Tras denuncia del MAS, Mesa dice que transacción fue legal

“Estoy indignado”, manifestó el postulante de CC, quien explicó que el dinero fue por la venta de un departamento, que se concretó cuando no era presidente.
miércoles, 01 de mayo de 2019 · 02:00

Beatriz Layme  / La Paz

 “Estoy indignado por una acusación que carece de fundamento, referida a una transacción de venta de un departamento absolutamente legal y transparente, donde no hay posibilidad de otra interpretación”. Así respondió Carlos Mesa,  candidato a la presidencia de Comunidad Ciudadana (CC),  a la denuncia de Susana Rivero,  diputada del MAS.

   Al mediodía de ayer,  Rivero  denunció que el excoronel Gonzalo Medina, vinculado al caso narcovínculos, depositó -el 16 de junio de  2009-   30.000  dólares en la cuenta del expresidente.   Como prueba, la legisladora  presentó una copia del depósito en al Banco Mercantil  y el formulario de Información Confidencial sobre Operaciones Bancarias que presentó Medina.

Éste fue suspendido  de la dirección de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen por un presunto nexo con Pedro Montenegro Paz, acusado por narcotráfico y de quien Brasil busca su extradición. Luego, Medina Sánchez fue dado de baja.  

En el documento que presentó Rivero, presuntamente suscrito por Medina Sánchez, se lee que el objeto de la transacción es por “venta de ganado”.  Esa aclaración -según se observa- tiene un tipo de letra diferente de la que se vislumbra en el encabezado del formulario.

 La legisladora también presentó una certificación de datos del Servicio General de Identificación Personal,  que contiene todos los datos de Medina Sánchez,  que figuran en la boleta de depósito bancario.    

“¿Qué hacía Gonzalo Felipe Medina Sánchez, hoy investigado por narcotráfico, depositando a una de las cuentas de Carlos Mesa en el Banco Mercantil, 30.000  dólares? Es un escandaloso caso de corrupción, de narcotráfico, de narcovínculos. Queremos saber qué relación tenía Medina con Mesa”, dijo la oficialista, quien explicó que el dato saltó en el “rastreo” financiero y patrimonial que realizó la comisión legislativa que investigó el caso Lava Jato-Odebrecht, instancia que  presidía.

 Ante la acusación de Rivero, desde Santa Cruz, Mesa afirmó que la denuncia  se suma a las “acusaciones insólitas” que desplegó el Gobierno con los casos misiles chinos, Quiborax, Camargo Correa (caso Lava Jato) y  recientemente por el caso de presunta inmunidad a norteamericanos.

La presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, acusó a Mesa de  firmar en 2003 un convenio con Estados Unidos para dar inmunidad a sus funcionarios y militares que estaban en Bolivia. Ese convenio de inmunidad nunca entró en vigencia, pues no fue aprobado por el Legislativo. 

  “Estoy indignado”, expresó Mesa, quien afirmó que la transacción  de 30.000  dólares fue por la venta de un departamento que se concretó hace 10 años, cuando no era presidente de Bolivia.

      Con ese antecedente, Mesa anunció que hoy dará una explicación detallada. “No tengo los papeles a la mano, estoy en Santa Cruz, pero para demostrar  y rebatir una vez más el intento infructuoso del Gobierno de hacer calumnias con relación a casos que dan lugar a equívocos como estamos viviendo ahora”, dijo.

Beto Astorga, de la plataforma Otra Izquierda es Posible, afirmó que no sorprende las denuncias, porque “el MAS busca a toda costa desprestigiar a todo el que se ponga en frente. Saben que Carlos Mesa tiene el apoyo de la ciudadanía y a eso le tiene miedo el masismo”, dijo.  
 

Punto de vista 
Jorge DulOn  Analista político

 “Es una estrategia de campaña del MAS”

Es una estrategia de campaña del MAS, una guerra sucia que se ha identificado. No es la primera acción,  en términos de guerra sucia, pero al mismo tiempo es bastante contradictoria. 

El hecho de que haya esta denuncia,  que presuntamente establecería un depósito del excoronel (Gonzalo) Medina a cuenta de Carlos Mesa, queriendo de alguna manera  vincular al detenido excoronel Medina,  quien está vinculado con el narcotráfico, con  el candidato a la presidencia de la oposición es contradictorio porque en realidad quienes están  y deben estar en el ojo de la tormenta son los miembros del Movimiento Al Socialismo (MAS). 

Hay varios análisis desde el exterior que establecen que el país estaría siendo identificado como narco-Estado. Entonces donde hay mayor responsabilidad no es  en la oposición, sino más bien  en las instituciones del Estado central.

Específicamente se habla de que puede haber más responsabilidades con el Ministerio de Gobierno y sus autoridades y  otros jefes policiales. Entonces,  aparte de ser una campaña de guerra sucia,  es una estrategia desde el Gobierno. 

Es una guerra sistemática de presuntas acusaciones en el marco de esta guerra sucia. Recordemos que Mesa fue acusado presuntamente por tener relaciones con el tema Lava Jato.

Si uno hace el ejercicio de ver las acusaciones  y se preocupa un poco más de probarlas, uno rápidamente se dará cuenta que  estas acusaciones no tienen sustento y por lo tanto  corroborarán  que son  parte de una campaña de guerra sucia.

Creo que le perjudicará  al MAS, porque la gente ya no quiere que exista politiquería en el país y a la gente le hace mucho daño el hecho de saber que los políticos están peleando, que están utilizando viejas prácticas políticas de guerra sucia para poder deslegitimar al adversario. La gente quiere propuestas. Entonces, no hay que sorprenderse si puede haber nuevas denuncias. 

La respuesta inmediata que hizo Carlos Mesa a la denuncia es normal, porque en realidad uno espera en los términos de ética política de una confrontación sana de parte de una campaña, que no haya ese tipo de acciones que  rayan y pasan el margen de las buenas prácticas. 

Por supuesto que el candidato de la oposición se  sentirá atacado, además el entorno familiar, que se  verá  afectado por mentiras.

 

 

 

295
70

Otras Noticias