

El exdirector de la Felcn fue procesado en la vía penal y disciplinaria, porque presuntamente extorsionó con  300 mil dólares al empresario Wilson Sahonero, investigado por legitimación de ganancias ilícitas.

A las 9:40 de ayer  los policías sacaron a Montenegro del  penal de Palmasola. En medio de un fuerte resguardo policial lo trasladaron al aeropuerto  El Trompillo en un vehículo y un helicóptero sobrevoló  todo el recorrido. Montenegro  ingresó esposado a un hangar y luego subió a un helicóptero.

El abogado de Montenegro, Ariel Góngora, calificó de arbitrario el traslado y aseguró que la determinación fue por un cálculo político. “Espero que ahora no se ensañen con la familia”, dijo.

El acta de entrega a las autoridades brasileñas señala que el certificado médico forense da fe sobre las condiciones de salud aceptables de Montenegro para su traslado internacional.

 

 Los vínculos con jefes policiales
 
 Pedro Montenegro salió a la luz pública el pasado 17 de abril, cuando salió una fotografía en Cartagena de Indias, Colombia,  donde aparece junto a Robin Justiniano, el hijastro del exdirector de la Felcc cruceña,  Gonzalo Medina, el capitán Fernando Moreira, la esposa de éste, Esther Arteaga Carrasco, y otros jefes policiales.

De esa forma se destapó el escándalo en el que se estableció que Montenegro tenía vínculos con altas autoridades de la Policía, del Ministerio Público y también del Órgano Judicial. 

Después de la revelación del caso, Medina y Moreira, los principales involucrados en tráfico de droga, fueron encarcelados y otros jefes policiales y exautoridades también fueron procesados penalmente por los nexos que tenían con Montenegro. Actualmente están en la cárcel.

Encubrimiento 

  • Gobierno  El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, señaló ayer que lo que existió  es un encubrimiento a Montenegro por parte del anterior Gobierno. “Aunque había una solicitud de finales de 2017 y principios de 2018, ya había un auto supremo que generó un conflicto y se demostró que había relación con muchas autoridades y exautoridades”, dijo la autoridad de Estado. Agregó  que se utilizó como estrategia el procedimiento abreviado para que no sea extraditado.  
  •  Acusación  El 24 de julio, Montenegro fue sentenciado en Bolivia a seis años de prisión por los delitos de falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado, por tener la identidad falsa de Pedro Hoffman.

 

235
6