Murillo a sediciosos: “Anden con cuidado, los estamos mirando”

Los activistas se reunieron con las familias de los fallecidos en Senkata; en la cita estuvo presente la senadora Adriana Salvatierra.
sábado, 30 de noviembre de 2019 · 00:04

Página Siete  / La Paz

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, advirtió ayer a los extranjeros que llegan a Bolivia con intenciones de sedición que “anden con cuidado” porque serán vigilados y se las verán con la Policía.

“Los estamos siguiendo, estamos viendo lo que están haciendo. En el primer paso en falso que den tratando de hacer terrorismo, sedición, se la van a ver con los policías. La Policía está atenta y tiene orden para no permitir que se dañe a nuestro país, nosotros tenemos que cuidar a 11 millones de bolivianos”, dijo Murillo, en un acto de entrega de vehículos a los efectivos del orden.

La autoridad se refirió a la comitiva argentina que llegó ayer a La Paz para evidenciar los hechos de violencia en la zona de Senkata, de la ciudad de El Alto, la jornada del 19 de noviembre.

El Ministro de Gobierno profirió esa advertencia porque la comitiva de activistas denominada Delegación Argentina Solidaridad con el Pueblo Boliviano anunció que busca “registrar” lo acontecido en inmediaciones de la planta de Senkata, donde 10 personas murieron en un enfrentamiento, luego de un operativo de la Policía y las Fuerzas Armadas para sacar combustible.

La delegación llegó bajo el liderazgo del activista Juan Grabois, quien declaró su apoyo al expresidente Evo Morales. A su arribo a Santa Cruz, el jueves, los extranjeros fueron abucheados.

“Recomendamos a aquellos extranjeros que están llegando al país hechos a las mansas palomitas para tratar de incendiar el país: anden con cuidado, los estamos mirando”, remarcó el Ministro de Gobierno.

De manera extraoficial, se conoce que la delegación argentina también visitará Sacaba, Cochabamba, donde nueve cocaleros murieron luego de enfrentarse con efectivos del orden.

A puertas cerradas

Luego de ofrecer una conferencia de prensa en la sede de Fejuve de la ciudad de El Alto, en la que los visitantes afirmaron que no tienen miedo de las advertencias del ministro Murillo, los activistas argentinos se trasladaron hasta la zona de Senkata para encontrarse con las familias de los fallecidos en la refriega.

La reunión se realizó a puertas cerradas; llegaron hasta el templo San Francisco de Asís, donde ocho víctimas fueron veladas.

Hasta esa zona llegó la senadora del Movimiento Al Socialismo (MAS) Adriana Salvatierra y permaneció en el lugar casi una hora; luego salió apresurada sin hacer declaraciones a los medios que la esperaban en Senkata.

Una de las integrantes del grupo de extranjeros comentó que las familias pidieron que la reunión sea reservada, y aseguró que sólo llegaron a entrevistar a las familias de las víctimas.

Sobre la visita de la delegación argentina, el representante del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Manuel Morales, denunció que los activistas son parte de una campaña política que impulsa el partido del expresidente Morales respecto a las acciones que lleva a cabo el Gobierno de transición, presidido por Jeanine Añez.

 

86
10