¿Cómo se dio con el asesino de la familia boliviana en Brasil?

El encargado de la casa en la que Gustavo Vargas fue capturado, en la ciudad de Santa Cruz, relató el proceso por el cual se procedió al arresto del delincuente.
lunes, 11 de febrero de 2019 · 12:46

Página Siete Digital / La Paz

"El señor estaba buscando una habitación (...). Por la tarde vino a preguntar por habitaciones. Le vi los labios, la barba, el cuerpo, el físico, las zapatillas que llevaba. Estaba cambiado", narró a la red Unitel el encargado de la casa donde Gustavo Vargas fue capturado y que optó por el anonimato para evitar represalias.

Según el testimonio, Vargas llegó hasta su domicilio hace un mes aproximadamente. Vestía unas zapatillas, pantalón, camiseta y gorra, todos de color negro. “(Tenía) una actitud sospechosa también, una mochila y una bolsa negra (...). Yo lo vi y como que me entró la duda. Para mí es él", relató el encargado.

Al sospechar del individuo, el encargado prefirió llamar a la Policía, antes que avisarle al dueño de casa, ya que si lo hacía podría alertarlo. "Si en ese momento yo hablaba, el dueño de casa se iba a alertar, no le iba a alquilar e iba a huir (el sospechoso)", precisó.

Pese a la llamada a la Policía, comentó, los efectivos "nunca” aparecieron. Procedió a llamar a los números dispuestos en los carteles de “se busca”. Mencionó que quienes contestaban sus llamadas "se le hicieron la burla".

Puede leer también: Asesino de bolivianos en Brasil: “Al niño lo maté porque lloraba mucho”

El encargado preguntó al dueño de casa si este señor le había entregado algún documento de identidad para arrendar la habitación en la que había permanecido por todo un mes; éste le indicó que "sólo le dio el nombre". Fue ahí que, comentó, "confirmó las cosas".

Frente a la falta de atención de la Policía, el encargado optó por buscar a los familiares de la familia asesinada. "Me pongo a buscar el numero de la señora (Gladys Morante, familiar), buscando los números de la familia, porque la Policía no me hacía caso", continuó.

Al contactarse con Gladys Morante, el encargado de la casa logró hablar con la abogada de esta familia, Virginia Vargas,  quien en un principio dudó del testimonio del denunciante. Sin embargo, luego de hablar con autoridades policiales atendieron su denuncia y al ver "que la persona (sospechosa) no estaba en la casa, (y) tenía otra identidad, entonces se procedió (a la captura)", finalizó.

Gustavo Santos Vargas Arias es el autor confeso de asesinar y descuartizar a una familia de bolivianos en Brasil por una deuda de 110 reales. El asesino fue capturado el sábado en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, en la zona de la Villa Primero de Mayo.

196
18

Otras Noticias