Jefe del Ejército asegura que militares no usaron armas letales en el conflicto

El general Iván Inchauste resaltó la participación de los militares en los hechos de noviembre guiados por las normas vigentes. Los tanques que fueron dañados por balas pasaron por el patio de honor.
viernes, 13 de diciembre de 2019 · 01:36

Marcelo Blanco  /  La Paz

El comandante accidental del Ejército, Iván Patricio Inchauste Rioja, aseguró que durante el conflicto de noviembre los militares usaron la fuerza de manera proporcional y nunca con armas letales. Esa afirmación la hizo en el acto de conmemoración de los 209 años de vida de esta fuerza castrense, en el que también desfilaron policías en señal de unidad.

“Nos dieron la misión de pacificar el país, proteger a cada boliviano y boliviana, y lo hicimos a la altura de las circunstancias. Inicialmente con diálogo y paz, y posteriormente en estricto cumplimiento del manual del uso de la fuerza y la proporcionalidad, con medios disuasivos, nunca con armas letales”, aseguró el jefe militar del Ejército.

La explicación de Inchauste responde a una parte del informe que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió el pasado martes, en la que sostiene que los militares y policías dispararon con armas de fuego a los movilizados en Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto) “indiscriminadamente”. 

El documento  califica a esos actos como “masacres”. No obstante, se vio cómo en Senkata, por ejemplo, los manifestantes usaron dinamita para hacer caer el muro de la planta de combustible e incendiaron vehículos.

En el acto de ayer, el ministro de Defensa, Luis Fernando López, también se refirió  al accionar de los militares y reafirmó que salieron a cumplir la misión de resguardar la seguridad de los bolivianos.

 “Celebrar que el Ejército acompañado de la Fuerza Aérea y la Armada cumplieron su misión, supieron cumplir la orden a la perfección y la orden contundente fue: ‘vamos a salir a cuidar a nuestros compatriotas, vamos a salir a dialogar con los compatriotas que no estén de acuerdo’. Primó el amor por la patria, respeto por la cadena de mando”, sostuvo el ministro.

La presidenta del Estado, Jeanine Añez, en su discurso, agradeció a los militares su apoyo en los días de conflicto y resaltó que ellos harán aportes en temas de salud, educación y desarrollo de políticas para evitar futuros desastres naturales como lo ocurrido en la Chiquitania. “La devastadora tragedia que hemos vivido  debe ser una alerta para todos nosotros, tenemos que estar mejor preparados”, dijo la mandataria durante su alocución.

Acotó que la presencia militar es crucial para lograr tener buenas elecciones presidenciales. “Nuestro Ejército es vital para llegar a las elecciones justas y transparentes en el marco del respeto de todos por igual”.

Esta fuerza castrense celebró ayer 209 años de su  creación con una ceremonia y desfile que se llevó a cabo en el patio de honor del Colegio Militar “Coronel Gualberto Villarroel López”, en la zona de Irpavi.

Los comandantes del Alto Mando Militar, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo y  el comandante de la Policía Boliviana, Rodolfo Montero, entre otros, participaron en el acto de aniversario que se retrasó, pues no podía empezar sin la presencia de la Presidenta.

 Cuando llegó  al Colegio Militar,  Jeanine Añez   pasó  revista desde un vehículo  a los efectivos que estaban formados en el patio de honor. Posteriormente, el comandante del Ejército  entregó distinciones a la mandataria, a los ministros, a oficiales generales de las tres fuerzas y oficiales superiores. Se entonaron el himno al Ejército, a la Bandera,  Marcha Naval y Salve oh Patria.

El acto terminó  con un desfile de las fuerzas militares. Hicieron su paso, casi al final, tres tanques que fueron utilizados en los conflictos de noviembre y presentaban aún  las marcas de impactos de bala; se pudo observar orificios grandes y pequeños en su estructura además de vidrios clizados. 

De forma sorpresiva, efectivos de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (Utop) también se abrieron paso para desfilar en el patio del Colegio Militar. Con motos, vehículos, armas y sirenas encendidas pasaron por el palco, fueron  recibidos por aplausos de los asistentes. 

Militares y policiales se unieron los días de conflicto para  pacificar  y resguardar a los ciudadanos que eran víctimas de saqueos y violencia. 

López dice que no conoce proceso contra Kaliman

“No tengo conocimiento de la demanda contra (el excomandante de las Fuerzas Armadas, Williams) Kaliman”, declaró el ministro de Defensa, Luis Fernando López, tras el acto en conmemoración al 209 aniversario del Ejército. Resaltó que  una de sus prioridades es la planificación, junto a los militares, del resguardo a las urnas de las nuevas elecciones generales.

“Estoy concentrado en ir a los cuarteles, conversar con los soldados y en planificar cómo vamos a cuidar las urnas el día de las elecciones para colaborar con el Tribunal (Supremo Electoral) y con las autoridades, ese es nuestro foco de trabajo”, señaló el ministro López.

El lunes 2 de diciembre, el abogado y exmilitar Omar Durán presentó una denuncia penal contra el excomandante  Kaliman por incumplimiento de deberes. Este proceso salió a raíz de un reportaje de  Página Siete, publicado un día antes, en el que se  revelaba que el exjefe militar sacó a los militares a las calles para resguardar a la población, el 11 de noviembre,  por presión y amenazas de su Estado Mayor. Ellos le advirtieron con arrestarlo y tomar el mando, si él no ordenaba que salgan las tropas. 

El martes pasado, los excomandantes del Ejército, Jorge Mendieta; de la  Fuerza Aérea Boliviana (FAB), Gonzalo Terceros; y de la Armada, Gonzalo Jarjury, presentaron su declaración informativa dentro de la investigación contra Kaliman. 

Los exjefes militares deslindaron responsabilidad  y aclararon que la persona que les tenía que dar esa orden era Kaliman, de acuerdo con su organigrama de funciones. A la fecha, la Policía busca el domicilio del excomandante para notificarlo y que pueda declarar por este proceso.
 

 

 

136
7