Envían a la cárcel a alcaide de Sica Sica por la fuga de reos

Genaro Blanco Quispe presentó dos informes contradictorios, con los que trató de justificar la salida de los privados de libertad.
lunes, 15 de abril de 2019 · 00:00

Página Siete / La Paz

 La jueza tercera anticorrupción, Claudia Castro, determinó ayer la detención preventiva del alcaide de la carceleta de Sica Sica, Genaro Blanco Quispe,  en el penal de Patacamaya, imputado por favorecimiento a la evasión e incumplimiento de deberes.

“Se dispuso la detención del señor Blanco, según el pedido del Ministerio Público”, informó Castro al término de la audiencia.

 La jueza detalló que en la  audiencia cautelar el alcaide no emitió ningún argumento en su defensa. Sin embargo, el abogado de Blanco presentó dos informes que el alcaide emitió luego de su aprehensión, en el primero se afirma que  los internos fueron sacados de la carceleta para traer agua de un río cercano y al parecer ahí se produjo la fuga de los cinco varones y una mujer.

“Existía otro informe que señala que durante la noche los internos saltaron los muros, entonces existía una contradicción entre ambos informes, lo que motivó al Ministerio Público seguir con la investigación”, aseveró la jueza.

La fuga de los internos fue descubierta el jueves mientras los funcionarios del Ministerio de Justicia realizaban el censo carcelario en esa carceleta.

    “El día de ayer (jueves) personal de la  División Corrupción Pública se presentó en el penal de Sica Sica (en La Paz) para constatar la denuncia por la evasión de seis internos, cinco varones y una mujer”, informó el director nacional de la fuerza anticrimen, William Cordero.

Cordero  aseguró  que  en un principio Blanco trató de esconder  esta irregularidad y presentó una lista con 41 internos, pero según la verificación de datos en Régimen Penitenciario y el Órgano Judicial se verificó que en ese recinto debía haber 47 internos, según el reporte policial.

El momento de su aprehensión también había aseverado que los internos salieron de la carceleta  con un permiso que él concedió.

“Resulta que en fecha 6 de abril, seis de los reclusos salieron (de la carceleta) con permiso del alcaide. Aprovechando eso, se dieron a la fuga y no retornaron al penal de Sica Sica”, explicó Cordero.

Con la detención  del alcaide de la carceleta de Sica Sica suman dos  los casos en que se verificó  que personal civil emitía permisos a  reclusos sin orden judicial, ni reporte a Régimen Penitenciari. En el primer caso, descubierto la pasada semana, se reveló que el alcaide de Inquisivi, Emilio Amato,  permitía la salida de reos con sentencia.

 Por estas irregularidades, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, emitió una resolución para que la Policía retome el control en las 19 carceletas que se tienen en diferentes provincias del país, en las que “voluntarios” nombrados por las comunidades distorsionaron el  trabajo que debían cumplir y se dedicaron a “explotar laboralmente a los internos”.

  El director de  Régimen Penitenciario, Saúl Villegas, informó que de los 27 reclusos de  la carceleta de Inquisivi, 24 tenían sentencia, la mayoría por narcotráfico. Por este hecho se anunció que la investigación sería integral y se ampliaría en el ámbito judicial, pues los internos fueron remitidos a esa carceleta por orden de un juez.

Explicó que en varias de las comunidades donde se construyeron  las  carceletas, autoridades regionales se opusieron a la presencia de personal policial y designaron a un representante para que se haga cargo de la administración del recinto, con el fin de mejorar el trato a los internos.