Exigen despolitizar la Policía y proponen 16 puntos para frenar la corrupción a su interior

Se publicó una carta dirigida al ministro de Gobierno, Carlos Romero, y al comandante de la Policía, Vladimir Calderón, en la cuenta de Facebook de la UTOP La Paz.
domingo, 14 de abril de 2019 · 11:59

Página Siete Digital / La Paz

La mañana de hoy se publicó una carta dirigida al ministro de Gobierno, Carlos Romero, y al comandante de la Policía, Vladimir Calderón, donde se solicita que se tomen medidas urgentes para frenar la corrupción al interior de la institución verde olivo. La misiva, que fue publicada en la cuenta de Facebook de la UTOP La Paz, propone 16 puntos para resolver la situación entre estos despolitizar la Policía “Suben a un cargo por pura política sin cumplir requisitos” señala.

Entre otros propone crear un Defensor Policial que verifique y canalice todas las denuncias de los uniformados; retirar definitivamente a los efectivos que tengan denuncias comprobadas; nivelar los sueldos con los de las Fuerzas Armadas y crear hospitales policiales de tercer nivel.

Señala también que es necesario crear el Consejo de Control Social de Movimiento de Personal, para frenar la corrupción en el cambio de destinos; eliminar la Ley 101 de Régimen Disciplinario de la Policía Boliviana y creación una nueva norma en consenso; investigar bienes y fortunas en especial de los que tienen altos rangos.

Además, exige cursos gratuitos de actualización y adecuación de la formación académica para el personal y entre otros plantea someter a la prueba del polígrafo a los postulantes a altos cargos, y que cada tres meses se evalúe a las principales autoridades policiales con la misma prueba.

A continuación, lea la carta pública completa.

CARTA PUBLICA AL SR MINISTRO DE GOBIERNO Y SR COMANDANTE DE LA POLICÍA
Frente a tantos casos de corrupción e in conductas que se han presentado en estos últimos meses por algunos malos elementos que hacen quedar mal a toda la institución policial, pedimos de frente a la comunidad se tomen medidas urgentes para que nuestra Policía boliviana no se siga hundiendo.
Las autoridades de gobierno y nuestros superiores deben tomar en cuenta que en encuestas y estudios que se hicieron en el pasado, el 96% de los policías queríamos un verdadero cambio y no hubo la decisión política para hacerlo, ahora por estos casos y las in conductas la aceptación del ciudadano hacia la policía es de menos del 45% y sigue bajando.
La clase subalterna con la máxima consideración y respeto exigimos:
1. La inmediata despolitización de la Policía boliviana que continua desde los gobiernos neoliberales con los comandantes generales, departamentales, etc. etc. que suben a un cargo por pura política sin cumplir requisitos o sin tener las condiciones solo para robar y repartir, estos generales, jefes y comandantes siempre han sido los peores, los más corruptos y abusivos con la clase subalterna y son los que manchan a toda la institución.  
2. La creación del defensor policial que no tiene nada que ver con el defensor del pueblo, solamente coordina y se ocupara de verificar y canalizar todas las denuncias por violación de los derechos de los camaradas por falta de equipo policial, alimentación, sueldos, víveres, viviendas y abusos a los derechos por parte del superior hacia el personal subalterno.
3. Retiro definitivo de la institución de los malos elementos que tengan denuncias comprobadas de corrupción o tengan detención en las cárceles del país.  Existen varios casos en la ciudad de Santa Cruz, se trata de malos elementos que siguen trabajando con uniforme como si no pasara nada, en especial en el grado de oficiales, siendo los más abusivos con la base policial.
4. Nivelación de sueldos con las FF.AA. y la dotación o créditos para viviendas sociales en los nueve departamentos del país para los suboficiales sargentos, cabos y policías.
5. Creación de Hospitales policiales de tercer nivel para toda la familia policial con dotación de medicamentos y atención de emergencias que tenemos por los servicios policiales, porque después de salir heridos o tullidos somos abandonados por el Estado.
6. Creación del Consejo de Control Social de Movimiento de Personal, a nivel departamental en los comandos y nacional en la dirección Nacional de Personal con participación de 3 miembros elegidos de la clase subalterna y 2 representantes de instituciones que participan en transparencia y derechos humanos, para que no se ponga a la venta los cambios de destinos, chantajes de cambios para pagar dinero, pagos de cupos a los comandantes, etc. Todos los cambios deben ser revisados por el Consejo de Control Social del Movimiento de Personal, para que los delincuentes de siempre no sigan haciendo de las suyas y sean retirados con sello rojo.
7. Eliminación de la Ley 101 y creación de nueva ley de disciplina, con el consenso y participación de la clase subalterna, para que las sanciones sean más duras a la clase superior de jefes y oficiales, a más grado más responsabilidad y más fuerte las sanciones.,
8. Se debe realizar una profilaxis o limpieza institucional, porque los malos elementos son el lastre que se arrastra todos los días y todos los años. Se debe hacer una investigación de bienes y fortunas de acuerdo a los destinos que tengan los camaradas, especialmente a la clase superior de jefes que debe alcanzar hasta sus parientes. La clase subalterna que es honesta vive humildemente con su sueldo, mientras los malos elementos siguen juntando fortunas, vehículos y viviendas, por eso la sociedad piensa que todos somos iguales por culpa de esos malos policías. 
9. Se debe privilegiar a los camaradas dignos que tienen vocación de servicio, que respetan y cuidan su carrera y la imagen policial. Debe primar la meritocracia para todos los cargos y grados con exámenes para optar a cargos de responsabilidad y manejo de recursos, no deben existir las influencias políticas o de terceros, para que no pase lo de siempre con los jefes y los comandantes que buscan a su gente que les sirve de recaudadores.
10. Que los suboficiales de plana mayor sean elegidos democráticamente por la clase subalterna de una terna de suboficiales. Destacados e identificados con la base policial, para que no sean designados solo los sub oficiales llunkus de los comandantes que los colocan para que tapen sus abusos y corrupción
11. Cada tres meses los comandantes departamentales, comandante de la rural y fronteriza, la caminera, dirección de tránsito, etc. como los encargados de economato y personal que administra nuestros recursos sean puestos obligatoriamente a una prueba del polígrafo para permanecer en el cargo, los que no pasen y tengan indicios de corrupción sean apartados para garantizar la transparencia.
12. Los postulantes a comandantes generales deben pasar una prueba de polígrafo antes de ser aceptados para su ascenso. Los que presenten indicios de narcotráfico, corrupción, etc. deben ser apartados.
13. Las reformas al salario de los camaradas, y las que se vienen mencionando y que nunca se concretaron por falta de voluntad política, deben ser integrales, y empezar desde el reclutamiento y selección de los mejores aspirantes a policías que demuestren compromiso para cumplir dignamente la profesión policial.
14. Identificar, sacar y destituir a los que solo buscan satisfacer sus intereses particulares, gracias a los favores que reciben de algunos politiqueros de turno.
15. Actualización y adecuación de la formación académica del camarada subalterno con becas, cursos gratuitos, ingreso a los cursos superiores de la UNIPOL, capacitaciones y dotación de material en exámenes de ascenso, porque te preguntan en exámenes lo que nunca te enseñan. Dotación del arma de reglamento para toda la clase subalterna para rendir exámenes y para el servicio policial.
16. Medidas urgentes para la crisis policial que está en permanente aumento, y a la cual los Comandantes Generales no le han dado las respuestas eficaces en cuanto a las medidas que deben realizarse contra la corrupción y abusos, ya sea en forma coyuntural o estructural y debido a los relevos sucesivos de comandantes, porque son denunciados o encontrados en hechos de corrupción.
Nuestra institución está enferma porque la sociedad y el Estado están enfermos y debemos curarlos inmediatamente. La sociedad exige una institución confiable, con principios y valores que garanticen y respeten sus derechos y hagan cumplir las leyes como dice nuestra misión constitucional. La sociedad debe ser justa con la policía boliviana, condenando y reprochando las malas acciones y reconociendo las buenas acciones que realizan los policías de honor en el cumplimento de su deber. No se puede medir con la misma vara a todos sus integrantes.
NOTA. - Esta es la única página de UTOP LA PAZ que protege y reclama por la clase subalterna, no tenemos otras páginas con el mismo nombre. Si hay otra que copia nuestras publicaciones y opiniones y quiere ser igual, esta no es administrada por camaradas de base, con seguridad esta debe ser administrada por elementos de inteligencia o por clave 1. 
LEALTAD O MUERTE, SI NO HAY LEALTAD, MUERTE PUES CARAJO...!!!

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

82
10