Encarcelan a funcionario por agresión

sábado, 04 de mayo de 2019 · 00:23

Página Siete / La Paz

Luis Carlos A. A., funcionario de la Gobernación de Beni, fue enviado con detención preventiva a la cárcel de Mocoví en Trinidad, luego de propinar una brutal golpiza a su pareja.

Según la denuncia del abogado de la víctima, Robin Mercado, el agresor intentó matar a la mujer a golpes y trató de  apuñalarla. 

 No obstante, la imputación en la Fiscalía contra el sujeto es por violencia intrafamiliar y no así por intento de feminicidio.

 “Pretendió asesinarla, primero con golpes de puño y patadas, luego le pisó el cuello y al ver que no pudo, fue y trajo un cuchillo para apuñalarla, situación que no pudo concretar por la oportuna intervención de una vecina y luego de otro vecino que llegaron al lugar”, indica la denuncia presentada ante la Fiscalía. 

El hecho sucedió en la madrugada del pasado 1 de mayo, en el barrio El Mangalito.

De acuerdo con el relato de los vecinos, la mujer que pedía  auxilio a gritos se encontraba bañada en sangre. “¡Me quiere matar!”, gritó por la ventana de la vivienda en cuyas paredes se ven las impresionantes manchas de sangre.

 Los testigos además contaron que la mujer rompió la ventana para escapar de su agresor, pero que él la tomó de los pies y a jalones quiso evitar que salga, mientras que una de las vecinas la agarraba de las manos tratando de ayudarla a salir. Fue en ese momento en que otro de los vecinos colaboró para liberar a la víctima y con un golpe logró que el hombre la soltara. 

Luego ambos llamaron a la Policía para denunciar el caso. La mujer agredida fue internada en el hospital Germán Busch. De acuerdo con el examen forense ella tiene 15 días de impedimento.

“Nosotros presentamos la denuncia ante el Ministerio Público por el delito de feminicidio (en grado de tentativa). Sin embargo, el Ministerio Público no tomó ni el más mínimo interés de por lo menos analizar la solicitud que hicimos, que es la tentativa de feminicidio y sólo imputó al acusado por el delito de violencia intrafamiliar o doméstica”, denunció el abogado de la víctima y solicitó a la Fiscalía modificar la fundamentación.

Del mismo modo convocó al Consejo de la Magistratura a verificar la responsabilidad de los administradores de justicia, ya que el único riesgo procesal observado fue que el agresor no demostró tener un domicilio y si subsana esto puede quedar en libertad.