Carmen Rosa descubrió el desfalco de Pari, ahora pelea por su libertad

La exjefa de agencias denuncia retardación de justicia y vulneración de sus derechos.
domingo, 15 de diciembre de 2019 · 01:38

Página Siete Digital

Carmen Rosa Vargas fue jefa de agencias del Banco Unión en El Alto y en 2017 descubrió que Juan Pari, otro empleado de la entidad bancaria en Batallas, estaba desfalcando recursos del banco, reportó a sus superiores del delito para que tomen las acciones legales que corresponden, pero no imaginó que ella sería implicada en el caso e iría a la cárcel con detención preventiva.

“Destrozaron mi vida” dice la otrora ejecutiva del banco del Estado que ahora tiene detención domiciliaria con horarios restringidos que ni siquiera le permiten acompañar a su hija a las actividades  del kínder y no puede trabajar.

Trabajó por más de 16 años en el banco Unión. “Fui procesada por esta institución por el único hecho de haber descubierto y denunciado cumpliendo mis funciones que me competía al ser Jefe de agencias” lamenta.

El 21 de septiembre de 2017, Carmen Rosa denunció ante sus superiores que se estaban robando plata del banco en la agencia de Batallas. “Nunca me imaginé que por denunciar un hecho tan terrible me iban a encarcelar a procesar por delitos que no he cometido. Ya han pasado dos años y tres meses de los hechos aproximadamente y hasta la fecha no avanzan las investigaciones”, relata.

Estuvo detenida preventivamente en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes por más de un año ahora se encuentra con detención domiciliaria debido a una mala administración de justicia. Ella denuncia que todos sus derechos fueron violados desde el momento en que descubrió que Juan Pari, ahora detenido preventivamente.

Pari desfalcó más de Bs 37,6 millones de dos agencias de provincias. Según declaró, sacó el dinero en bolsas y maletas de las bóvedas  y para no ser descubierto movía las cámaras de seguridad. En marzo de este año dijo que actuó solo y que no coordinó su coartada con otros funcionarios del banco.

Carmen Rosa cuenta que el 29 de septiembre de 2017 fue citada a las oficinas de Recursos Humanos del banco. “El abogado que había contratado el banco para llevar el caso me amenazó no sólo a mi sino también a mis otros compañeros que estaban citados por el mismo caso, indicándonos que si no decíamos toda la verdad de cómo  le habíamos ayudado al señor Pari a sacar el dinero nos iba a refundir en la cárcel porque a él ya le había dicho el señor Pari que nosotros éramos sus cómplices y que nos había entregado cantidades altas de dinero para ayudarlo”, relata.

Los ejecutivos del banco ya tenían el caso resuelto: Pari tenía una red en el banco y que Carmen Rosa era parte de ella. Forzada, tuvo que escribir casi su sentencia. “Nos hicieron declarar no recuerdo bien ante quienes y nosotros sin tener una persona que nos asesore o un abogado, en esa misma fecha me hicieron firmar mi suspensión de mis funciones supuestamente hasta que se realicen las investigaciones”, señala.

Un mes después fue llevada a declarar a la Fiscalía y ya no volvió a su casa, fue detenida preventivamente y aunque después de un año salió del recinto carcelario ahora tiene detención domiciliaria y su caso aún está abierto, estancado y no hay pruebas de la acusación del banco de la supuesta asociación delictuosa con Pari o incumplimiento de deberes.

Carmen Rosa demanda que la justicia de celeridad al caso, que la absuelva, porque quiere reanudar su vida truncada por cumplir con un procedimiento correcto.

15
169

Otras Noticias