Los 20 escándalos de la Policía de los últimos años que dilatan una reforma

Narcotráfico, violación y robo cometidos por efectivos de la institución del orden se suman a estafas y extorsiones. Desde 2011 que altos jefes de la cúpula como otros de base son denunciados y procesados.
lunes, 25 de marzo de 2019 · 04:07

Daniela Romero / La Paz

El coronel Blas Valencia, enmanillado y con el ojo en tinta, era presentado públicamente en 2001 como el cerebro del atraco a una remesa de Prosegur, que dejó tres muertos y el robo de medio millón de dólares.

Ese fue, quizás, uno de los escándalos más grandes que trastocó el orden de la Policía Boliviana, hecho que causó indignación dentro de la institución y en la población en general. Tanto, que desde diferentes sectores se instó a que haya una depuración y una transformación.

 Han pasado 18 años desde ese escándalo, sin embargo durante este tiempo la reforma policial continúa siendo un mero discurso, pues sólo en lo que va de 2019 se han descubierto al menos tres hechos de corrupción que involucra a altos jefes y también delitos graves, como violación y robo, cuyos autores son uniformados.

“Si en su época el caso de la banda de Blas sorprendió a la ciudadanía, ahora ya nadie se sorprende, nadie dice nada. Eso para nosotros es una vergüenza, no queremos saber más de estos malos policías”, asegura un exjefe de la Policía, que ocupó altos cargos antes de pasar a la reserva activa.

En los últimos siete años se revelaron tres casos de corrupción en la Academia Nacional de Policías (Anapol), por el ingreso ilegal de postulantes. En todos esos hechos de corrupción estuvieron involucrados desde comandantes generales hasta directores de esa institución.

En los últimos años también hubo altos jefes y oficiales subalternos que fueron detenidos por estar involucrados en narcotráfico y hechos de corrupción.

Según un informe del Ministerio de Transparencia, entre 2007 y 2013 fueron 30 los efectivos que fueron procesados por hechos de corrupción, casos que no avanzaron durante meses.

“Pero no sólo hay que ver los casos fuertes, hay que tomar en cuenta que todos los días en algún lugar del país hay policías que piden dinero, por una u otra razón, y las personas tienen que pagarles para salir de apuros. Los ciudadanos tenemos la culpa, pero el sistema corrupto que hay en Bolivia es una cosa de años y no se va a eliminar”, sostiene Carmiña Mendizábal, una vecina de Miraflores que hace un mes denunció que tuvo que pagar 2.000 bolivianos a un par de uniformados que le pidieron para no llevarla a Tránsito, pues la acusaron de conducir ebria.

En diciembre del año pasado, policías enviaron documentos a Página Siete para denunciar al entonces comandante departamental de la Policía de Oruro, Rommel Raña, en hechos de corrupción. Lo acusaron de cobrar fuertes sumas de dinero para destinar a subalternos a puntos específicos, y también lo acusaron de liderar una red que permitía el ingreso de contrabandistas por la frontera con Chile.

De acuerdo con los denunciantes, estos hechos irregulares era de conocimiento del entonces comandante general Faustino Mendoza, pero él se constituyó en denunciante y presentó la querella ante la Fiscalía. La semana pasada, Raña fue enviado a la cárcel de Patacamaya y en la mira de la Fiscalía están tres efectivos más.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, reconoció que una de las raíces de corrupción en la institución del orden está en el cambio de destinos. Reiteró que la reforma policial tiene que ser un hecho. No obstante, esta idea que se gestó en 2015 no tiene fecha de implementación.

Ese año se propuso que los cuatro pilares de esta reforma sean la especialización, desconcentración territorial, construcción de escuelas básicas en capitales y tecnología. “Los policías no deben sentirse amenazados, sino asumir que hay un desafío y necesidad para tener una Policía moderna, transparente, eficiente y protectora”, dijo en junio de 2015.

Esa transformación  no se hace realidad. Más bien, a lo que atina a decir el comandante policial, Rómulo Delgado, es que los casos de corrupción  “son aislados”. “La Policía está dando una señal de trabajar por la seguridad de la población”, sostuvo.  

Sanabria, el narco 

 2011 El exzar antidroga y parte del alto mando, el general René Sanabria, fue sentenciado a 14 años en EEUU por transportar 2,8 toneladas de cocaína desde Bolivia. Con él cayeron dos jefes policiales más en el país. Sanabria iba a concretar una suma de 5,6 millones de dólares.

54 cadetes ilegales

2012 El entonces comandante general Jorge Santiesteban fue implicado en el ingreso irregular de 54 cadetes a la Anapol. Se conoció que cada uno pagó entre 5.000 y 10.000 dólares; el jefe policial aprobó la lista de los postulantes. Dos jefes policiales fueron detenidos por el caso. 

Extorsión de Ormachea

2013 El entonces mayor de la Policía y jefe Anticorrupción Fabricio Ormachea fue detenido en Miami después de extorsionar al dueño de Aerosur, Humberto Roca, con miles de dólares. Tras dos años de condena regresó al país y hoy cumple arresto domiciliario.

Ilegalidades en El Abra

2014 el mayor Yuri Duk, entonces gobernador del penal de El Abra, en Cochabamba, fue removido, junto con 25 policías más, por estar implicado en cobros indebidos para beneficiar a los reclusos, hechos que terminaron en una balacera que dejó tres reos muertos.

Jefe policial con droga

2015 El coronel Juan Carlos Tapia Mendoza, director del GACIP en El Alto, fue detenido en Santa Cruz por transportar  42,7 kilos de cocaína. El caso fue a dar al Ministerio Público, instancia que lo imputó por tráfico de sustancias controladas. El jefe policial fue a la cárcel.

 General  Óscar Nina

2015 El excomandante de la Policía, general Óscar Nina, fue detenido bajo la sospecha de enriquecimiento ilícito y supuestos vínculos con el tráfico de drogas. permanece en el penal de Palmasola, en Santa Cruz. Su esposa y sus dos hijos también fueron implicados en el caso.

3 policías a la cárcel

2016 Un capitán y dos cabos fueron enviados a la cárcel por “sembrar” droga en un inmueble de El Alto, en una mochila. Los tres amedrentaron al dueño de casa y le pidieron 10.000 dólares para anular el proceso penal que enfrentaría. La Fiscalía logró descubrir a los uniformados.

Contra  un argentino

2017 Catorce policías investigados por robar y extorsionar a un turista argentino en el paso fronterizo de Desaguadero fueron suspendidos sin goce de haberes. Le quitaron sus objetos y le pidieron 100 dólares para devolverle sus pertenencias. El caso no llegó a la Fiscalía.

Cobros en  la Anapol

2017 El entonces inspector de la Policía Boliviana, general Gary Omonte, fue implicado en cobros a postulantes a la academia de policías. El jefe policial fue ligado a una abogada, quien se vestía de policía, para ofrecer un ingreso garantizado a esa institución con dinero de por medio.

Por “tapar”  asesinato

2017 El coronel Jesús Bejarano, jefe de la FELCC en el Distrito Policial 4 de La Paz (zona Sur), fue aprehendido acusado de participar en el cobro irregular de dinero para transar un caso de asesinato. Según la investigación, los implicados pagaron 37.000 dólares a los uniformados.

Caso  Banco Unión

2017 Un teniente de la Policía fue implicado en el robo de los celulares de los implicados en el caso Banco Unión. Los teléfonos móviles fueron sacados de la unidad de custodia de la FELCC, el Gobierno pidió informes a esta instancia pero el proceso no prosperó.

El caso  Eurochronos

2018 Pese a que el Gobierno lo negó, las pruebas apuntan a que policías dispararon contra Lorena Tórrez, gerente de la joyería, que falleció. Asimismo, un video revela que los efectivos robaron joyas y relojes del negocio tras el operativo que frustró el atraco, en Santa Cruz.

Violación  a extranjera

2018 Dos policías fueron denunciados por violar a una ciudadana paraguaya. La víctima fue interceptada por los uniformados y al no presentar papeles de su estadía fue subida al vehículo para ser abusada por uno de los uniformados.

Abel  de la Barra

2018 la Fiscalía abrió un proceso por falsificación de documentos para que Abel de la Barra ascienda a general. Él fue denunciado por montar un caso de conspiración que involucraba a un jefe policial y a dos civiles. Se lo investigó por tráfico de influencias.

Violación  en Reyes

2019 Dos mujeres denunciaron a dos policías de haberlas violado y a otro efectivo de haberlas acosado desde hace un año. Ambas cumplen detención preventiva en la carceleta de Reyes, en Beni. Fueron detenidos, pero luego liberados.

Robo  a Cangri

2019 Cinco policías fueron enviados a prisión al ser vinculados con el robo del coche en el que iba el chileno Sebastián Leiva, Cangri. Después se supo que estos efectivos compraban vehículos robados que eran traídos  del país vecinos.

Corrupción  en Anapol

2019 Dos generales y dos coroneles fueron aprehendidos  por estar implicados en  cobros irregulares en los exámenes a postulantes de  la Anapol. Se descubrió que los padres pagaron 15.000 dólares para que sus hijos aprueben las diferentes pruebas que existen.

Jukus ligados  a policías

2019 Un reportaje de ANF reveló que un  grupo de jukus (ladrones de mineral) pagaban hasta  6.000 bolivianos a la Policía para que tenga el ingreso libre a las minas y pueda sacar estaño. Por día, ingresaban 200 personas a robar con el aval de los uniformados que debían resguardar.

Acusados  de violar

2019 Un juez determinó detención preventiva para ocho policías implicados en la violación agravada y el encubrimiento del hecho, del cual fue víctima una ciudadana brasileña que estaba recluida en la carceleta de Rurrenabaque, en Beni. Una mujer policía es procesada por complicidad.

Red de  Rommel Raña

2019 El excomandante de la Policía de Oruro fue enviado a la cárcel después de que fuera denunciado de liderar una red que beneficiaba a contrabandistas, en la frontera con Chile, y también por cobrar fuertes sumas de dinero a sus subalternos por cambios de destinos.

4
135