Delgado: “No pagué para llegar a donde el Presidente me designó”

Dirigentes relacionados al Gobierno se le acercaron para pedir la designación de oficiales a determinados cargos, no hizo caso de esos pedidos y lo cambiaron.
domingo, 14 de abril de 2019 · 00:00

Carlos Quisbert  / La Paz

Despojado de las estrellas de general que portó con orgullo en la culminación de 35 años de carrera, el hombre que hasta hace unos días tenía bajo su mando a más de 37.000 policías  ahora viste una chamarra y un jean. Luego de elegir un lugar poco concurrido, Rómulo Delgado pide un café a la mesera con el mismo trato amable que se le conoció durante los casi cuatro meses que estuvo a cargo de la Policía Boliviana.

El general Delgado concedió a Página Siete una entrevista en la que reveló los  detalles que rodearon   su inesperado relevo y las extrañas respuestas que recibió de las autoridades sobre su cambio brusco.

“Yo también quedé sorprendido, no había justificativo para mi cambio”, había  declarado Delgado días antes a Página Siete, así cerró un ciclo que también inició cuando aún con el grado de coronel se presentó a Palacio de Gobierno, el 24 de diciembre de 2018, y el hombre al que había resguardado en los tres primeros años de su mandato, el presidente Evo Morales, le tomó juramento como  Comandante General de la Policía Boliviana.

¿General, cómo se enteró de su cambio?

El ministro (de Gobierno), Carlos Romero, me citó a las tres de la tarde (9 de abril ) y me indicó que me estaban cambiando por órdenes superiores. Sorprendido, le pregunte cuál era el motivo.

¿Qué le respondió?

Dijo que era por los actos de corrupción (que afectaron la imagen de la Policía). El caso del coronel (Rommel) Raña, Unipol (Universidad Policial, y el caso de  venta de cupos para el ingreso a la  Academia Nacional de Policías, Anapol), Rurrenabaque (donde ocho policías fueron detenidos acusados  de violar a una interna en esa carceleta) y el caso de Uyuni (sobre la muerte de dos chilenos y la detención de  cinco policías involucrados en la compra de autos robados).

 Le tuve que explicar al ministro que no estuve involucrado en esos casos y le di un detalle sobre todas las investigaciones que  se realizaron y que nunca hubo encubrimiento de ningún tipo. Al contrario, había una gestión transparente y no había situación que pudiera afectarme.

  ¿Qué le respondió el ministro?

El ministro dijo que no sabía qué le iba a decir a la prensa, ‘cómo lo voy  explicar’. Por eso en  su discurso, en la posesión del nuevo comandante (general Yuri Calderón) mencionó que yo no tenía ningún vínculo con estos actos de corrupción. Este es un hecho real, no veo justificativo (para el relevo). 

¿Y qué pasó en realidad en esos casos?

El caso de Unipol y del coronel Raña eran de la gestión (de Faustino Mendoza) 2018.

  Con base en los informes de Transparencia, de la Inspectoría de la Policía, se verificó irregularidades en exámenes de la Unipol, en  los sellos y en la contratación del personal, se hizo la denuncia y hay varios policías detenidos, no se puede hablar de encubrimiento, pero  (la investigación) debe seguir porque hay varios civiles contra los que hay indicios, eso lo sabe la Fiscalía.

En el caso del coronel Raña (sobre cobro a policías por destinos y una red de corrupción  que permitía el ingreso del contrabando), ahora creo que se debe revisar  quién ha tolerado (en 2018) todas esas acciones, pese a que  había tanta información de que (Raña) estaba involucrado. No tiene que ver con mi gestión.

Sobre Rurrenabaque, se ordenó la protección de la víctima, desde La Paz se envió una comisión especial para investigar y esa persona denunció a ocho policías, eso gracias a esa seguridad que le dimos, es un delito  de orden personal pero manchó a la institución. Se identificó que uno de los que debía  investigar el caso estaba involucrado y lo  sacamos, todo en pocas horas, luego de conocer la denuncia.

Por la muerte de los dos chilenos en Uyuni, Potosí, (los cadáveres fueron encontrados el 24 de febrero) le dije al ministro que   recibí un video en el que había  policías que estaban involucrados en la venta de vehículos robados en Chile. Ordené al comandante departamental de Potosí que haga la investigación y dos días después  había un subteniente y un cabo detenidos, posteriormente otros tres cabos fueron detenidos (11 de marzo), hay otras personas procesadas, pero en ningún caso hay relación con mi persona.

Por eso me vi sorprendido (por la orden de relevo), luego de que le expliqué todos los operativos que desarrollamos, desarticulando bandas criminales, con los planes de seguridad ciudadana y lucha contra la violencia hacia la mujer y contra la corrupción.

Rómulo Delgado   estrecha la mano del presidente Evo Morales en su posesión  el año  2018.
 ABI

¿Qué medidas asumió para frenar los hechos de corrupción que dañaron la imagen de la Policía?

 He cortado los cobros por cambios de destinos, de los que antes se tenía denuncias. Se hizo cambios en la Dirección Nacional de Personal y en mi gestión no van a encontrar una sola denuncia por ese tema.

   He tomado acciones para transparentar, con ayuda de dos ministerios, los procesos de licitación para la adquisición del vestuario y alimentos para las dotaciones anuales al personal.

   Durante dos semanas el (inspector de la Policía) general Jhonny Coronel, visitó  todas las unidades policiales en el país para realizar talleres de sensibilización para  la  lucha contra la corrupción.

  Por ejemplo, se ha hecho seguimiento de las denuncias contra este  coronel (Víctor Hugo) Patzi, encargado del GACIP (Grupo de Apoyo Ciudadano a la Policía). Las denuncias dicen que no se sabe dónde fueron a parar las donaciones (que llegaban para personas necesitadas), se observó todo esto porque la  esposa de este coronel tiene un proceso por pornografía, son varios ejemplos, pero vienen de la gestión 2015.

Incluso sugerí la instalación de cámaras de vigilancia en todas las unidades policiales que tienen contacto con la población, hasta en el Comando, para verificar cómo cumplen los policías sus funciones.

    El problema en la Policía es una falta de control y supervisión en todas las instancias por medio de las inspectorías y ese era el trabajo que estaba realizando hasta mi cambio. Por eso ordené la sistematización (digitalización) de la formación de los policías, para conocer de forma inmediata cuáles son sus méritos o si tienen denuncias, cuáles son los destinos que han cumplido para  evitar que ciertos policías  se queden en un solo lugar por algún tipo de interés. Ordené concluir y actualizar el manual de funciones de la Dirección de Personal.

¿Dirigentes a nombre del “Proceso de Cambio” o autoridades de Gobierno  le pidieron que realice cambios de destino de algún policía?

Han habido personas que se han presentado para tratar de hacer los cambios de destino,  pero se les ha explicado que se debía cumplir un procedimiento y todos los cambios de   las autoridades superiores de la Policía están dadas por la Orden General de Destinos y se valora la hoja de vida de cada persona, los antecedentes profesionales. No se atendió esos pedidos en la gran mayoría de los casos, porque en mi gestión no se ha permitido que personas ajenas a la institución estén manipulando los cambios de destino.

¿Recibió amenazas?

Sí, después de hacer algunos cambios y demostrar que era una gestión transparente, como consta a muchos directores nacionales, comandantes departamentales y al personal del Comando General, ellos han podido advertir que hemos afectado algunos intereses.

Me amenazaron, decían que sabían donde vivía, que conocían sobre mis actividades.

 Afectamos varios intereses, pero no me  atemorizaron y continué con esa línea transparente.

¿Qué hizo su  familia cuando les informó de su reemplazo?

Todos quedaron sorprendidos igual que yo. Pero me dieron  todo  su apoyo. Esperaban que concluya mis 35 años de  carrera de la mejor manera.

Comprendí que en realidad ingresé por la puerta y me voy por la puerta grande, sin una mancha.

Recibí varias  llamadas de apoyo de muchas personas que me conocen y hasta ahora me siguen dando su respaldo.

   ¿Se habla de que para  ascender en la Policía y  llegar a su cargo se debe pagar, usted pagó?

Yo no pagué para llegar a donde el Presidente me designó, llegué al   cargo por mis propios méritos institucionales, eso no le gustó a mucha gente, menos cuando no cumplí con sus pedidos de cambios de destino.

  Personas que nunca han logrado calificar por sus méritos hablaban de mi  cambio,  de ahí cada uno puede tener su  conclusión.

Hay grupos que hace tres semanas hicieron circular y anunciaron que en dos semanas pasaría lo de mi relevo,  como estaba haciendo un control transparente no tenía temor, pero cumplieron. Me da algo de tranquilidad, porque ahora sé dónde tienen sus intereses.  

  Luego pasaron cosas que me llamaron la atención. Personas aparecieron con pedidos extraños e hice lo que tenía que hacer, las denuncié y  eso lo saben las autoridades. La verdad no me sorprende que hasta ustedes saben del caso del que les hablo.

Fue edecán del presidente Evo Morales ¿cómo lo recuerda?

Como primero de mi tanda fui  designado edecán del Presidente en su primer año de gestión,  2006, 2007 y 2008.

 Vi su sencillez, vi la parte que quizá pocos conocen,  era muy sensible, trabajador, se levantaban temprano, desde las cuatro de la mañana ya iniciaba sus actividades, se preocupó por llegar a lugares donde antes no había llegado ningún otro  presidente. Vi cómo la gente le respondió, el cariño de los más humildes que salían de sus casas para alcanzar al Presidente  lo poco que tenían, huevitos, papa,  pan, compartir de su propia comida.

Recibió el cariño de muchas personas necesitadas a las que llegó con obras, con proyectos. Tengo buenos recuerdo de ese tiempo.

¿Cambió el Presidente?

Las actividades son diferentes ahora, la sociedad es dinámica, todas las personas  cambian, pero creo que cada uno debe mantener los principios y valores que uno tiene. Si uno tiene un cargo público debe esforzarse por servir a la sociedad y escuchar sus necesidades.

¿Qué mensaje les deja a los policías ahora que deja el uniforme?

Como excomandante de la Policía Boliviana, quiero que todos los integrantes de la Policía puedan cumplir con ese rol que les ha dado la Constitución, de defender a la sociedad sobre todas las cosas, aunque nos cueste la vida.

      Defender la sociedad, con la práctica de los valores éticos y morales, servir con vocación, no ser verdugo de la sociedad, sin aprovecharse de su grado o del uniforme.

  Les pido a mis camaradas que sigan trabajando.

Hoja de vida

  • Inicios  General  Rómulo Luis Delgado Rivas, 6 de julio de 1964, La Paz. Promoción 1987  Anapol. 
  •  Estudios   Diplomado en alta gerencia policial, entre otros estudios. Abogado, exdocente de la Unipol, 12 años.
  •  Carrera  Comandante de la Policía del 24 de diciembre de 2018  al 9 de abril de este año.
286
27

Otras Noticias