Caso Neurona destapa desacuerdos internos en la campaña del MAS

Las publicaciones de César Hernández Paredes, director de Neurona, son para algunos “advertencias” a las autoridades del Ministerio de Comunicación que fueron parte de su entorno.
lunes, 06 de mayo de 2019 · 07:07

Liliana Carrillo V. / La Paz

Los “agradecimientos y saludos” a funcionarios y activistas que publicó hace unos días César Hernández Paredes, director de la empresa Neurona -cuyas millonarias adjudicaciones directas del Gobierno son auditadas- revelan no sólo las conexiones locales de este autodenominado “activista voluntario solidario”, sino también pugnas internas  del oficialismo. Ha pasado un mes desde que se entregaron los contratos para su auditoría y aún no hay resultados. Autoridades y exautoridades guardan silencio.

La noche del 1 de mayo, Hernández Paredes publicó en sus cuentas de redes sociales  fotografías de un grupo de 24 personas, todas con ponchos rojos, en un acto de la campaña masista de 2014. En los retratos posan junto al mexicano el  ministro de Comunicación, Manuel Canelas; la viceministra de Gestión Comunicacional, Leyla Medinaceli, y el secretario general de la Vicepresidencia, Héctor Ramírez, entre otros. 
 

“Agradecer a la compañera @LeylaMedinaceli y a Héctor Ramírez [El Toro] por las gestiones que hicieron posible nuestro regresó a este hermoso país para defender éste proceso de Cambio que llevamos en el corazón. Sin Leyla no hubiéramos podido llegar a Bolivia con financiamiento, y sin Héctor no hubiéramos podido estrenar el documental El Robo: Cuando las leyes se escribían en inglés, producción audiovisual de #NEURONA?? que de a poco se convierte en la punta de lanza de la estrategia de campaña de este octubre próximo”, escribe Hernández, entre más agradecimientos revolucionarios.

Leyla Medinaceli no era funcionaria del Ministerio de Comunicación en 2017 ni en 2018; entonces  la titular de esa cartera de Estado era Gisela López y fue durante su gestión cuando  Neurona recibió las adjudicaciones directas por campañas en redes sociales y audiovisuales. No obstante, la exministra no recibe ni una mención de  Hernández.  López no se pronunció y Medinaceli no respondió públicamente por las alusiones. 

“Hay pugna entre la gente de (Gisela) López y la de (Manuel) Canelas. Aunque todos trabajaron juntos  en un momento, después compitieron por dirigir la campaña”, dijo una fuente que  por evidentes razones  pidió mantener su nombre en reserva.

El  diputado opositor Wilson Santamaría  declaró a Los Tiempos:  “Pienso que esto es una ‘vendetta’ de la exministra  López, porque eran sus compadres estos de Neurona, para atacarse entre masistas, a la nueva gestión de  Canelas. ¿Por qué sacarse fotos y agradecer a los que continúan la nueva gestión? Es para desprestigiarlos”.

La noche de los ponchos rojos

En las fotos de los   ponchos, además de actuales funcionarios, posan varios activistas extranjeros, el estratega político Wálter Chávez y la conductora del programa Esta casa no es hotel, Susana Bejarano. Corría el año 2014 y  Neurona aún no se había creado. Cuatro años después la firma del “activista solidario” obtuvo contratos estatales por al menos 12,4 millones de bolivianos.

 “La reunión de los ponchos fue un acto social realizado en  2014, como resulta evidente por las fotografías... Una reunión de amigos a la que los  invitados trajeron los ponchos que se iban a llevar a sus países como recuerdos de nuestra cultura”, explicó Susana Bejarano sobre las fotos en las que  aparece. Y reafirmó: “No tengo nada que ver con César Hernández ni con la empresa Neurona”.  

La publicación de esas fotos con los agradecimientos de Hernández levantó   críticas de la oposición. “La célula Ponchos Rojos de la Comunicación Plurinacional (PRCP) exhibe sus hazañas dentro y fuera del país. ¡Y tienen el descaro de hablar de libertad de expresión e independencia profesional!”, escribió -por ejemplo- el exvicepresidente y candidato a la presidencia por Unidad Cívica Solidaridad (UCS), Víctor Hugo Cárdenas.

La investigación

¿Qué motivó a Hernández a desempolvar esas fotografías? Algunos ven una advertencia. “El director de Neurona manda un mensaje al ministro Canelas, a su viceministra Medinaceli y a su equipo: ¡Cómo! ¿Qué es eso de investigarnos si ustedes nos llamaron y fueron parte del mismo grupo? ¿Autoinvestigación?”, opinó en  el periodista Andrés Gómez.

El pasado 27 de marzo, después de que se publicaran las adjudicaciones directas que había obtenido Neurona en 2018, el ministro Canelas remitió ocho contratos estatales directos a la Controlaría. Aún se esperan los resultados de esa investigación.

 Para el senador Demócrata y candidato presidencial  Óscar Ortiz,  más allá de las internas, las publicaciones  de Hernández son una admisión de culpa. “Es una confesión clara del director de Neurona de sobreprecio y muestra cómo se le ha dado dinero en  exceso a fin de no sólo retribuir a quienes trabajaron en las campañas del MAS en 2014, sino a su vez utilizar recursos públicos bolivianos para financiar campañas de partidos afines al MAS en otros países”, sostuvo.  

 

La campaña masista, en la mira

En 2014, cuando César Hernández Paredes llegó a Bolivia, la campaña electoral del MAS tenía como asesor a Wálter Chávez. Pronto el mexicano logró posicionarse como estratega del Gobierno para campañas como la del mar. ¿Participa ahora en la campaña masista con miras a las elecciones?

   Si no es así, Hernández Paredes hace lo posible  para que así  parezca. En sus recientes publicaciones en Facebook aseguró que el documental El Robo, por el que el Gobierno  pagó 783 mil bolivianos a Neurona, es la “punta de lanza” de la campaña masista.

En 2013,  Hernández anunciaba la llegada de sus activistas.

“Sin Leyla (Medinacelli) no hubiéramos podido llegar a Bolivia con financiamiento, y sin Héctor (Ramírez) no hubiéramos podido estrenar el documental El Robo: Cuando las leyes se escribían en inglés, producción audiovisual de #NEURONA?? que de a poco se convierte en la punta de lanza de la estrategia de campaña de éste octubre próximo”, escribió Hernández en sus cuentas  de redes sociales.

En esas, precisamente, el mexicano publica constantemente enlaces a favor del MAS. En las últimas semanas reproduce todo lo relacionado a Adriana Salvatierra, actual presidenta del Senado.

 Paredes, según información oficial, dejó el país a principios de 2019. Los últimos meses, según él mismo publicó, trabajó con su equipo en la campaña política del izquierdista partido político Podemos, de Pablo Iglesias, para las elecciones de España.

 

 Neurona dice que capacitó a los  “guerreros digitales”

En 2014, César Hernández Paredes llegó de México presentándose como “activista” y director de la empresa Argos, que mantenía el  portal Revolución tres punto cero. Los miembros de esa plataforma dieron  cursos y capacitaciones en Bolivia, entre cuyos destinatarios estuvieron funcionarios públicos y “guerreros digitales”.

En el portal Revolución tres punto cero,  que se publicaba desde México, Hernández figuraba como director general. En esos créditos  aparecía como encargada  en Bolivia Natalia Antezana, actual jefa de comunicaciones de la Digetic (Dirección General de Tecnologías de la Información y Comunicación).

 Antezana -quien se presenta como activista boliviano-mexicana- trabajó con Hernández en la empresa Argos (que no es la megaproductora internacional). Ella llegó primero al país, donde administraba la página Bolivia tres punto cero, que dejó de existir después de las elecciones de 2014.

El equipo  de Hernández   que manejaba Revolución 3.0.
Foto: Revolución 3.0

Cuando Hernández Paredes llegó , Natalia Antezana ya participaba como voluntaria en la campaña del MAS. Fue ella, según versiones, el contacto del mexicano; pero no fue la única.

 Hernández se contactó con el grupo de lo que fue el desaparecido periódico el Desacuerdo, que reunía, entre otros, al actual ministro de Comunicaciones,  Manuel Canelas; a la conductora de televisión  Susana Bejarano -quien entrevistó al mexicano en 2014- y a la funcionaria de la Vicepresidencia Verónica Rocha, quien después trabajó en Neurona México.

En sus recientes publicaciones, el director de Neurona agradece a la actual viceministra Leyla Medinaceli, quien fue parte de su entorno cercano, a quien califica como  “la estratega comunicacional, fundadora de los guerreros digitales”. 

Y en otro post sostiene: “En este recorrido el 2014 fue central debido a la oportunidad y apoyo recibido por el Intachable compañero @Héctor Ramírez (El Toro), así como el 2017 por los desembolsos económicos gestionados por la actual Viceministra @Leyla Medinaceli en favor de #Neurona ??, que posteriormente nos han permitido contribuir a incursionar en otros procesos electorales de Iberoamérica”.

Y cierra con un anuncio: “En breve publicaremos las fotografías y videos de los cursos de capacitación que hicimos para los @GuerrerosDigitales impartidos gracias a Leyla Medinaceli”.
 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

41
344