Aprehenden a un piloto boliviano por tráfico de droga

La operación fue realizada en una pista clandestina ubicada en Hugua Guazú.
lunes, 20 de mayo de 2019 · 00:00

Página Siete  /  La  Paz

Luis Darío Candia Zelada, piloto boliviano, fue aprehendido junto a otros cuatro civiles y otros seis efectivos policiales que transportaban 302 kilogramos de cocaína boliviana  a Paraguay  para su  distribución en Brasil.

Según la Secretaría Nacional Antidroga (SENAD), la organización utilizaba medios aéreos. 

“La investigación desarrollada por Inteligencia de la SENAD inició en marzo pasado, y permitió la identificación de una organización que se dedicaba al tráfico de cocaína. El grupo criminal adquiría cocaína de Bolivia y luego remesaba a Brasil; el tráfico se realizaba vía aérea”, indica la página de la SENAD.

El allanamiento del grupo operativo tuvo lugar en una pista clandestina ubicada en un establecimiento rural de Hugua Guazú, distrito de la ciudad de General Elizardo Aquino, departamento de San Pedro y la operación fue acompañada   por la fiscal Lorena Ledesma.

La supuesta organización criminal, al percatarse de la presencia de los efectivos y la fiscalía, realizó disparos, lo que desembocó en un enfrentamiento; sin embargo, el personal de la SENAD logró disuadirlos.

En total fueron detenidas 12 personas, entre ellas siete  integrantes de la Policía Nacional y cinco civiles.

De este último grupo se encuentra Luis Darío Candia Zelada,  piloto de nacionalidad boliviana.

El operativo, denominado “Operación Espada”, se realizó la mañana del 17 de mayo  con el objetivo de desarticular una estructura criminal asentada en San Pedro, que utilizaba medios aéreos para el ingreso de cargamentos de cocaína desde Bolivia a Paraguay y su posterior distribución a ciudades brasileñas.

En el lugar se decomisó  una avioneta, vehículos y un cargamento de drogas. Los agentes procedieron al análisis primario y pesaje, obteniendo resultado positivo a 302 kilogramos de cocaína. 

Las evidencias con los detenidos serán trasladadas hasta la base de la SENAD, en Asunción.

Los efectivos de la Policía Nacional fueron puestos ante un fiscal para su respectiva declaración informativa, luego serán imputados por el delito de tráfico de sustancias controladas.

18