Jóvenes entran al cuartel con el deseo de ser policías o militares

La mayoría de los nuevos conscriptos creen que el servicio militar es el siguiente paso antes de postular a una carrera profesional o lograr un trabajo.
jueves, 07 de febrero de 2019 · 08:56

Carlos Quisbert  / La Paz

“Mi meta es hacer la carrera militar, el servicio militar te hace ganar experiencia, te hace conocer y te da una probada de lo que vas a vivir después, oficial o sargento, quiero escalar hasta donde yo pueda”, aseguró ayer Wara Vallejos en la puerta del Batallón de Comunicación I Coronel Vidaurre, de la zona Villa Fátima.

Vallejos tiene 20 años, es parte de los miles de jóvenes que desde ayer se presentan al reclutamiento del servicio militar. Otros jóvenes quieren formarse este año para después entrar a la Academia Nacional de Policías (Anapol) y ser un policía de carrera.

“Después yo voy a ir a la Academia de Policías. Mi meta es ser subteniente, para eso me servirá la libreta, es una experiencia, no he gastado nada”, comentó Belén Ilaquita.

Fotos: Víctor Gutiérrez / Página Siete

Las Fuerzas Armadas (FFAA) comenzaron ayer el reclutamiento de conscriptos  para el primer escalón  2019 para el que se habilitaron más de 20.000 cupos, de los cuales 188 están destinados a mujeres, informó el director nacional territorial militar del Ministerio de Defensa, Ramiro Mojica.

El comandante del Regimiento  Colorados de Bolivia, Marco Antonio Candia, informó que  la inscripción de los reclutas será hasta el 26 de febrero. Los 450 cupos que ese regimiento  tenía disponibles se agotaron en horas y se comenzó  a registrar a  jóvenes para destinarlos a otros cuarteles.

Desde el sábado, cientos de jóvenes y sus padres acamparon  alrededor del Regimiento Colorados de Bolivia, ubicado en la calle Calama. Lo mismo ocurrió en otros cuarteles de La Paz y de otros departamentos.

“Quiero servir a mi patria, como dicen, forjar mi carácter, enorgullecer a mi padre (...) yo ya soy técnico superior, me falta un año para terminar mi carrera y (la libreta de servicio militar) me   servirá para conseguir un trabajo más fácil”, afirmó Kevin Mendoza, de 19 años, que se presentó en ese cuartel. 

  Pese a que los jóvenes estaban numerados y creían que el ingreso sería estricto y ordenado,  a las 5:00 de ayer las puertas se abrieron y quienes estaban al último lograron ingresar primero.

Por  ese  desorden, ayer en la calle Calama, cientos de padres y madres  se aglomeraron en la  puerta del regimiento para tratar de entregar los  documentos de sus hijos que habían ingresado poco antes en medio del tumulto.

Fotos: Víctor Gutiérrez / Página Siete

Algunas madres se tomaron el tiempo de preparar la maleta de sus hijos con todos los implementos, desde aguja e hilo hasta una escoba, para que nada les falte en  los siguientes meses.

“En la maleta hay hilo, agujas, crema y escobilla para que lustre  sus botas, ropa necesaria, le compramos su (maíz) tostado, pito de cañahua   (...) escoba, uno no sabe dónde van a estar y es mejor tener limpieza. Estoy volviendo a repetir (la preparación de la maleta) con mi segundo hijo”, relató Irene Nina, madre de uno de los  postulantes.

Pero el lema de los padres para dar  fuerza a sus hijos es: “Tiene que  aguantar para ser hombre”.

Requisitos y  firmas

  • Documentos Los únicos requisitos para el ingreso al servicio militar, para varones y mujeres, son  la cédula de identidad y el certificado de nacimiento.
  • Firmas  Pueden ingresar al servicio militar los jóvenes  de 18 a 20 años. En caso de que el postulante tenga 17 años, los jóvenes deben tener el consentimiento de sus padres que esté suscrito en un compromiso.

Fueron con sus instrumentos para ser parte de la banda

Con trompetas,  bombos, tambores, tubas, trombones y otros instrumentos, más de un centenar de jóvenes se presentaron ayer en el Regimiento Colorados de Bolivia, con el objetivo  de hacer una demostración y lograr ser parte de la banda de guerra de esa tradicional unidad militar.

   “Quiero ingresar para tener más experiencia, luego quiero ir al conservatorio o seguir con la vida militar”, aseguró Roger S.L., de 19 años, quien al igual que  decenas de jóvenes se presentó  con su  instrumento musical.

  Tan importante es ser parte de la banda para los jóvenes, que relataron que   el momento en que se abrieron las puertas y todos se abalanzaron  para ingresar,  antes que  revisar sus  documentos o cargar la tradicional maleta, prefirieron  ingresar sólo con su instrumento en las manos. 

Postulante ejecuta el trombón  ante un instructor.

Su objetivo era   hacer una demostración ante los instructores y  ser elegidos por su habilidad musical.

Al preguntarles por qué eligieron el Colorados, las respuestas fueron  similares: “es el mejor cuartel”, “tiene su  poderosa banda, por eso quiero ingresar, es ganar experiencia”.

  Adentro, algunos nerviosos y otros confiados practicaban algunas notas ante el pedido de los instructores que calificaban la ejecución musical.

Entre los oficiales no faltaron las bromas.  Unos decían que  los postulantes tocaban los instrumentos mejor que los propios miembros de la banda militar del regimiento. Después de escucharlos, ordenaban   “fichar” a los mejores para que se queden en esa unidad militar.

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

15
40