IDIF: usaron dinamita en Senkata y bombas molotov contra Puma

La investigación confirma 27 fallecidos por arma de fuego durante los conflictos.
martes, 10 de diciembre de 2019 · 00:49

Página Siete / La Paz

Las pericias realizadas por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) establecieron la presencia de nitratos y nitritos compatible con dinamita en los  hechos violentos registrados en la planta de YPFB en Senkata. En el caso de la quema de los  PumaKatari, el estudio identificó  que bombas molotov  ocasionaron el incendio. 

“El trabajo científico realizado por el IDIF demuestra el avance de las investigaciones en todos los casos que se han dado a lo largo del 27 de octubre a noviembre. Lo más importante para el Ministerio Público es llegar a la verdad de los hechos”, sostuvo ayer el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa Ponce, al presentar los resultados de las pericias.  

El director del IDIF, Andrés Flores, explicó que,  por  requerimientos fiscales, se analizaron los muros de la planta de YPFB de Senkata y se estableció que se derrumbaron cuatro puntos del muro con uso  de dinamitas.

“En estos cuatro puntos del muro afectados se encontró la presencia de nitratos y nitritos. Es decir que agujerearon las bases de los muros donde colocaron las dinamitas y provocaron las explosiones para debilitar la estructura y con acción mecánica de empuje hicieron caer los muros”, explicó Flores, según una nota de la Fiscalía. 

Los estudios periciales señalan que en las redes de distribución de YPFB de Senkata se encontró una mecha lenta de dinamita, que fue lanzada desde el exterior “con la intención de causar daños”. 

Flores también señaló que en los vehículos blindados de las Fuerzas Armadas el día de los hechos en Senkata se identificó la presencia de pólvora y restos de fulminantes compatibles con disparos de armas de fuego “en los parabrisas y vidrios laterales de estos vehículos”.  

En el caso de la caída de la Pasarela en El Alto, el resultado del análisis  indica que en la parte baja de los pilares se usó material explosivo compatible con dinamita. Después, muchas personas jalaron la estructura con cuerdas para hacer caer el puente. 

Según los resultados de laboratorio de química forense del IDIF en los garajes  municipales de Achumani y Chasquipampa, donde se quemaron los Buses PumaKatari, se encontró residuos de hidrocarburos (diésel y gasolina) como acelerantes. 

Éstos “llegaron a los buses a partir de bombas molotov que provocaron el inicio del incendio”, dice el informe. 

También se informó que concluyó el estudio balístico realizado por el IDIF de los  fallecidos  durante los conflictos. “Siete murieron por proyectil calibre 22, dos por 9 milímetros, dos por calibre 5.56 y dos por postas o perdigones metálicos, en 14 personas no se pudo colectar el proyectil porque tienen orificio de salida”, dice informe que ha sido presentado a la CIDH.

 

 

6
62

Otras Noticias