Ante ausencia policial, joven fue linchado y otro resultó muy herido en el Chapare

En Shinahota un joven fue brutalmente golpeado por presuntamente ser el ladrón de una moto; el 8 de diciembre un adolescente fue atado a un palo santo hasta morir tras ser acusado de robar un vehículo.
martes, 31 de diciembre de 2019 · 00:26

Página Siete / La Paz

Ante la ausencia de la Policía en el Chapare, esta zona se volvió tierra de nadie. El fin de semana un joven se salvó de ser linchado  en la población de Shinahota, luego de ser acusado de robo; otro de 16 años murió el 8 de diciembre luego de que los comunarios lo ataran a un palo santo.

El joven que resultó herido tiene 26 años y fue identificado como Eloy C.A. Tuvo que ser trasladado del hospital de la población de Ivirgarzama a otro en la ciudad de Cochabamba.

El reporte de algunos medios locales señala que el joven fue sorprendido cuando robaba una motocicleta la madrugada del sábado. Los vecinos del barrio donde ocurrió el hecho lo retuvieron y le dieron una brutal golpiza.

Según los testimonios, Eloy C.A. estaba acompañado de Benjamín Y., quien también fue retenido por la gente, pero se cree que pudo escapar de la turba.

El informe médico señala que la víctima  ingresó en un “estado de linchamiento”, presenta múltiples golpes en la cabeza, en el cuello, tórax, espalda y pecho. “El paciente refirió que le echaron con gasolina e intentaron quemarlo, pero en el examen médico no encontramos rastros de quemaduras por combustible, sólo por arrastre”, explicó un médico.

El joven también tenía varios moretones en el cuerpo y marcas de estrangulamiento en el cuello.

El linchamiento

Bladimir Capari Mamani, de 16 años, fue linchado en Valle Sacta, también en el trópico de Cochabamba, después de ser acusado de robar un vehículo. El adolescente fue golpeado y  atado a un palo santo, donde fue atacado por hormigas hasta morir.

  La gente lo acusó de haber robado un vehículo, pero no hay pruebas de eso. Desde el 8 de diciembre no se abrió ningún proceso penal y no hay culpables.

Estos hechos de extrema violencia se suman a un feminicidio y a un intento de feminicidio también ocurridos en el Chapare en las últimas semanas.

En ninguna población del Chapare  hay policías desde la renuncia de Evo Morales a la Presidencia. Después de que fueran atacados y retenidos en sus propias unidades, los policías fueron rescatados por militares. Los habitantes, dirigentes cocaleros y mujeres de las Bartolinas sostienen que si quieren volver deben hacerlo “de rodillas”.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

117
194