Fiscalía indagaba a colombiano, jefe de Montenegro, desde 2014

Ese año el fiscal Basilio Villca pidió informes del extranjero y de otras 16 personas. Interpol respondió entonces que Villarreal no tenía antecedentes en Bolivia.
martes, 21 de mayo de 2019 · 01:20

Carlos Quisbert  / La Paz

El colombiano Enrique Villarreal Quintero, el supuesto jefe del narco Pedro Montenegro Paz, era investigado y buscado por la Fiscalía desde 2014, junto a otras 16 personas, por legitimación de ganancias ilícitas; sin embargo, un documento señala que el extranjero y su esposa tenían su domicilio en La Paz.

“Señor director departamental de la Interpol (...) disponga emitir un informe / certifique, toda la información referente a los siguientes ciudadanos...”, señala la primera parte del requerimiento firmado por el fiscal Basilio Villca, en  2014, en el que pide los antecedentes de 17 personas, entre ellas del colombiano Villarreal, a quien cita con  el número de documento de identidad de su país.

En respuesta a la solicitud de Villca, el 30 de septiembre de 2014  el entonces director de Interpol, Wálter Villamor, indica que  no se encontraron antecedentes penales de Villarreal ni de otras 15 personas. En esa nómina tampoco figura   Montenegro, sólo el de sus padres: Crisólogo Montenegro Gutiérrez y Olfa Verónica Paz de Montenegro.


 En el caso Nº 553/14, por el cual se pidió los antecedentes de Villarreal y los padres de Montenegro,   los principales imputados eran Antonio Costas Mercado y el colombiano  Freddy Ovidio Marín Montoya.

Este medio llamó al fiscal Villca, quien   dijo inicialmente que no recordaba el caso y  luego  que no podía dar información por teléfono.

Los datos difundidos por el  director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), Maximiliano Dávila, señalan a  Villarreal como el jefe de Montenegro   a cargo del lavado del dinero ilícito por medio de empresas “fachada” de  venta y reparación de vehículos.

     Según Dávila, el colombiano  y su esposa Nelly Patricia Granizo Muñoz, de nacionalidad ecuatoriana,  escaparon de Bolivia luego de que se revelaran   las primeras imágenes que comprometían a Montenegro con policías.

Los reportes de Inteligencia señalan que  la pareja está en Guayaquil. De allí, la Policía Boliviana, con ayuda de  su par en Ecuador, espera lograr su captura.

Villarreal y Granizo figuran como propietarios de una empresa  de exportación de madera semielaborada, muebles e importación de maquinaria, de acuerdo con un testimonio de conformación de la firma. El documento también señala que la esposa del colombiano tiene su domicilio en la zona de Achumani, en La Paz, aunque la empresa funcionaba  en Santa Cruz.

El testimonio evidencia que en 2018 la empresa de Granizo y Villarreal recibió una autorización de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) para operar en Bolivia, permiso que venció en abril de este año, reportó El Deber.

El caso de vínculos entre Montenegro y jefes policiales de Santa Cruz estalló el  17 de abril, luego de que se revelaran fotografías y audios en los que se involucraban al excoronel Gonzalo Medina y al excapitán Fernando Moreira.

Ambos expolicías fueron dados de baja de la institución del orden y ahora están detenidos preventivamente en la cárcel de San Pedro, mientras que Montenegro se entregó hace más de una semana y está preso en Palmasola por dos causas abiertas.

Brasil requirió la captura del narco boliviano desde 2014, pero en los últimos días no se pronunció al respecto. En Bolivia, Montenegro es procesado por falsedad material e ideológica, al haberse cambiado de identidad; y por legitimación de ganancias ilícitas. El caso por tráfico de sustancias controladas aún no tiene imputación.

Vocal Vargas intenta dar su declaración por narcopolicías

El vocal del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de Santa Cruz  Darwin Vargas  se presentó ayer de forma voluntaria ante la Fiscalía para defenderse de la acusación en su contra por supuestos vínculos con el acusado por narcotráfico, Pedro Montenegro, y anunció que esperará que le señalen fecha y hora para su declaración.

“Pretendía que me tomen la declaración hoy día (ayer) pero entiendo que es porque tienen otras ocupaciones (...), es una presentación espontánea y decidí hacerla hoy por lo mediático del caso. Voy a regresar las veces que sea convocado”, afirmó.

Vargas prefirió no referirse a su supuesto vínculo con Montenegro y dijo que explicará esa situación luego de brindar su declaración ante el Ministerio Público.

El fiscal de materia Gerardo Balderas explicó que “la comisión de fiscales  señalará fecha y hora” para la audiencia de declaración del vocal.

Por su parte, el representante distrital del Consejo de la Magistratura de Santa Cruz, José Antonio Baldelomar, dijo que se analiza los antecedentes y documentación presentada por los investigadores para determinar si corresponde que el vocal sea cesado de sus funciones.

 Vargas y su esposa, la magistrada suplente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) Lizeth Choquerive, reconocieron haber tenido una amistad con Montenegro y con su esposa, sin embargo, negaron saber los antecedentes que ambos tienen. 

 Choquerive grabó un spot para las elecciones judiciales en la mansión de Montenegro. Ella también forma parte de las funcionarios investigados.

 

 Pary: Brasil expresó “interés de continuar” con  la extradición

Erbol / La Paz

 El canciller Diego Pary aclaró este domingo que no existe una solicitud oficial de Brasil para la extradición del narcotraficante Pedro Montenegro Paz, implicado en tráfico internacional de drogas y quien se encuentra con detención preventiva en el penal de Palmasola. 

Pary precisó que el gobierno del presidente Jair  Bolsonaro sólo expresó “el  interés” de continuar el proceso de extradición.

“No tenemos la solicitud de extradición todavía de Brasil. El día 15 de mayo, lo que nosotros hemos recibido en Cancillería, y también estamos ya procesando para transmitirlo al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), es una nota de Brasil en la cual expresa su interés de continuar con el proceso de extradición (de Montenegro)”, afirmó Pary.

El Canciller recordó que Bolivia recibió en 2015 de Brasil una solicitud de detención preventiva con fines de extradición y no una solicitud de extradición que, según Pary, son procesos diferentes. Sostuvo que para que el vecino país pida oficialmente la extradición del narcotraficante  debe mandar una solicitud de extradición y adjuntar la información jurídica que respalde el pedido.

Pary dijo que en los próximos días cumplirán el procedimiento y enviarán al Tribunal Supremo de Justicia el pedido del Gobierno de Brasil. Adelantó que este tema se trabajará en el marco del acuerdo de extradición que Bolivia tiene con el vecino país. Además, dejó en manos del TSJ la respuesta a la nota de la administración de Bolsonaro.

El narco Montenegro es buscado por la justicia brasileña desde 2014 por narcotráfico y, por ese ilícito pesaba sobre él una orden de captura internacional. Actualmente, guarda detención preventiva en la cárcel de Palmasola, en Santa Cruz.

Su captura y encarcelamiento se dio luego de que se  descubriera sus vínculos con exjefes policiales y varias autoridades judiciales que ahora  son investigadas por la Fiscalía.

 

4
62

Otras Noticias